Compartir
Publicidad

York: qué ver y hacer en la ciudad (1ra parte)

York: qué ver y hacer en la ciudad (1ra parte)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como comentaba en los posts anteriores, York es una ciudad con muchísimos años de historia y a la vez muy moderna. Ambas cosas hacen que tenga un montón de cosas interesantes para ofrecer a los turistas. No por nada es una de las ciudades inglesas más visitadas.

Para disfrutar a fondo de York, os recomiendo quedarse al menos 2 o 3 días. Es el tiempo mínimo aconsejado para poder visitar sus numerosas atracciones, de las que hablaré en este y un post siguiente.

Ya os he comentado del York Pass, un pase que se compra por Internet válido para 1, 2 ó 3 días que por un precio conveniente nos permite entrar gratis a la mayoría de las atracciones de York y nos ofrece descuento para otras tantas. Merece la pena considerarlo.

Para comenzar, aconsejo visitar alguna de las dos oficinas de turismo (una en la estación de tren y la otra en De Grey Rooms, en Exhibition Square). Allí se puede conseguir un mapa de York (indispensable) y folletos de todo tipo sobre qué hacer en la ciudad.

St.LeonardsPl.

Justo enfrente a la oficina de Exhibition Square, de St. Leonards Pl. (foto de arriba) parten los autobuses turísticos. Algunos turistas son reacios a subirse, pero os aseguro que una vez que se deja atrás la vergüenza es una manera estupenda de tener un primer contacto con la ciudad.

Nos ayuda a darnos una idea de la dimensión, a orientarnos, tenemos un pantallazo general en poco tiempo y podemos enterarnos de cosas muy interesantes si cogemos el autobús con audioguía en español. Por su parte, al ser de dos pisos tenemos una visión muy particular y podemos utilizarlo como trasporte bajando y subiendo en las diversas paradas durante el tiempo que lo hayamos contratado. Con York Pass tiene descuento (cuesta sólo 5 libras), sin descuento, 9 libras.

catedral

Una visita obligada en York es entrar a la catedral. York Minster merece mucho la pena, tanto por su valor arquitectónico como la historia que hay detrás de sus muros. La visita puede llevar todo el día si entramos a todos los sitios abiertos al público de la catedral incluidos los edificios del recinto, pero si no dispones de tanto tiempo la visita se puede reducir a un par de horas.

Lo que sí recomiendo, como mínimo es entrar a la catedral y si el estado físico te lo permite, subir los 275 escalones de su torre para disfrutar de una magnífica vista de la ciudad.

Otro punto de interés único, que también es conveniente hacer el primer día para entrar en contacto con la historia de la ciudad, es el Museo de Yorkshire (Yorkshire Museum) y por supuesto sus bellísimos jardines en los que se encuentran la ruinas de St.Mary´s Abbey, una abadía benedictina construida en el año 1088.

St.MarysAbbey

Es muy recomendable visitar los jardines aunque no se entre al museo. Bien merece la pena ver los árboles centenarios, las ardillas correteando, las ruinas de la abadía, los restos de un fuerte romano así como un edificio medieval que sirvió como hospital. Dentro del museo encontramos objetos que nos ayudan a hacer un recorrido mental por los 2.000 años de historia de la ciudad. Tiene una importante colección arqueológica y geológica, así como objetos romanos, sajones, medievales y vikingos, como por ejemplo The York Helmet, pelo humano de la época romana y restos de una barca vikinga.

En uno de los extremos de los jardines del museo se encuentra York Art Gallery, donde los amantes del arte pueden hacer una parada para ver dibujos, esculturas, pinturas y objetos que ilustran la historia artística de la región.

A propósito de arte, al caminar por las calles de York se pueden ver cuadros colgados en sitios inesperados como en la muralla, en una plaza o en la fachada de un edificio. Forma parte de un proyecto llamado The Grand Tour in York concebido con la idea de acercar al público 49 grandes obras de arte y exponerlas en edificios históricos. Realmente, una estupenda iniciativa.

Para quienes en lugar del bus turístico prefieren recorrer la ciudad a pie, aunque ambas cosas no son incoaptibles, pueden hacer un tour guiado a pie que parte de las puertas de los jardines del museo. Hay diversos tours enfocados según lo que queramos conocer, la ciudad en general, las murallas, el York literario, los callejones, el York romano, etc.

La atracción estrella del momento en York es Jorvik, que como he explicado en el post York: un poco de historia, es el nombre que le dieron los vikingos a la ciudad, que más tarde derivó en el nombre actual, York. Jorvik es una reconstrucción de la ciudad vikinga tal y como era hace mil años atrás.

Jorvik

Se puede ver cómo eran las casas, los habitantes, sus costumbres, sus ocupaciones, cómo vestían, qué comían y hasta sentir los olores característicos de sus calles. Lo interesante es que todo ha sido recontruido a partir de hallazgos arqueológicos encontrados debajo de las actuales calle de York. Reprodujeron el aspecto físico de los antigüos habitantes gracias a los esqueletos encontrados, así como pudieron conocer sus costumbres gracias a más de 40.000 objetos encontrados en las excavaciones de The Coppergate. Muy recomendable.

Si el día acompaña es muy bonito dar un paseo en barco por el río Ouse que atraviesa la ciudad. Los Yorkboats hace un recorrido de 45 minutos y se puede abordar en dos puntos de embarque: Lendal Bridge o en King´s Staith.

King´sStaith

Para terminar el día, después de un obligado té en Betty´s os recomiendo una atracción típica de York: un tour de fantasmas. Son muy populares porque York es una ciudad muy misteriosa con intrigantes historias por descubrir. Se promocionan varios recorridos por pasadizos secretos y callejuelas guiados por siniestros personajes vestidos con capa negra y sombrero de copa. Para darle más emoción, los paseos son por la noche. Casi todos parten a las 7 u 8 de la noche (allí las 7 no es la tarde, sino la noche).

Las opciones fantasmagóricas son bien nutridas. Lo mismo se puede entrar a una casa encantada donde, dicen, viven espíritus como visitar pasajes subterráneos con ruinas y tumbas romanas.

Después de las estremecedoras historias que oiréis, nada mejor que un sueño reparador para seguir recorriendo la ciudad al día siguiente. En la próxima entrada os contaré cosas tan interesantes como estas para hacer en York, mientras tanto os dejo con algunas de las fotos que he tomado en mi visita.

Más información | Visit York

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio