Publicidad

Adios al balconing y al turismo de borrachera en las Islas Baleares

Adios al balconing y al turismo de borrachera en las Islas Baleares
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Qué triste es que tengamos que alegrarnos de que se le ponga coto a algo que no debería ni existir como tal. Hace ya unos cuantos años que las visitas a ciertas zonas de España no son únicamente para ir a la playa o visitar enclaves históricos, sino en busca de alcohol barato y fiestas desenfrenadas. Pues se ha terminado, porque las autoridades están decididas a decirle adiós al balconing y al turismo de borrachera en las Islas Baleares.

Es que lo más penoso de todo es se tenga que legislar sobre esto y que el Govern tenga que aprobar un decreto ley pionero en toda Europa para combatir los excesos en zonas turísticas de las Islas Baleares y limpiar de gentes no deseables la zona.

Este viernes en el consejo del Gobierno balear se ha aprobado un decreto ley que busca combatir los excesos en determinadas zonas turísticas de las Islas y que busca provocar un cambio real en el modelo turístico de esos destinos, fomentando el civismo, adoptando medidas de protección de las zonas y evitando los problemas derivados de los consumos excesivo de alcohol y drogas en determinados lugares del Archipiélago. Cosas que no tendrían que legislarse porque caen de cajón pero que visto el devenir de los acontecimientos no queda más remedio.

La medida afecta a las zonas de la Playa de Palma, S'Arenal y Magaluf en Mallorca y el West End de San Antoni en Ibiza y tendrá una vigencia inicial de cinco años. Vamos allá con el meollo de la cuestión: prohibida la publicidad que busque incentivar el consumo de alcohol en establecimientos turísticos, las barras libres, las happy hours o similiares, también la exhibición de bebidas alcohólicas y las máquinas expendedoras y su venta entre las 21.30 y las 08.00 horas.

Siguiendo por esa línea también está prohibida la organización y venta de excursiones del estilo de los pubcrawling (excursiones etílicas por la zona). Las tan habituales fiestas en embarcaciones (party boats) tampoco pueden ser objeto de publicidad y no podrán ni recoger ni dejar gente en esas zonas, suspendiéndose la concesión de nuevas licencias e iniciándose un período de 24 meses para regular las existentes.

¿Y el balconing? Pues, por supuesto, quedan prohibidas todas las prácticas peligrosas para la vida o integridad física de las personas. Esta limitación afecta a todo el territorio de las Islas Baleares y no sólo a las zonas anteriores. Todos aquellos que realicen estas prácticas serán expulsados inmediatamente de establecimiento en el que se encuentren y será una falta grave tanto para quien lo practique como para el que lo permita, con sanciones que podrán llegar a los 60.000 euros.

Hablando de las sanciones, con especial hincapié en las faltas graves y muy graves, económicamente se van a traducir en multas que van desde los 6.001€ a los 60.000€ (publicidad de bebidas alcohólicas, ofrecimiento de habitaciones por horas, no información de las normas, tener expuesto el alcohol...). Las faltas muy graves, entre las que se encuentra la venta de alcohol fuera de horario, las ofertas tipo happy hour, barra libre y demás, venta a menores y embarazadas o excursiones... pueden oscilar entre los 60.001 y los 600.000. Ahora sólo esperemos que esto se ponga rápido en marcha y estas zonas recuperen la normalidad.

Imagen | Magalufdiscount

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios