La escultura individual más grande jamás recuperada de la antigüedad está en Nápoles. ¡Pero ojo! Es una copia

La escultura individual más grande jamás recuperada de la antigüedad está en Nápoles. ¡Pero ojo! Es una copia
Sin comentarios

De la antigüedad conservamos numerosas obras artísticas, desde pinturas y escritos, hasta edificios y esculturas. No obstante, descifrar su antigüedad, origen y, sobre todo, cerciorarse de su veracidad es un proceso complejo, lo que nos lleva en muchos casos a conservar copias de las obras originales, tal y como le ocurre a la escultura individual más grande jamás recuperada de la antigüedad.

En esta ocasión hablamos del Tormento de Dirce, más famoso como el Toro Farnesio, que se encuentra en el museo arqueológico nacional de Nápoles y que es considerada la escultura individual más grande jamás recuperada de la antigüedad, aunque en esta ocasión, se trata de una copia que realizaron los romanos a partir de la fabricada en bronce, por los griegos y que forma parte de una colección escultórica helenística hecha en mármol.

Pero, ¿cuál es la historia detrás de esta figura? El grupo de esculturas a la cual pertenece el Toro Farnesio fue encontrado en Roma (en las Termas de Caracalla) en 1546 durante una excavaciones que encargó Alessandro Farnese (que se convertiría en el Papa Pablo III), quién quería utilizarlas para decorar su casa (el Palacio Farnese).

Esta figura ha pasado por varias manos hasta terminar en Nápoles, como las de Fernando IV de Borbón, quién las utilizó como fuente en la villa real de la capital del reino hasta 1826, cuando se trasladó al museo arqueológico napolitano.

Sobre la fecha de creación y su autor no se sabe nada a ciencia cierta, pero sí que se le atribuía a artistas como Rodas, Apolonio de Tralles y a Tauriscus, a raíz de los escritos de Plinio el Viejo, en los que se afirma que la escultura fue encargada en el siglo II a. C.

No obstante, aquellos textos antiguos no hablaban de la escultura de mármol que podemos visitar si pasamos por Nápoles, si no de la original, trabajada en bronce por los griegos. Pero entonces, ¿de dónde sale esta escultura? Pues los estudios que se realizaron al respecto determinaron que se trata de una copia romana fabricada en el siglo III. d.C que fue esculpida específicamente para las Termas de Caracalla.

Toro Farnesio
Foto por Miguel Hermoso Cuesta / Wikimedia Commons

A pesar de tratarse de una copia de unos siglos más tarde que su antecesora, el complejo más grande conservado hasta la fecha: mide 3,70 metros de altura, fue extraído de un solo bloque de mármol y pesa alrededor de 24 toneladas.

Para terminar, pensando en los amantes de la mitología clásica, esta escultura representa la tortura de Dirce en manos de los hijos de Antíope (Zetus y Amphion), quienes la ataron a un toro salvaje para vengarse por haber insultado a su madre.

FOTO DE CABECERA | Miguel Hermoso Cuesta / Wikimedia Commons

Temas
Inicio