Compartir
Publicidad
Publicidad

Cruceros: la gastronomía

Cruceros: la gastronomía
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Los cruceros son toda una experiencia para los sentidos. Pero, sin dudas, aquellos que gustan de disfrutar de los placeres de la comida harán que el sentido del gusto se tome unas vacaciones a puro placer. Esto es así ya que, de seguro, llegarán a tierra satisfechos por la oferta gastronómica de a bordo.

Claro, ya que no se puede olvidar que las naves son verdaderas ciudades flotantes en las que nada falta y comida es lo que sobra. De este modo, los viajeros reciben al abordar el programa con los horarios y los restaurantes habilitados.

Entonces, en los cruceros suelen ofrecerse dos horarios para todas las comidas de manera de dividir a los pasajeros. Así, algunas compañías piden a cada viajero que elija el horario en el que desean acceder a los comedores durante todo el recorrido. En tanto, las mesas también son asignadas una vez que se aborda el crucero de manera de mantener un orden. Es de destacar que, por lo general, las mesas son para dos, cuatro, seis y hasta ocho personas. Es por ello que quien desee privacidad deberá darse prisa en la reserva. Aunque es esta también una buena oportunidad de conocer gente y compartir las comidas con extraños.

Por su parte, cualquier cambio en los horarios o bien en la ubicación, deberá ser tratatada con el maitre que, dentro de sus posibilidades, procurará cumplir con los deseos de los viajeros. Porque, claro, aquí la premisa es pasarla bien.

Menús en los cruceros

Es así que la opción de pensión completa a bordo suele incluir el café matutino, desayuno, comida, cena, merienda, buffet y algunas ofertas gastronómicas a medianoche. A su vez, se puede elegir entre desayunar en el camarote o hacerlo en el restaurante, comer de manera formal allí o informal en el buffet o al borde de la piscina.

Pero además, los platos que se sirven en cada uno de los espacios destinados a la gastronomía suelen ser internacionales pero, por lo general, las compañías ofrecen platos típicos de los lugares visitados, de modo que los pasajeros sientan que han vivido al 100% la experiencia de conocer determinados destinos.

En tanto, aquellas personas con dietas especiales por ser celíacas, diabéticas, vegetarianas o tener que ceñirse a algún tipo de régimen en particular, deberán informar de ello al momento de la reserva de manera que la cocina esté preparada para elaborar un menú especial que cumpla con los requisitos que ese viajero debe cumplir.

¿Cenas de gala? Claro que sí. Y es esta una postal típica de un crucero. El capitán y su tripulación recibiendo a los elegantes pasajeros con sus trajes de gala y ofreciéndoles una cena con menú especial lleno de exquisiteces. Una noche dedicada al lujo, la elegancia y los placeres culinarios.

Pero además de las cena de gala, algunos cruceros ofrecen eventos gastronómicos especiales, de manera de ofrecer a los viajeros otras divertidas y originales opciones. Así, por ejemplo pueden disfrutarse de festivales de pasta, barbacoas en la cubierta, noches francesas con fondue de queso o chocolate, o cenas temáticas.

Porque las compañías pretenden ofrecer calidad y variedad a sus clientes. Por ello, no es de extrañar que, muchas, trabajen de la mano de chefs de renombre internacional, quienes son los encargados de dar forma al menú y, en algunas oportunidades, ser ellos mismos quienes preparen los platos.

El secreto será probar, no quedarse con un solo restaurante. Degustar las diferentes opciones y aprovechar ese viaje por alta mar para dar rienda suelta al paladar y a los nuevos sabores, que para la dieta ya habrá tiempo, cuando se vuelvan a poner los pies sobre la tierra.

En Diario del Viajero | Cruceros : una tendencia para todos los públicos, Cruceros: grandes puertos del Mediterráneo Occidental, Cruceros: grandes puertos del Mediterráneo Oriental

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos