Publicidad

Un palacio en el centro de Valencia: el Museo Nacional de Cerámica

Un palacio en el centro de Valencia: el Museo Nacional de Cerámica
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Caminando por el centro de Valencia nos esperan edificios sorprendentes como este palacio que llama la atención desde lejos. Unas fachadas barrocas, recargadas con esculturas desafiando la gravedad, guardan el palacio del Marqués de Dos Aguas, sede del Museo Nacional de cerámica en Valencia.

Hace pocos días tuve la oportunidad de conocerlo y junto a él se estaba rodando un anuncio publicitario, tal es la espectacularidad de la fachada, sin duda un decorado excelente para múltiples ocasiones. Pero vamos a conocer un poco más este palacio-museo.

El Museo de cerámica

El Museo Nacional de Cerámica y de las Artes Suntuarias "González Martí" es fruto de la pasión por la cerámica y el coleccionismo de su fundador, de quién lleva el nombre.

En él encontramos una extensa representación de cerámica española (especialmente valenciana) y extranjera, con estupendas colecciones de artes decorativas. El Museo está dividido en tres plantas.

Sala de baile Palacio marqués de Dos Aguas
  • En la planta baja nos espera una exposición de suntuosas carrozas y otros "coches" de mano para los paseos de los marqueses.

  • En la primera planta conocemos varias estancias del palacio, y en nuestra visita guiada podemos aprender mucho sobre el modo de vida de los "señores": la Sala de Porcelana, Sala Oriental y Sala de la Virgen... Llama la atención especialmente la lujosa Sala de Baile, en la que los músicos, escondidos, tocaban en directo para los invitados. Nos sentimos como Sisí (o el emperador) en un ambiente suntuoso. Los muebles, espejos, tapices, cuadros (algunos de Benlliure, Pascual Capuz, Ricardo Verde...) nos sumergen en otra época.

  • La planta superior está dedicada a la exposición de cerámica, en la que destacan las piezas medievales de Paterna o Manises. También son muy importantes el conjunto de azulejos medievales valencianos y el de"socarrats", o placas de techo decoradas. La colección se completa con la donación de cerámica oriental o el lote que Picasso dedicó al Museo en 1954. Nos quedamos con una cocina con todos los utensilios de época y, por supuesto, "envuelta" en cerámica.

El Museo también atesora una importante colección de textiles e indumentaria, aunque por preservarla del deterioro solo se expone ocasionalmente.

Museo de cerámica Valencia

Un edificio histórico

La construcción del antiguo edificio del Palacio se debe a la familia Rabassa de Perellós. Fue Giner Rabassa de Perellós y Montagut quien adquirirá el señorío de Dos Aguas en 1496, iniciándose así la Baronía de Dos Aguas. El aspecto del palacio experimentó cambios a lo largo de los siglos, y el gótico dio paso a una gran reforma en el siglo XVIII.

Fue hacia 1740 cuando el tercer Marqués de Dos Aguas decide renovar su casa solariega como muestra de su poder y linaje, sustituyendo el carácter severo de la antigua casa por una gran abundancia decorativa. De esta reforma destaca especialmente los adornos barrocos de la fachada principal, realizados en alabastro.

La portada contiene una alegoría de los ríos Turia y Júcar alusiva al marquesado y está rematada por una hornacina con la Virgen del Rosario que fue realizada por el mismo Vergara y que podía introducirse en el palacio cuando los marqueses no estaban gracias a un antiguo balcón corredizo, hoy desaparecido.

Fachada Museo Nacional cerámica

Pero aún faltaría una reforma de gran envergadura en el siglo XIX, llevada a cabo bajo las órdenes de Vicente Dasí Lluesma, quien hereda el título de marqués de Dos Aguas en 1853 al agotarse la sucesión directa. Introduce entonces un claro eclecticismo, que combina rococó, neo-imperio y motivos chinescos.

En el patio interior se sustituyeron las ventanas góticas por balcones con relieves de figuras alegóricas alusivas a las artes (arquitectura y escultura), a la agricultura y al comercio (que proporcionaban riqueza al marqués). Se decoró cada ámbito en estilos variados y se adquirió mobiliario de época.

Para contemplar este palacio en el centro de Valencia hemos de dirigirnos a la calle Poeta Querol, número 2. La visita al Museo es de martes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas. Domingo y festivos de 10:00 a 14:00 horas. La entrada general cuesta 3 euros, aunque es gratis sábados tarde y domingos.

Es muy recomendable realizar la visita guiada que el museo ofrece, previa reserva, para el público general (de martes a viernes). Ya sabéis, si vais a disfrutar de las Fallas de Valencia o de una escapada en Semana Santa a la Ciudad del Turia, no dejéis de visitar este palacio en el centro de Valencia: el Museo Nacional de Cerámica.

Sitio Oficial | MNCerámica En Diario del viajero | La Plaza Redonda de Valencia, bulliciosa antes y ahora, Un recorrido por la ciudad de las Artes y las Ciencias, La casa más estrecha de España está en Valencia (posiblemente) ¿Y la más estrecha del mundo?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir