Compartir
Publicidad
Publicidad

Los vuelos nudistas están de moda

Los vuelos nudistas están de moda
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estos vuelos resulta difícil llevar exceso de equipaje. Más ligero, imposible. Parece que no todo estaba inventado en el mundo del nudismo...

En Diario del viajero os hemos hablado de las mejores playas nudistas, de hoteles nudistas, incluso de una sauna nudista. Y ya no nos resultan tan extraños los campings o los cruceros nudistas. Sin embargo, parece que la última moda en nudismo, valga la paradoja, son... ¡los aviones!

Una agencia de viajes alemana ha sido noticia estos días por la gran demanda que ha tenido su plan de viaje nudista. Ossiurlaub ofrece la posibilidad de volar despojado de toda vestimenta desde la ciudad de Erfurt hasta la isla alemana de Usedom, en el trayecto de una hora de duración.

En esta isla del Mar Báltico los pasajeros podrán disfrutar de un día de playa, nudista por supuesto, hasta que por la noche el mismo avión les devuelva a su punto de partida.

De momento sólo han planeado un viaje de estas características en verano, que costará unos 500 euros. Pero visto el éxito obtenido y la cantidad de reservas realizadas en pocas horas, no sería de extrañar que pronto inventaran otros lugares a donde volar ligeros de ropa...

En la lista para conseguir un asiento en este avión aparecen alemanes, franceses, italianos, neoyorkinos o japoneses. Viajarán en un pequeño aparato con capacidad para 55 pasajeros.

Parece ser que el personal de vuelo no se suma a esta idea tan fresca, y menos mal, porque no sé cómo se apañarían para hacerse diferenciar en sus cargos sin los uniformes...

Desde aquí reclamo, como defensora a ultranza de mi perímetro propio en la playa, que estos vuelos tengan la amplitud de primera clase, como en business para ir bien anchitos... por si las moscas. Si a veces ya resulta incómodo un vecino o vecina que parece no entender que la playa es para todos, imaginemos con los espacios tan reducidos, en clase turista y sin poder salir del avión.

Por cierto, una noticia tranquilizadora para los más aprensivos que no deseen volar donde otro asentó libremente sus posaderas: los asientos del aparato se recubrirán con una tela por motivos de higiene. Y otra que puede interesar a los adictos al café: por motivos de seguridad en este vuelo no se servirán bebidas calientes.

Lo siento, no he podido reprimir unas risas en estos últimos párrafos, pero es que me he imaginado unas cuantas escenitas a bordo del avión... Qué le vamos a hacer, la desnudez por sí sola no es que me produzca gracia, más bien me parece objeto de deleite por lo general, pero si se hacen estas apreciaciones de chiste...

Vía | La Vanguardia Sitio Oficial | Ossiurlaub

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio