Compartir
Publicidad

7 Buenas razones para viajar a Eslovenia

7 Buenas razones para viajar a Eslovenia
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Eslovenia es un país perteneciente a la Unión Europea que, a pesar de hacer frontera con Italia, Croacia, Hungria y Austria no está, sorprendentemente, entre los destinos más solicitados a la hora de hacer una escapada, quizá porque se independizó de Yugoslavia hacer relativamente poco, en 1991, y no se unió a la Unión Europea hasta el 2004.

Sin embargo, si te gusta el mar, la montaña, la buena comida, las actividades al aire libre o visitar monumentos, Eslovenia podría ser un destino perfecto para tus próximas vacaciones.

Las 7 razones por las que deberías visitar Eslovenia

  • Una de las razones por las que todos deberíamos visitar Eslovenia es porque se come bien y variado tanto en restaurantes gastronómicos, como en las panaderías de barrio o en los cafés.
  • También es un país con buenas infraestructuras, por lo que se puede recorrer sin problemas viajando en tren, en coche o en autobús. Alquilar un coche resulta fácil y no demasiado caro (121 euros/6 días). Si viajáis en pareja o sois más de tres, probablemente os salga más barato la opción de alquilar el coche que viajar en transporte público.
  • La Costa Adriática, aunque no demasiado grande, resulta muy agradable de recorrer pues aunque sus playas no son muy grandes, el agua está limpia y transparente, aunque un poco fría.
  • A quienes les guste la montaña, les encantará el país pues los Alpes Julianos llegan hasta Eslovenia, lo que traducido significa preciosos paisajes montañosos, senderismo, y la práctica del esquí. También un destino perfecto para quien le guste hacer fotos o sencillamente disfrutar del paisaje.
  • Eslovenia no es un país caro. No se puede decir que sea tan barato como Rumanía, pero se puede viajar sin tener que echar mano de la hucha.
  • Lo mejor de Eslovenia es que tiene lo mejor de Italia y lo mejor de Austria.
Mercy

A pesar de ser un estado pequeño, Eslovenia tiene una costa que va a dar al mar Adriático por el golfo de Trieste, por lo que la gente que vive en esta zona habla muy bien italiano. Ciertas ciudades como Piran recuerdan mucho a las ciudades italianas, con multitud de calles estrechas que van a dar al centro, y donde es fácil perderse.

Ljubljana 1

Pero también tiene ciudades de marcada influencia austriaca como la de Ljubljana que se reconoce fácilmente por su estilo arquitectónico que refleja a la perfección la época austrohúngara con sus fachadas coloreadas, sus esculturas y la profusión de sus decorados. Si te fijas, la mayoría de los edificios están pidiendo a gritos una manita de pintura, pero ese toque decadente forma también parte del encanto de esta ciudad.

Rampensau

En una colina cercana, dominando el centro de la ciudad, se eleva un castillo medieval. El castillo se construyó para defender el imperio de las invasiones y también de las revueltas campesinas. En la actualidad, han habilitado a su puerta un funicular que conecta este lugar, donde se celebrar todo tipo de eventos culturales, con el centro de la ciudad.

Piran es un precioso pueblo costero amurallado de estilo veneciano que ha sabido mantener su trazado medieval formado por estrechas callejuelas con casas que se levantan de forma escalonada sobre la pendiente, y cuyo nombre deriva de las antiguas piras que los lugareños encendían para guiar a los marineros.

Simonettadizanuttos 1

En una colina cercana se levanta la iglesia de San Jorge. Desde aquí se pueden disfrutar de unas vistas espectaculares que permiten incluso divisar la costa croata y la italiana. El pueblo también dispone de una placita llena de encanto a la que se asoman balcones de casas que datan del siglo XV, y donde se puede cenar en algunas de sus terrazas pescado, marisco o pasta tan buena como la italiana.

Vintgar Eslovenia Bled

Eslovenia cuenta con auténticos tesoros naturales como la Garganta de Vintgar o el famoso lago de Bled en Triglav (la montaña más alta de Eslovenia). Triglav traducido significa tres cabezas, tres picos visibles desde el valle de Bohinj. Una montaña que es todo un símbolo de la entidad eslovena. Tanto, que se encuentra representado de forma estilizada en su escudo y en la moneda de 50 céntimos de euros.

Dice la tradición, que todos los eslovenos deben subir al Triglav, por lo menos, una vez en su vida. La Garganta de Vintgar es un enorme barranco, al fondo del cual discurre un río de aguas claras, que se puede recorrer mediante pasarelas de madera que van a dar a una espectacular cascada

Ramonllanera

El lago de Bled es un lago glaciar de dos mil metros de largo, que se encuentra a una altitud de 475 metros sobre el nivel del mar. El lago se encuentra situado en un entorno pintoresco rodeado de montañas y bosques que se pueden recorrer a pie, en bicicleta o a caballo.

Transpassive

Este lago rodea una isla que consta de una iglesia, a la que se accede subiendo 99 peldaños, y a la que se llega en barca. Por su localización idílica, de cuentos de hadas, es una de las iglesias más solicitadas a la hora de celebrar bodas.

Así que ya sabéis, si queréis una boda discreta, diferente a todas las demás, en la que sólo os acompañen las personas que de verdad os quieren, ésta podría ser la 7 razón que andabáis buscando para poder visitar Eslovenia.

Más información | Turismo Eslovenia

En Diario del Viajero | Turismo activo en Eslovenia, Eslovenia: el precioso pueblo costero de Piran, Bled, el maravilloso pueblo del lago en Eslovenia

Fotos | JohanJaritz, Transpassive, RamonLlanera, Husond, Rampensau, Mercy, SimonettaDizanuttos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio