Compartir
Publicidad

Un paseo por los jardines de Princes Street en Edimburgo

Un paseo por los jardines de Princes Street en Edimburgo
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Edimburgo es una ciudad que se disfruta en sus calles, barrios, colinas, parques y jardines. Hoy queremos salir al aire libre para pasear por los jardines de Princes Street en Edimburgo, un lugar encantador en el que disfrutar de la naturaleza y un ambiente animado cuando brilla el sol.

Con Princes Street nos cruzaremos múltiples ocasiones en nuestros paseos por la ciudad, ya que se encuentran en pleno centro, a los pies del castillo, desde donde obtenemos unas vistas excepcionales del mismo, y junto al Monumento a Walter Scott y a ambos lado de la National Gallery.

De hecho, los jardines son ideales para relajarse, hacer un descanso o tomar algo cuando salgamos de visitar la Galería Nacional de Escocia, un elegante edificio de estilo neoclásico que conserva obras desde el Renacimiento hasta el Postimpresionismo de artistas destacados como Tiziano, Velázquez, Monet o Gauguin.

Los jardines de Princes Street (Princes Street Gardens) fueron construidos en 1820 en el lecho de una antigua laguna (Nor Loch, que fue drenada debido a su alta contaminación), y constituyen un espacio ideal de esparcimiento, donde no solo los viajeros, también los habitantes de Edimburgo acuden con el buen tiempo a hacer ejercicio y disfrutar del entorno.

Princes Street Edimburgo

Con el permiso del Real Jardín Botánico de Edimburgo (un edén con vistas), a unos dos kilómetros del centro, estos son los jardines públicos más importantes de Edimburgo, con unas dimensiones de más de 150.000 metros cuadrados. Están divididos en dos partes por The Mound, la colina artificial que comunica la ciudad nueva y la vieja.

Aquí podemos descansar en un banco o en el césped, pasear entre esculturas y árboles, tomar algún refrigerio, un helado, y en cualquier momento podría volver a instalarse su famoso reloj floral. Incluso si tenemos suerte seremos espectadores de alguna actuación o concierto al aire libre.

La fuente Ross el monumento más importante del lugar. Fue instalada en 1872 tras haberse expuesto en la Gran Exhibición de Londres de 1862. Si viajas a Edimburgo en Navidad, aquí se instala Winter Wonderland y el parque acoge un mercado navideño, una pista de patinaje sobre hielo y algunas atracciones, entre las que destaca la noria de 33 metros popularmente conocida como The Edinburgh Eye.

Los Jardines de Princes Street en Edimburgo, en definitiva, ofrecen una fabulosa oportunidad para el paseo, para el descanso en un ambiente de relax, constituye un punto de reunión en esta encantadora ciudad plagada de historia y leyenda. Un plan gratis para disfrutar de la capital de Escocia al aire libre... siempre que la meteorología lo permita.

Fotos | Herbert Frank y Stefan Klaas en Flickr-CC

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio