Publicidad

Prípiat, la ciudad muerta de Chernóbil, en un impactante vídeo

Prípiat, la ciudad muerta de Chernóbil, en un impactante vídeo
1 comentario
HOY SE HABLA DE

El sábado 26 de abril de 1986 la vida se detuvo en Prípiat. Sus habitantes no lo sabían en ese momento, pero ese día marcaría para todos un antes y un después. Ubicada a sólo 10 kilómetros de la central nuclear de Chernóbil, la ciudad vivía sus últimas horas como núcleo habitado.

Ese sábado, después de que el Reactor 4 liberara sobre sus cabezas 500 veces mas de radiación que la bomba de Hiroshima, los habitantes de Prípiat siguieron con su vida normal ya que nadie les previno de permanecer en casa, de tomar ninguna medida de protección. No se repartieron máscaras, ni se distribuyeron tabletas de yoduro de potasio ni respiradores para los niños, porque no había para todos. Entonces, para nadie.

Chernobyl Estado Actual 4

Se esperó hasta el domingo para evacuar totalmente la ciudad. Vivieron 36 horas bajo un nivel de radiación que mas tarde fue matando, destruyendo casi toda forma de vida en Prípiat. Para muchos, los efectos los persiguieron allá donde se mudaron. Y les mataron allí.

La ciudad de Prípiat había sido levantada ex profeso en el año 1970 para dar cabida a los trabajadores en la construcción y funcionamiento de la central nuclear. Vivió tan sólo 16 años, en los cuales ganó buena fama por su vida cultural y por los miles y miles de rosales que alegraban sus bulevares y avenidas meticulosamente planeados. Un rosal por cada habitante que se afincaba allí. Al momento de la explosión, eran mas de 50.000.

Hoy es una de esas ciudades fantasmas que llaman a un tipo especial de turistas, que gustan de jugarse la vida por el placer de estar en un lugar mortal. Con trajes especiales, un contador de radiación y sus cámaras, visitan Prípiat un par de horas para volver a casa cargados de imágenes en las que sólo se ve abandono, el avance de la naturaleza sobre la ciudad y la vida congelada hace 30 años.

El vídeo que hoy compartimos en Diario del Viajero, nos muestra Prípiat desde una nueva perspectiva. Con el uso de un dron podemos verla desde el aire, entre los edificios de apartamentos, sobrevolando un hotel abandonado, o el Ayuntamiento. Plazas, juegos, avenidas desiertas donde el único signo de vida es el de la vegetación que avanza sobre la ciudad.

Lo vemos con una sensación extraña de tristeza y terror. Bellas y terribles imágenes de un destino que, personalmente, no me gustaría pisar.

Vídeo | Danny Cooke en Vimeo
En Diario del viajero | Chernóbil, ¿nuevo destino turístico?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios