Compartir
Publicidad
Publicidad

Museo al aire libre en Bucarest: el Museo de la Aldea

Museo al aire libre en Bucarest: el Museo de la Aldea
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siempre me han interesado los museos al aire libre. En este caso nos llegamos hasta el Museo de la Aldea, situado al norte de la ciudad de Bucarest, junto al parque Herastrau.

En sus 12 hectáreas de extensión, dispone en la actualidad de 340 construcciones populares y más de 54.000 objetos (trajes, ropa de faena, cruces, aperos de labranza, manuscritos y estudios realizados, películas, fotografías…). Todo ello contribuye a llevarnos una idea palpable de la vida en estas tierras en otros tiempos.

Entre las "piezas estrella" del museo podremos ver:

• La Iglesia de Timişeni (de la comarca de Gorj): data de 1773 y resaltan sus extraordinarias pinturas murales. • Casas del pueblo de Goicea Mică (de la comarca de Dolj): construidas a fines del siglo XIX, se puede apreciar cómo las principales tareas de sus habitantes eran la agricultura, la viticultura, y la pesca en el Danubio.

• La casa Ceauru (de la comarca de Gorj): construida en 1875, al igual que su hermosísima puerta de madera, fue trasladada a Bucarest en 1909, convirtiéndose así en el primer monumento de cultura popular expuesto, mucho tiempo antes de la inauguración del museo. • Múltiples troiţe (cruces de madera o piedra, decoradas con inscripciones o pinturas, y que servían como localizador de lugares relevantes o señalizadotes de fuentes y cruces de caminos): de ellas destacaríamos la de Răşinari (de Sibiu) y la de Feţeni (de Valcea), ambas realizadas durante el siglo XIX. • Fraguas como la del pueblo de Vărzarii de jos (de Bihor). • Talleres de alfarería como el de Olari (de Valcea).

El Museo de la Aldea abre en verano de 9:00 a 19:00 hs y en invierno de 9:00 a 16:00hs. Y la entrada cuesta 4 RON (aproximadamente 1 euro).

Decía que este tipo de museos etnográficos abiertos me interesan, principalmente por podemos tomar escala de las cosas. La dimensión de sus casas y estancias, de sus templos o lugares de trabajo. Al ver las herramientas, se percibe el esfuerzo humano de forma mucho más cercana al observador que a través del vidrio de una vitrina.

Si te interesan este tipo de sitios, también puedes apuntarte el Museo al aire libre de Letonia y el célebre Skansen.

Foto | Oaspetele de piatra en Flickr Sitio web | Museul Satului En Diario del Viajero | Bucarest: cómo llegar del aeropuerto al centro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio