Compartir
Publicidad
Publicidad

Entrevista a estudiantes Erasmus: viajar y estudiar

Entrevista a estudiantes Erasmus: viajar y estudiar
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como hiciéramos en otra oportunidad anterior con nuestra entrevista a la Directora de Marketing para Europa de Kenia, hemos hablado directamente con dos estudiantes del Programa Erasmus, Leticia y Angéline.

El Erasmus, para quienes no estén muy al tanto de en qué consiste, es un programa de movilidad que permite a los universitarios de la Unión Europea y algunos otros países viajar a una universidad en el extranjero para cursar allí entre tres meses y un año. Normalmente, los alumnos que se acogen al programa reciben también una beca, lo cual les sirve de ayuda para pagar su estancia en el extranjero (y, cómo no, muchas veces para financiar algún que otro viajecito…).

En el caso de Leticia, mientras estaba realizando la Diplomatura de Turismo en Granada en 2008, recibió la beca Erasmus para irse durante un curso académico entero a Innsbruck (Austria). Angéline nos contó sobre su experiencia como estudiante extranjera en España, ya que ella es de Nancy (Francia) pero vino a hacer su tercer año de Historia en la Universidad de Granada. Así, podemos tener la visión de una española sobre otro lugar y la visión sobre España de alguien que viene de fuera.

Charla con Leticia…

* ¿Qué piensas del programa Erasmus en general, más allá de lo puramente académico?

Yo partía de la base de que iba a viajar y ver mundo, no lo hice pensando en lo académico. La verdad es que te dan muchas facilidades, porque tienes un coordinador en tu ciudad de destino y otro en tu universidad, que se encargan del “papeleo”. Y desde el punto de vista de los viajes, perfecto, porque se da a los estudiantes la oportunidad de conocer otra cultura, otro idioma, otros paisajes… Es una oportunidad única para poder hacer un viaje de un año entero.

* ¿Cuáles fueron los motivos que te llevaron a elegir Innsbruck como destino?

Para empezar, no tenía tantas posibilidades para elegir y me hubiera gustado quizás ir a otro lugar que no estaba entre mis opciones. Principalmente me decidí por Innsbruck porque estaba en el centro de Europa y me interesaba poder viajar con facilidad. También quería aprender alemán, y Alemania no me convencía como destino. Austria me pareció un país bastante pequeñito e interesante, además de ser totalmente nuevo para mí.

* ¿Se cumplieron tus expectativas con el idioma?

En realidad pensaba que lo iba a aprender con mucha más facilidad. Pero no me supuso una dificultad porque allí todo el mundo habla inglés y, en cuanto me solté con el inglés, lo utilicé más que el alemán. Pero intenté hacer intercambios y relacionarme con gente alemana para aumentar mi fluidez con el idioma.

* Cuéntame un poco acerca de los viajes que has podido hacer desde Innsbruck

Los mejores fueron los que hice en coche. Nos juntábamos unos cuantos amigos y alquilábamos un coche, y así recorrimos varios países. Tuve la posibilidad de hacer viajes medio largos porque tenía bastante tiempo libre sin clases. En Navidades ni siquiera volví a mi casa (cosa rara en las familias españolas) para visitar a una amiga en Polonia. Después estuve en Eslovenia, Croacia, República Checa, Alemania, Italia…

Una de las ventajas fue que en Austria hay una tarjeta (VORTEILSCard) que permite a los jóvenes usar todos los trenes dentro de Austria con un 50 % de descuento, y en el extranjero con un 25 % de descuento. Esta tarjeta cuesta 19,90 euros para los menores de 26 años, y tiene validez durante todo un año. Entonces me salían los viajes muy baratos y estuve todo el año usando los trenes, que además eran muy buenos y puntuales.

* ¿Qué fue lo que más te llamó la atención?

No me lo esperaba tal y como era, y lo que más me impactó fue el paisaje, ya que Innsbruck está justo en medio de los Alpes. Una de las cosas que noté es que la gente estaba muy polarizada: por un lado, gente muy cerrada y, por el otro, los jóvenes eran muy abiertos y muy sociables (lo contrario al prototipo que tenemos los españoles).

Charla con Angéline…

* ¿Por qué te planteaste hacer un Erasmus en España?

Porque quería viajar y era una gran oportunidad. Me lo planteé cuando tenía 14 años, cuando mi hermano mayor se fue a Escocia para aprender inglés y yo fui a visitarle. Desde entonces, estaba esperando el momento para irme de Erasmus y viajar.

* ¿Y por qué Granada y no otro lugar?

Antes no lo tenía muy claro, pero desde hace como dos años decidí que quería venir a España. Tenía en mente un montón de clichés sobre Andalucía que me atraían, pero mi facultad sólo me ofrecía León entre los destinos españoles. Aún así, como me llamaba tanto la atención Andalucía, insistí durante varios meses hasta que Granada abrió una plaza y pude venir. Al principio me basaba sólo en clichés, y fue recién luego cuando me empecé a informar sobre el destino.

* ¿Y se cumplieron tus expectativas?

Sí, yo creo que de sobra… Igualmente, desde un principio había dicho “quiero irme sin plantearme nada” y no tenía mucha idea de lo que me iba a encontrar.

* Granada es la ciudad española a la cual llegan más estudiantes de Erasmus. ¿Tú te has relacionado mucho con estudiantes de intercambio o has conseguido meterte más en la cultura local?

Cuando llegas a un lugar y no conoces a nadie, es más fácil relacionarse con personas que tampoco conocen a nadie ahí. Entonces, los dos primeros meses pasé bastante tiempo con estudiantes extranjeros. Pero luego encontré otra gente y, en comparación con otras personas que están en el programa Erasmus (que llegan aquí y se relacionan sólo entre ellos), creo que yo he podido acercarme más a la cultura andaluza. De hecho, desde hace unos meses vivo con dos chicos de Huelva.

* ¿Has podido aprovechar la Erasmus para viajar y conocer otros lugares?

Esa era la idea inicial, la de recorrer toda España. Pero, con los estudios, no he tenido demasiado tiempo. He podido ir a Huelva y a Portugal, pero tengo muchos planes para estos meses que me quedan aquí. Para empezar, me gustaría hacer un viaje por la costa de Portugal y también visitar Barcelona.

* ¿En qué has notado más el cambio al venir a Granada?

Es una ciudad que tiene muchísimas cosas para hacer, y muchas actividades para jóvenes y estudiantes. Pero creo que lo que más me ha llamado la atención es que siempre hay un montón de personas que están viajando, te encuentras con gente de lugares muy diferentes.

Gracias a las dos por dedicarnos su tiempo y por compartir su experiencia con nosotros.

Foto | oboulko
En Diario del Viajero | Entrevistas
En Diario del Viajero | España, el destino preferido por los ‘Erasmus’
En Diario del Viajero | Estudiantes extranjeros en Málaga

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos