Compartir
Publicidad
Venecia: del más antiguo al más polémico, los cuatro puentes del Gran Canal
Italia

Venecia: del más antiguo al más polémico, los cuatro puentes del Gran Canal

Publicidad
Publicidad

La ciudad de los canales cuenta con uno por excelencia que destaca entre la extensa red que configura la fisonomía urbana. El Gran Canal es el mayor canal de Venecia, que traza una "S" de casi cuatro kilómetros de longitud, modelando ciudad a su alrededor.

Sin embargo, a pesar de su extensión y de que divide completamente la ciudad en dos, el Gran Canal cuenta tan solo con cuatro puentes, en los que nos detenemos hoy. Si se quiere atravesar el canal por otro lado, tendrá que hacerse sobre el agua, que opciones no faltan.

El Gran Canal se desliza desde la punta noroeste de Venecia, donde están los accesos a tierra firme, hasta la dársena de San Marcos, en el mar Adriático. La orilla donde se encuentra la plaza de San Marcos es considerada la más elegante, mientras que el ambiente es más popular en la orilla contraria.

Una buena manera de hacerse una idea de la isla de Venecia es precisamente recorrer el Gran Canal, entre maravillosos palacios antiguos, por donde navegan tanto embarcaciones privadas como las del transporte público.

Estos son los cuatro puentes que unen peatonalmente las dos orillas, entre los cientos de puentes de Venecia. Son grandes estructuras, no solo por la anchura del canal, también por su altura: son puentes bastante elevados para permitir el paso de las embarcaciones grandes como de los “vaporetti” del transporte público.

Rialto Venecia

Puente de Rialto, el más antiguo

Construido por Antonio da Ponte a finales del siglo XVI, el puente de Rialto fue durante muchos años el único que atravesaba el Gran Canal. Flanqueado por tiendas a ambos lados, es un de los lugares más reconocibles de Venecia y uno de los más concurridos por las vistas sobre el canal.

El puente conecta la zona de San Polo y del mercado de Rialto, uno de los más bonitos del mundo, con la zona de Plaza San Marcos. Ya en el siglo XII existía en este lugar un puente flotante, pero el aumento de trasiego fluvial por la cercanía al Mercado hizo que se sustituyera en el siglo XIII por uno de madera que se podía abrir y elevar para el paso de barcos.

Las dos hileras de tiendas fueron construidas ya en el siglo XV, pero el puente se quemó y se derrumbó más adelante, hasta que en el siglo XVI ya se pensó en reconstruirlo en piedra y así se hizo entre 1588 y 1591.

El actual puente de piedra está formado por un único arco, basado en el diseño del anterior puente de madera: dos rampas inclinadas con escaleras se cruzan en un pórtico central. A cada lado de las rampas hay una fila de cubículos rematados en arcos de medio punto, que sirven como comercios.

Se apoya en 600 pilotes de madera ocultas por el nivel del agua y el diseño fue considerado innovador en su época. Ya predijeron que se hundiría... pero ahí sigue desafiando al tiempo y a los miles de turistas que lo atraviesan cada día.

Puente Academia Venecia

Puente de la Academia

El puente de la Academia (Ponte dell'Accademia) conecta la zona cerca a Plaza San Marcos con la de las Galerías de la Academia (Dorsoduro), uno de los museos más importantes de la ciudad.

El puente original era de hierro y fue inaugurado el 20 de noviembre de 1854, aunque inmediatamente después se llamó a concurso para la construcción en ese mismo lugar de un puente de piedra. El proyecto ganador jamás fue realizado y ya en el siglo XX se optó por un puente de madera a partir del proyecto del ingeniero Eugenio Miozzi (1889-1979).

El actual puente fue inaugurado el 15 de enero de 1933, con una longitud de 48 metros y mucho menos espectacular que el de Rialto. Es sin duda el más modesto de los cuatro puentes del Gran Canal. En intervenciones posteriores se han agregado al puente original elementos de hierro.

Puente Descalzos Venecia

Puente de los Descalzos o de la Estación

El puente de los Descalzos (Ponte degli Scalzi) fue inaugurado en 1934. Se le conoce también como Puente de la Estación o Puente de la Ferrovía, pues se encuentra justo frente a la estación de trenes de Venezia Santa Lucia, por lo que es el primero que muchos viajeros encuentran al llegar a la ciudad.

En este caso volvemos a la construcción en piedra, en concreto a un solo arco hecho totalmente en piedra de Istria, terminado por el ingeniero Eugenio Miozzi (el mismo que diseñó el puente de la Academia) en 1934. El puente ocupa el lugar de un antiguo puente de hierro, construido en 1858.

Puente Calatrava Venecia

Puente de la Constitución, el más polémico

Terminamos con el más moderno y polémico de los puentes de Venecia sobre el Gran Canal: el Puente de la Constitución o Puente de Calatrava, también conocido como "cuarto puente", que comunica el Piazzale Roma y la estación de Santa Lucía, o como "el Dinosaurio" porque la estructura recuerda a la columna vertebral de este animal prehistórico.

Inaugurado en el año 2008, toma el nombre del arquitecto español Santiago Calatrava que lo proyectó y lo llevó a cabo no sin polémica. Controversia que continuó hasta después de su inauguración.

Está ubicado frente a Piazzale Roma, el terminal de coches y autobuses de Venecia, y conecta esta zona con la de la estación de trenes de Santa Lucía, por lo que de nuevo puede ser el primer puente con el que se topen aquellos que visitan Venecia.

En este caso estamos frente a una construcción mucho más moderna y vanguardista que los anteriores puentes. Por eso no fue (ni es) del gusto de todos. Además, supuso un considerable incremento del presupuesto previsto (hasta el triple) y no era accesible a personas con movilidad reducida.

Este último escollo fue solucionado mediante una improvisación de último momento que consistió en una cabina esférica colocada en uno de los laterales de estructura. Un añadido que rompe el diseño original y que supuso un considerable incremento del gasto.

Construido en acero, vidrio, piedra de Istria y traquita gris, con parapetos en vidrio y paramentos en latón, el puente se iluminan de forma curiosa cuando cae la noche gracias a las luces led.

Además, también se le ha dado en llamar "Puente de los Caídos", ya que desde su inauguración el puente ha sido escenario de varias caídas: ya en sus primeras semanas diez personas fueron hospitalizadas por caer atravesándolo y hasta la actualidad la ciudad de Venecia ha recibido miles de denuncias por accidentes.

El programa de Discovery Max "Grandes fracasos de la ingeniería" dedicó un capítulo a este puente, desvelando el cristal como un material poco adecuado para el suelo del mismo, un firme muy peligroso en mojado, con pequeños escalones que cambian de altura y dificultan su paso (y más con maletas, algo muy frecuente dada la situación del puente), confundiendo al peatón.

Desde luego el cristal no le ha dado muy buen resultado a Santiago Calatrava para sus puentes, también le ha traído problemas en ciudades como Bilbao o Murcia, por lo que imagino que lo quitaría de sus materiales de diseño en este tipo de construcciones.

No me extrañaría que finalmente se cambie el suelo del puente, pero en cualquier caso, si vas a pasar por allí, de momento haz caso de los carteles y vigila dónde pisas...

Fotos: C., Mauricio Fecchio, ctj71801, Ingrid Amprou y Fred Romero en Flickr-CC

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio