Compartir
Publicidad

Grandes Museos: el British Museum en Londres

Grandes Museos: el British Museum en Londres
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En mi reciente viaje a Londres no podía faltar un recorrido por uno de los grandes museos del mundo, el British Museum. Lo que no me esperaba es que se tratara de una visita tan breve como finalmente fue. Eso sí, aprovechada al máximo.

El hecho de que los museos cierren a horas tempranas (tempranas para nosotros, acostumbrados a otro tipo de jornadas), hace que tengas que distribuir tu tiempo de visita cuidadosamente, aunque los planes no siempre salgan como esperabas.

Esto fue lo que nos sucedio el día que pensábamos conocer el British Museum: el tiempo de la visita al anterior museo y sobre todo de comer se alargó más de lo esperado y llegamos al Museo apenas una hora y media antes de que cerraran.

Y aunque no lo creáis, esto que verdaderamente es de juzgado de guardia si queremos conocer uno de los grandes museos del mundo, tiene una ventaja: no había cola para acceder al museo, lo cual era muy de agradecer. No solo porque realmente aprovechamos ese tiempo para recorrer parte de sus salas sino porque ya nos habíamos cansado de hacer cola para entrar al Natural History Museum el mismo día, por la mañana.

Pero también he de decir que la visita me supo a poco y evidentemente tendré que regresar a este impresionante Museo, una de las primeras instituciones de este tipo en Europa, que custodia más de siete millones de objetos de todos los continentes.

Chipre en el Museo Británico

De hecho, mucho de este contenido no está expuesto debido a falta de espacio, y no es la primera vez que el British Museum se queda pequeño. La gran Biblioteca Británica, ahora con sede propia, formó parte del British Museum hasta 1973. Aún podemos visitar en el British su gran Sala de Lectura.

Y ya en 1887, también debido a la falta de espacio, trasladaron toda la colección de piezas naturales al Museo de Historia Natural de Londres, que como vimos se convirtió en museo propio en el año 1963.

A pesar de estas "disgregaciones", el British Museum puede ser inacabable, así lo demuestran sus múltiples zonas, como la imponente (y polémica) sección del Antiguo Egipto. Pero veamos cuándo surge este gran museo.

Fachada British Museum

Orígenes del British Museum

El origen del museo se remonta a una colección de más de 80.000 artículos (fundamentalmente libros y documentos) procedentes de la colección privada de un médico y naturalista Sir Hans Sloane y adquirida por el Gobierno británico.

Esta primera colección, que pronto empezó a crecer considerablemente añadiendo nuevas donaciones y adquisiciones, se ubicó en la casa Montagu, una mansión del siglo XVI. El museo abrió en esta sede oficialmente al público el 15 de enero de 1759.

Poco a poco llegaron las importantes piezas de Grecia, Roma y Egipto, con piezas célebres como la piedra de Rosetta o los mármoles del Partenón...

La donación del año 1823 por parte del rey Jorge IV al estado británico de la biblioteca de su padre, la Biblioteca del Rey, hizo que se considerara la necesidad de trasladar la colección a una nueva sede, debido a la falta de espacio en la casa Montagu.

Se vio que el British Museum necesitaba crecer, y la antigua sede fue demolida en el año 1845. En 1852 y en la misma ubicación, Robert Simrke inició la construcción de un nuevo edificio de estilo neoclásico. En 1857 finalizó el nuevo gran museo con la construcción en su interior de la Sala de estudio circular.

Egipto en el Museo Británico

Visita al British Museum

Una de las últimas reformas añadidas al Museo es espectacular. Impresiona al entrar al edificio el Gran Atrio de Isabel II, inaugurado en el año 2000, un diseño del estudio de Norman Foster que se ha convertido en la mayor plaza cubierta de Europa.

Fascinan los miles de cristales simétricos que dejan pasar toda la luminosidad del exterior como si estuviéramos en el interior de un panal transparente. Os recomiendo entrar al Museo aunque queden quince minutos para cerrar, solo por curiosear un poco en este gran atrio, contemplar las esculturas que se alzan en él, la gran Sala de Lectura Central o curiosear en las tiendas...

Por supuesto, necesitaremos mucho más tiempo para adentrarnos en todos los secretos del British Museum, y para ello os remito al recorrido básico por la planta principal y el sótano, así como por la planta superior.

Nos esperan piezas de gran belleza e incalculable valor correspondientes a diferentes culturas, como la Piedra Rosetta, el Monumento de las Nereidas, los Mármoles del Partenón, los tesoros del río Oxus...

Jarrón de Piranesi British Museum

Como es de suponer, en nuestra visita nos quedaron pendientes muchas salas y muchas piezas por contemplar (nos centramos en la planta superior), pero si hay un lugar que me gustó especialmente ese fue la Biblioteca del Rey, the King’s Library gallery, en la planta baja.

Esta precisa sala fue restaurada entre los años 2000 y 2003 para pasar a covertirse en la Room 1, la sala de la Ilustración (Enlightenment): descubrir el mundo el el siglo XVIII.

El Museo abre de sábados a jueves de 10 a 17:30 horas; los viernes hasta las 20:30. El Gran Atrio tiene un horario más amplio, de sábados a jueves de 9 a las 18 horas y los viernes hasta las 20.30 horas. Las estaciones de metro más cercanas al museo son Tottenham Court Road (500 metros), Holborn (500 metros) y Russell Square (800 metros).

Yo planificaría un buen rato para este gran Museo. Incluso todo un día, con los pertinentes descansos para despejarse. Os recomiendo una visita al cercano Russell Park, un parque encantador con las típicas ardillas haciendo de las suyas... ideal para un picnic si el tiempo acompaña.

La entrada al Museo Británico y a muchos de los servicios que ofrece, como el de la sala de lectura, son libres y gratuitos. Para algunas exposiciones temporales sí hay que pagar entrada. No dejéis de comprobar "what's on", pues las exposiciones y actividades suelen ser muy interesantes.

Sitio Oficial | British Museum Fotos | Eva Paris en Diario del viajero En Diario del viajero | El Museo Británico: breve historia y datos de interés, Grandes Museos: National Gallery, Londres, Diez cosas que solo se pueden hacer en Londres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio