Compartir
Publicidad
Publicidad

Ámsterdam: excursión a la bella Zaanse Schans

Ámsterdam: excursión a la bella Zaanse Schans
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Si estáis de escapada por Ámsterdam, es recomiendo una excursión a la bella Zaanse Schans. Se trata de un pueblecito precioso situado a unos 10 kilómetros al noroeste de la capital de Holanda. Al estar tan cerca de Ámsterdam se puede visitar en una mañana, pero seguro que os merece la pena, ya que no tiene nada que ver con los atractivos que podemos encontrar en la gran ciudad.

Llegar a Zaanse Schans es muy sencillo. Desde la estación central de Ámsterdam debéis tomar un Stoptrein hacia Alkmaar y deteneros en la parada de Koog Zaandijk. Desde allí está todo muy bien indicado para llegar a Zaanse Schans a pie. No se tardan más de diez minutos y no hay pérdida posible. Nada más bajar del tren os encontraréis una agradable sorpresa, ya que lo primero que notas en el ambiente es un intenso aroma a chocolate que sale de una fábrica local.

En el pueblecito de Zaanse Schans han logrado recrear a la perfección el ambiente del típico pueblo holandés de los siglos XVII y XVIII. Se trata de una aldea de carácter rural en la que los molinos de viento junto al río son el principal atractivo del paisaje y un elemento muy fotogénico. La mayoría de los molinos de viento siguen funcionando y los utilizan para hacer mostaza, aceites, pigmentos o madera. Algunos de ellos se pueden visitar pagando una entrada.

En Zaanse Schans también hay habilitado un centro de visitantes, una quesería, una fábrica de zuecos, algún que otro museo, muchas tiendas de souvenirs y una taberna donde podéis degustar unos deliciosos crepes de chocolate. Todo aderezado con mucha tranquilidad y con unos paisajes muy hermosos. Lo dicho, si estáis por Ámsterdam, una excursión a la bella Zaanse Schans no os defraudará.

Imagen | Pau En Diario del viajero | Diez (más una) razones para viajar a Ámsterdam, Contrastes de Ámsterdam

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio