Compartir
Publicidad

Visita a la Torre de Londres, donde los cuervos velan por el reino británico

Visita a la Torre de Londres, donde los cuervos velan por el reino británico
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Torre de Londres es una visita cara, una visita que hemos de pensarnos dos veces si hacer o no. Suena pragmático, o sencillamente terrenal, pero al final lo que nos impulsó a hacer la visita era el mal tiempo en Londres. Podíamos pasear bajo la incipiente aguanieve, emprender el camino de vuelta y dejar las visitas para el día siguiente o meternos en algún pub a ver si escampaba...

Pero estábamos en el Tower Bridge, junto a la Torre de Londres, Patrimonio de la Humanidad, y aunque sabía que la visita no era completamente a cubierto, sí que en ese recinto podíamos pasar un muy interesante rato (y largo), a cubierto si era necesario. Además, la Torre de Londres es una de las actividades recomendadas para hacer con niños en Londres, y allí estábamos con dos niñas pequeñas cansadas y heladas...

Habiendo tantas actividades gratis que hacer en Londres, es para pensarse entrar en este lugar. Pero no teníamos alternativa sencilla en ese momento (cerca de la hora de cierre de todos los museos en Londres) y, en fin, estábamos ante un monumento Patrimonio de la Humanidad, así que la decisión fue fácil.

De modo que me dispuse a hacer cola para pagar las entradas y fueron más de 60 euros dos adultos y una niña (la pequeña, por suerte, aun no pagaba). Eso sí, 60 euros bien aprovechados, ya que pasamos lo que quedaba del día en la Torre, muy entretenidos y conociendo un poquito más la historia de ese emblemático lugar londinense. Por cierto, con la tarjeta London Pass la entrada está incluida.

He de decir que en la Torre de Londres en muchos momentos tuve la extraña sensación de estar en un lugar que mezclaba la historia y la ficción de un modo peculiar. Como si me encontrara en un parque temático en el que sabes que estás viendo representaciones, espectáculos, con la diferencia de que en este "parque temático" el entorno es real, histórico.

Me explico. Resultaba extraño ver actores disfrazados, los "Yeoman Warders", conocidos popularmente como "Beefeaters", dando alaridos histriónicos en sus visitas guiadas cuando al mismo tiempo tenías otros guardias haciendo su seria vigilancia desde las garitas a las puertas del edificio de las Joyas de la Corona, por ejemplo.

Nosotros no nos unimos a esas guías-espectáculo, así que fuimos por libre descubriendo muchos secretos de esta antigua fortaleza. De cuando en cuando nos sorprendía alguna representación en algún rincón del recinto, "recreaciones en vivo" con actores, probablemente para amenizar a los que hacíamos cola para entrar en alguno de los edificios.

Medieval Palace - Torre de Londres
Palacio Medieval en la Torre de Londres

Visitas en la Torre de Londres

Al comprar las entradas nos facilitan un plano con todos los puntos de interés en la fortaleza. Son muchos. Destaco el Palacio Medieval, que se construyó en esta fortaleza como lujoso hogar para la realeza en la Edad Media. Allí nos sorprende el lujoso mobiliario, cortinas, alfombras... también el trono y una réplica de la cama del rey Eduardo I.

Es fabuloso pasear sobre las murallas de la Torre, con unas vistas estupendas al Támesis, al Tower Bridge y al navío de guerra HMS Belfast, en contraste con las edificaciones vanguardistas del distrito financiero, el nuevo Ayuntamiento de Norman Foster...

Volviendo al interior del recinto, también nos sorprende la Torre Beauchamp y su exposición "Prisioneros", las inscripciones en las paredes de esos presos... La Torre Sangrienta y la Torre Wakefield fueron testigos de asesinatos y torturas. Durante más de nueve siglos la Torre de Londres fue sinónimo de terror ya que en ella se encerraba y torturaba a todos aquellos que ofendían o traicionaban a la monarquía.

Algunos de los personajes más conocidos entre los que fueron ejecutados en la Torre Verde fueron la reina consorte Ana Bolena, la reina Jane Grey, el barón William Hastings, o el filósofo Tomás Moro.

Otro punto de interés son las Royal Beast, las Bestias Reales, ya que en la fortaleza han habitado a lo largo de la historia distintas especies, siendo un pequeño zoo real desde el reinado del Rey John a principios del siglo XIII. Pero si hay unos animales con leyenda en la Torre de Londres, esos son los cuervos.

Cuervo Torre Londres

Los cuervos de la Torre de Londres

Los cuervos son uno de los elementos más famosos de este monumento, ampliamente fotografiados y perseguidos por los niños. Muchos visitantes intentan atraerlos con comida. Y los vigilantes de la Torre de Londres seguro que cuidan muy bien de ellos...

Y es que cuenta la leyenda que en época de Carlos II los sabios aseguraron al rey que si algún día los cuervos abandonaban la Torre de Londres el reino y la fortaleza se vendrían abajo.

Uno de los guardias que protegen la torre, el Maestro de los Cuervos ("Ravenmaster"), cuida de los cuervos y efectúa una incisión en una de las alas de los cuervos para evitar que salgan volando del recinto. Hay grandes jaulas que aseguran los cuervos y muchos posados en distintos puntos del recinto. Una atracción más.

Pero la Torre de Londres no solo es sinónimo de terror y de protección del reino Británico. También es una muestra de poder del Imperio y de lujo, como comprobamos al conocer las Joyas de la Corona, las estrellas de la fortaleza histórica. Os lo contamos en breve.

Sitio Oficial | Historic Royal Palaces En Diario del viajero | El British Museum en Londres, Diez cosas que solo se pueden hacer en Londres, El natural History Museum de Londres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio