Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo era visitar un coffee shop en Amsterdam

Cómo era visitar un coffee shop en Amsterdam
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando hace un par de meses entraba por primera vez en un coffee shop en Ámsterdam no pensé que podría llegar a ser la última. Había estado en otras oportunidades en la ciudad, pero no había tenido la curiosidad de entrar en una de estas tiendas donde te puedes reunir con amigos a escuchar música, charlar, beber una copa o liarte un cigarrillo de marihuana con idéntica facilidad.

O podías…

A partir de ahora sólo los holandeses tendrán ese derecho y siempre que se “hagan socios” de un determinado coffee shop tal como lo hemos comentado en otros posts (Coffee shops sin turistas en Holanda o En 2012 los extranjeros no podrán consumir marihuana en los coffee shops) Pero en este viaje, algo me llevó a entrar a ver cómo era ésto. Y de allí que pueda hoy contarte cómo era visitar un coffe shop en Ámsterdam.

En principio hay que saber que en el llamado barrio rojo de Ámsterdam hay muchas tiendas de este tipo. Pequeñas, discretas, llamativas o enormes. De todo tipo y señaladas claramente como puedes ver en la foto del inicio.

Al entrar debes comprar en la barra o caja la bebida que vayas a consumir y el tipo de “hierba” quieres consumir. Para que puedas guiarte hay un “menú” con las variedades de marihuana disponibles. Cada una lleva un nombre “de fantasía” que a muchos les sonarán conocidos: Reina de nosequé, Dama de porallí, etc.

Pues eso, compras la cantidad que quieras consumir en el lugar, y también podrás conseguir allí el papel necesario para liar el/los cigarrillos. Una vez con todo lo necesario, pasas a un sector separado por un cristal donde se encuentran sillones y mesas donde departir con tus amigos y pasar el rato.

A decir verdad, mi grupo estaba más interesado en curiosear que en tener una experiencia personal, por lo que después de comprar un mínimo y varias bebidas, nos dedicamos a observar lo que pasaba a nuestro alrededor. Muy a nuestro pesar, no pasó nada que no pudiéramos ver en cualquier otro bar donde grupos de amigos, parejas de todas las edades y algún solitario, se sientan a leer, charlar, seguir un partido en la tele o echarse unas risas(tal vez un poco más estentóreas, eso sí) en compañía.

Actualización 05/03/2012 Por lo visto la norma entrará en vigencia el día 01 de mayo del 2012. Vía La Vanguardia

Foto | María Victoria Rodríguez
En Diario del Viajero | Cómo funcionan los molinos holandeses

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos