Compartir
Publicidad

Turismo gastronómico: comer cabrito en Brihuega

Turismo gastronómico: comer cabrito en Brihuega
2 Comentarios
Publicidad

Además de la belleza de muchos de nuestros rincones, en España podemos presumir de tener una gastronomía absolutamente deliciosa y variada. En la Sierra Norte de Guadalajara existe una especialidad irresistible: el cabrito.

Y es irresistible gracias a la calidad de las razas y los pastos del monte bajo. Eso y, por supuesto, la forma de cocinarlo. Lo más típico es comer cabrito asado al horno, con variedad de salsas que suelen mezclar vinagre con hierbas aromáticas también de la zona.

Si vas por la zona, encontrarás pueblos como Cogolludo, Sigüenza, Palazuelos... todos ellos declarados Conjuntos Históricos, con lo que la visita gastronómica quedará completa con la cultural e histórica.

En mi caso, me decidí por Brihuega, otro de los pueblos de la zona y que tiene auténticas joyas para visitar como la muralla del siglo XII, la Iglesia Santa María de la Peña o las Cuevas Árabes.

En Brihuega podrás como decía degustar un estupendo cabrito al horno. Lo hacen riquísimo en La Princesa Elima, una hospedería con servicio de restaurante situado en el Paseo de la Fábrica, 15.

Con una decoración rústica, y un servicio eficaz, cercano y profesional, comer cabrito al horno aquí es imprescindible. Está espectacular, servido en fuente de barro, con una cama de patatas panaderas y una salsa en la que vas a querer, sí o sí, hacer "barquitos" de pan.¡Qué placer es el buen comer!

Más Información | Princesa Elima
En Diario del Viajero | Turismo gastronómico: las tortillas del Mont Saint-Michel
En Diario del Viajero | Turismo gastronómico: Comer takoyaki en Osaka

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio