Compartir
Publicidad

Viaje al centro de Mallorca: Sineu

Viaje al centro de Mallorca: Sineu
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Quien no visita el centro de la isla de Mallorca no sabe lo que se pierde. Cierto que las costas y la Sierra de Tramuntana se llevan la mayor parte de las visitas, pero la zona conocida como "El Pla" (el llano) también tiene su encanto. Sineu es un pueblo mallorquín con mucho encanto y atractivos que hacen recomendable su visita.

Porque Mallorca no solo huele a salitre, también huele a chimenea, a azahar, a cereal, a olivo y a jazmín. Los campos que peinan el centro de la isla se tiñen de colores diferentes a lo largo del año, mostrándonos estampas alejadas del bullicio playero. Hoy queremos asomarnos al pueblo de piedra de Sineu, abrazado por estos campos del Pla.

Probablemente si vas a Mallorca te recomienden el mercado de Sineu, y es que la localidad se conoce fundamentalmente por esta cita semanal. Este mercado que se remonta a la Edad Media es un foco turístico importante, de modo que, si vamos en verano, lo mejor es madrugar para poder aparcar bien y recorrerlo sin demasiado calor ni aglomeraciones.

El mercado de Sineu se celebra los miércoles, y junto a artesanía y productos agrícolas tenemos ganadería, gastronomía, ropa, calzado, plantas y flores... A los niños les encanta ver los animales que allí se exponen.

Os recomiendo llevar, bien de los puestecillos bien de alguna de las pequeñas tiendas que encontramos en la localidad, embutidos mallorquines, incluida la deliciosa sobrasada. También en los puestecillos del mercado o en las panaderías del pueblo podremos ver las ensaimadas, cocarrois, empanadas...

Si vamos a pasar el día en Sineu, tan vez no sea el miércoles la fecha más indicada. Otros días más tranquilos es posible recorrer el pueblo con calma y comer en alguno de sus restaurantes o cellers del centro o las afueras la gastronomía típica mallorquina, a buen precio y estilo casero: frito mallorquín, porcella (cochinillo), pescados, gató de almendra... o almorzar un pa amb oli.

En primavera es famosa Sa Fira, la feria más antigua de Mallorca, ya que se estableció por privilegio del rey Sancho en el año 1318; se celebra el primer domingo de mayo de cada año y es eminentemente agrícola, ganadera y artesanal.

Además en agosto podemos acudir a las fiestas Patronales, las "Festes de la Mare de Déu d'Agost", alrededor del 15 de agosto con juegos, fuegos artificiales, fiestas, verbenas...

Mercado de Sineu
Mercado de Sineu

Sineu, historia y arte

Existen vestigios prehistóricos que indican que el lugar ya estaba habitado, y así siguió en época romana y musulmana. El núcleo de población adquiere el título de Pueblo Real en el año 1300, y durante la Edad Media fue una Villa con residencia real (hoy casi desaparecida bajo un convento de monjas de clausura).

El edificio más relevante de Sineu es la iglesia parroquial de Santa María de Sineu, que ya existía en 1248 según una bula de Inocencio IV. El templo sufrió un incendio en el año 1505, hecho que provocó la construcción de un nuevo templo de estilo gótico como el anterior.

A fines del siglo XIX se realizaron una serie de obras de ampliación que aportaron el crucero, una gran cúpula estrellada de base octogonal y un nuevo cabecero.

Estos últimos años la iglesia ha estado cerrada debido a unas grandes obras de restauración, y finalmente podemos ver su interior desde 2007. El templo presenta una nave única con unas capillas laterales. También se han restaurado las campanas de la torre campanario, que tienen nombre propio: la mayor de ellas es Antònia, le sigue Bàrbara, Extremaunció, Combregar, Feris y Petita.

Iglesia de Sineu

Junto a la Iglesia Parroquial de Santa Maria de Sineu hay un pequeño museo que alberga una importante colección de cerámica medieval, y puede visitarse los días de mercado (se paga una pequeña entrada).

Delante de la iglesia tenemos "el León", el monumento a San Marcos, una escultura de cobre del año 1945, un león con alas, símbolo del evangelista San Marcos, que aguanta el escudo de Sineu con una de sus patas delanteras. Es muy probable que el rey Jaime II fuera el responsable de la devoción a San Marcos en la isla, porque el monarca ya había dedicado la Capilla Real del Castillo de Bellver al mismo santo.

Probablemente transmitió esta devoción a los agricultores de Sineu, que pedían al santo lluvias para la osecha en primavera. Así, San Marcos se convirtió en patrón del pueblo y su fiesta se celebra el 25 de abril.

En la Calle Sant Francesc, muy céntrico, se encuentra el Convento Jesús María, que fue fundado en el año 1667. En el siglo XVIII sufrió grandes reformas y se construyó el bonito claustro. El antiguo convento se estructura entorno a este claustro, de estilo barroco. La fachada principal del templo es de un barroco tardío casi neoclásico. Desde 1877 constituye la sede del Ayuntamiento.

Las monjas concepcionistas ocupan el Palacio de los Reyes de Mallorca, símbolo del antiguo esplendor de la villa: es un encargo del rey de Mallorca Jaime II, en el año 1309.

En la Calle del Hospital se encuentra el edificio del Oratori de Sant Josep (Oratorio de San José), fundado en el siglo XIII, con el Sant Crist de la Sang (1584), obra de Gaspar Gener, importante escultor mallorquin del siglo XVI.

El edificio de la estación del tren, de principios del siglo XX, alberga el Centro de Arte de Sineu, donde se celebran exposiciones de arte contemporáneo.

No podemos dejar de perdernos por las calles de Sineu buscando sus pozos antiguos, las cruces o las ramas de olivo adornando algunas fachadas, cellers antiguos y casas señoriales desgastadas por el tiempo. Los antiguos molinos de viento que se pueden ver en buena parte de la isla recuerdan la importancia que tiene el cultivo del cereal.

Yo he trabajado en Sineu, lo he recorrido con nieve y a pleno sol, he disfrutado de sus noches animadas y de su mercado, conozco muchos de sus restaurantes con un sabor especial y, siempre que voy a Mallorca, intento volver. Por algo será.

Más información | Ajuntament Sineu Fotos | benjami en Flickr y Eva Paris En Diario del viajero | Destinos de playa para ir con niños: Mallorca, Un paseo por Alcúdia, Mallorca, Excursión a Valldemossa, Mallorca

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos