Publicidad

Excursión por los Alpes Austríacos II: el nacimiento del río Litz

Excursión por los Alpes Austríacos II: el nacimiento del río Litz
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tras la excursión en bicicleta para llegar al Pico Silvetta, hoy os cuento la segunda parte de la excursión por el Parque Natural de Montafon en los Alpes Austriacos. En esta ocasión decidí dirigirme hacia lugares algo más desconocidos, que no tenía previsto descubrir.

Los habitantes de Schruns me aconsejaron recorrer la zona de Silbertal y el valle del río Litz, que me habían descrito como una zona perfecta para hacer montañismo y poder ver la naturaleza casi intacta.

Tras un buen descanso en un hotel de Schruns, me levanté temprano para empezar el camino hacia el valle del río Litz. Cogí un autobús hasta el pueblo de Silbertal y empecé el largo camino para intentar llegar al lugar del nacimiento del río Litz.

650_1000_alta_montaña-1.jpg

El camino a lo largo del pueblo es muy bonito. La iglesia enorme con su campanario picudo, y las casas de madera tienen un encanto especial. Tened en cuenta que en ocasiones, se cierra el camino a las montañas como consecuencia avalanchas y desprendimientos de piedras.

De hecho, durante el recorrido pude ver lo que había producido una de estas avalanchas y es terrorífico a la vez que increíble. Así que os aconsejo preguntar en la Oficina de Turismo el estado de los senderos a lo largo del Parque, antes de embarcaros en una aventura complicada.

En este caso, para llegar a su nacimiento, conviene seguir el sendero que va a lo largo del río Litz. Éste es un río fuerte y joven, de agua potable y fresquísima. Mientras caminamos podemos ver un montón de tipos de lagartos, salamandras e incluso con suerte, avistar algunas nutrias, así como muchas clases de flores de montaña.

Os recomiendo que os perdáis un poco por el bosque alpino. Si tenéis tiempo, adentráos y podéis tener la suerte de encontrar marmotas, castores o incluso ciervos, por allí. Además los senderos están muy bien señalizados porque los austriacos, como pueblos germánicos como los suizos y los alemanes, son gente muy organizada.

flores.jpg

El nacimiento del río Litz

A medida que subimos río arriba el bosque va cambiando de tipos de árboles, pues sólo van quedando abetos y pinos pequeños. Las coníferas o la taiga, por último, dan paso a la tundra de alta montaña, y el paisaje se va haciendo cada vez más montañoso y hostil. El sendero se vuelve un poco difícil, y las fuerzas se van debilitando un poco.

No obstante, ver las grandes cascadas que terminan en el río, le da a uno la energía suficiente para seguir adelante. Después de comer un poco, seguí el camino hasta el nacimiento del río Litz. Este sendero se hace más intransitable todavía, y unas buenas botas son imprescindibles para llegar hasta aquí. Desde luego, la paliza merece la pena.

El nacimiento del río está en un lago formado por las aguas que caen de las cascadas de todas las montañas de su alrededor, y que en invierno suele estar congelado. Las vistas de todo el valle también son increíbles. Además, desde allí se puede llegar tanto a St Anton am Arlberg como volver a la zona de Silbertal y Schruns.

litz.jpg

En este punto, os aconsejo reservar noche en el refugio de montaña que hay un poco más allá del nacimiento del río, a no ser que tengáis fuerzas suficientes para recorrer los 20 kilómetros de vuelta a Schruns en pie. A mí me fue imposible.

En resumen, mi experiencia en el nacimiento del Litz, y en el valle de Montafon resultó algo extraordinario, aunque acabé bastante cansado. Espero haberos contagiado las ganas de aventura y que marquéis el Parque de Montafon en el mapa como uno de vuestros próximos destinos si visitáis Austria.

Fotos | Webdevil666 | ernst47
En Diario del Viajero | Excursión por los Alpes Austríacos I Parque de Montafon y Sivretta
En Diario del Viajero | La pequeña Venecia croata. La ciudad de Rovinj

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir