Compartir
Publicidad
Publicidad

Algunos de los secretos mejor guardados de Tahití

Algunos de los secretos mejor guardados de Tahití
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Existen lugares en el mundo que aún conservan gran parte de la pureza de las regiones poco transitadas por el hombre. Hoy ponemos rumbo hacia las 118 islas del Pacífico Sur, para descubrir algunos de los secretos mejor guardados de Tahití.

Estas cinco propuestas revelan algunos de sus secretos mejor guardados.

La puesta de sol en Le Belvédère

Desde el restaurante Le Belvédere contemplaremos unas vistas inigualables del sol sumergiéndose en las aguas del Pacífico. Localizado en la isla capitalina de Tahití a 600 metros de altura, a los pies del Monte Aorai se contempla Papeete, el arrecife y la laguna, el océano y, en el horizonte, la isla de Moorea

Un paseo por los jardines de coral en Tahaa

Coge tu equipo de snorquel y dirígite a las cristalinas aguas de la conocida como “la isla de la vainilla”. Impresionantes jardines coralinos se abrirán bajo nuestras miradas atónitas. Estoy seguro que más de uno no querrá salir del agua y se pasará las horas rodeado de miles de peces tropicales de colores y la caprichosa vegetación submarina.

No te puedes perder las rosas de coral del “jardín japonés” o la sorprendente “Gruta de los pulpos”.

Tratamiento corporal a base de legendarias perlas negras y fragante vainilla

El Kahaia spa del hotel Four Seasons Resort Bora Bora ofrece un tratamiento exquisito donde tradiciones ancestrales se funden con las disciplinas y prácticas terapéuticas occidentales para equilibrar nuestro cuerpo y dejarnos como nuevos. Utilizarán el exfoliante natural “Kahaia body scrub” mezclado con polvo de las legendarias perlas negras tahitianas y esencias de vainilla nativa.

Tras preparar la piel, se recibe un masaje corporal al gusto y uno facial holístico y anti-estrés rico en algas orgánicas, todo ello con unas incomparables vistas al monte Otemanu, valles de hibiscos y la hermosa laguna.

Las misteriosas Islas Marquesas

Situado a 1.400km al noreste de Tahití se encuentra el archipiélago más septentrional de esta región y que sólo es apto para ávidos viajeros. Su agreste y sensual naturalezam su esencia volcánica y paisajes abruptos, cautivó a Paul Gauguin, el cual pintó con colores vivios cuadros inspirados en estos parajes y que ya forman parte de la historia del arte.

Descubrir los atolones de Tuamotu en un catamarán de lujo para ti solo

Tuamotu cuenta con 76 islas y atolones coralinosque surgen como un laberíntico engranaje a lo largo de un arco de 1.500 km. Lo que habrá que vigilar en este caso es el presupuesto, pero muchas de las personas que llegan hasta estas latitudes no tienen problemas para rasgarse el bolsillo.

Imagen | clesenne En Diario del viajero | La ruta del aceite de Monoï en Tahití En Diario del viajero | Rurutu, la paradisiaca isla de las ballenas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio