Compartir
Publicidad

Sorolla y la moda, una exposición única (y por partida doble) en Madrid

Sorolla y la moda, una exposición única (y por partida doble) en Madrid
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Fue una de las citas que nos trajo el primer Madrid Design Festival, pero hasta mayo tendremos oportunidad de visitar esta interesante exposición. El Museo Sorolla y el Museo Thyssen acogen en Madrid "Sorolla y la moda", que pretende mostrar las relaciones entre la pintura del autor valenciano y la moda de los años 1890 a 1920.

En la muestra se podrán ver pinturas procedentes de museos y colecciones privadas junto a un destacado conjunto de vestidos y complementos de época que parecen salir de los cuadros para cobrar vida junto a ellos.

"Sorolla y la moda" reúne más de setenta pinturas, algunas de ellas nunca expuestas públicamente, y junto a los trajes y complementos venidos de los museos más importantes del mundo se ofrece una visión completa y enriquecedora de la exposición, complementándose con la visita a ambos museos.

Los referentes sociales de Sorolla y de su mujer, Clotilde García del Castillo, son decisivos para valorar la evolución e importancia que adquiere la imagen en el entorno de la familia Sorolla.

Sorolla y la moda

El papel del artista como retratista de sociedad, junto a su afán observador y su genuino interés por todo lo que le rodeaba, permite obtener en su obra un magnífico retrato de la moda y su evolución en aquellos primeros años del siglo XX.

En el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza la exposición se desarrolla en cuatro secciones:

  • Sorolla íntimo. El primer capítulo, dedicado al ámbito familiar del pintor, muestra diferentes aspectos de su vida cotidiana. Algunas obras que se pueden ver son Clotilde con traje negro (1906), del Metropolitan Museum of Art (Nueva York), junto a un traje (hacia 1900) del Musée des Arts Décoratifs de París, o Clotilde vestida de blanco (1902), de la Hispanic Society of America (Nueva York), y un vestido de ceremonia (hacia 1907) de la colección Ana González-Moro.

  • El retrato de sociedad. Sorolla recibe numerosos encargos para retratar a personajes de la alta sociedad de su época. La Reina Victoria Eugenia (1911), de la Hispanic Society of America, y un vestido de baile de Charles F. Worth (hacia 1896) de la colección Francisco Zambrana, o el Retrato de María Lorente (1905), de una colección privada, y un traje de novia (1907) de Antonia Montesinos del Museo del Traje de Madrid, son ejemplos de ello.

  • El veraneo elegante. En la segunda mitad del siglo XIX se descubren los efectos terapéuticos de los baños de mar. Zarautz, Santander, San Sebastián, la Costa Brava o las playas de Levante empiezan a ser populares entre los primeros veraneantes españoles. La moda está también presente en estos escenarios y Sorolla refleja magistralmente este aspecto en retratos realizados junto al mar como Clotilde en la playa (1904), del Museo Sorolla, expuesto junto a un vestido de día (1904-1908) del Victoria and Albert Museum de Londres, o Bajo el toldo, Zarautz (1910), del Saint Louis Art Museum, junto a una blusa blanca y falda (hacia 1900) del Centre de Documentació i Museu Tèxtil de Terrassa.

  • París y la vida moderna. Aquí aparecen las nuevas costumbres de ocio: los cafés, los paseos urbanos, el teatro y la ópera..., son lugares que llaman la atención de Sorolla en sus frecuentes viajes a París. Con una creación de Fortuny, el mítico vestido Delphos, retrata a su hija en Elena con túnica amarilla (1909), de una colección privada.

Museo Sorolla

En el Museo Sorolla, la exposición se adapta a los espacios de la casa, que conserva prácticamente intactos su ambiente original y todo su mobiliario. Haciendo un recorrido por la muestra se pueden apreciar los siguientes temas:  * Una casa a la moda. El museo guarda, entre sus colecciones de pintura, numerosos retratos de la propia familia Sorolla, entre los muebles y objetos que el mismo pintor escogió.

  • El retrato de sociedad. Esta sección contiene diversos tipos de retrato de encargo, desde los de mayor compromiso, como pueda ser el de la reina María Cristina, al más desenfadado, como La bella Raquel (hacia 1912). Los retratos más tradicionales, en traje de fiesta o de noche, contrastan con los más modernos y sobrios vestidos negros.

  • Una familia elegante. Centrada en Clotilde, la mujer de Sorolla, y en sus dos hijas, María y Elena, que fueron elegantes modelos y siempre a la moda para el pintor.

  • Un Fortuny escondido. Por último, el visitante desemboca nuevamente en el ambiente original del comedor familiar. Allí, en un friso podemos ver el retrato de la pequeña Elena con un diseño dorado de Fortuny, el vestido Delfos.

La exposición "Sorolla y la moda" podrá verse en Madrid hasta el 27 de mayo de 2018. Os dejamos con un vídeo que nos aproxima a Sorolla como gran cronista de la moda en su época, a través de sus fabulosas pinturas, especialmente con los retratos femeninos que el pintor realizó entre los años 1890 y 1920.

Vídeo | Vimeo
Sitio Oficial | Museo Thyssen, Museo Sorolla
En Diario del viajero | Los destinos favoritos entre fashionistas y foodies para 2018, El Museo del Traje celebra el día de Santa Catalina, El sueño del diseñador se hace realidad: abre el Museo de Yves Saint Laurent en París

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio