Publicidad

Los 11 imprescindibles de Colonia: olores, sabores e historia
Recomendaciones de la casa

Los 11 imprescindibles de Colonia: olores, sabores e historia

Publicidad

Publicidad

Me gustan las listas, creo que ya os lo he dicho en alguna ocasión: me parece una manera fantástica de organizar los viajes cuando vas con poco tiempo, así que hoy, para terminar el año quiero dejaros los 11 imprescindibles de Colonia: olores, sabores e historia en un paseo por una de las ciudades más encantadoras de Europa.

Colonia es la cuarta ciudad más grande de Alemania está justo a orillas del Rin y nos abre un maravilloso abanico de posibilidades, siendo un centro económico y cultural de importancia internacional. Una visita, rápida, organizada, nos ofrece un poco de todo.

1. Catedral de Colonia

Cologne 1975948 1920

No podemos empezar por otro lugar que no sea la impresionante Catedral de Colonia. A pesar de que los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial redujeron a escombros casi el 90% del centro histórico de Colonia, la Catedral permaneció intacta e imponente entre tanta destrucción. Sus tres pórticos, con uno central mucho mayor y dos torres laterales que terminan en una gran aguja hace que nos recuerde mucho a la Catedral de Burgos. Una suerte de Catedral afrancesada pero sin el habitual rosetón.

La empezaron a construír a mediados del siglo XIII y cuando levantaron sus dos torres se convirtió en el edificio más alto del mundo, con 157 metros y así siguió hasta que el Obelisco de Washington le quitó el título en 1884.

2. Puente Hohenzollern

Cologne 1078671 1920

De hierro y construído entre 1907 y 1911 (aunque reconstruído tras los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial) es el más antiguo de los siete puentes que cruzan el Rin, y el más famoso por la vista que ofrece conjuntamente con la Catedral. Además de poder cruzar el puente Hohenzollern a pie por él atraviesan más de 1000 trenes al día, convirtiéndolo en el puente ferroviario más transitado de toda Alemania.

3. Ver, oler y comer en el Schokoladenmuseum

5038743135 Fd6c3f8384 O

Nos gustan los museos especiales, así que por qué no empezar con el Schokoladenmuseum, porque hay que alimentar cuerpo y alma de vez en cuando y además el edificio es precioso. Conocer el origen y el proceso de elaboración, entrar en un invernadero tropical con plantas de mango, plátano y cacao, para terminar degustando el chocolate de una fuente al final.

4. Un paseo por Schildergasse

Las compras, aunque sea con la vista, son siempre una parada obligada, y en Colonia eso se hace por Schildergasse, una de las calles más famosas y transitadas de Alemania. Es de unos 500 metros de largo y va desde Hohe Strasse hasta Neumarkt. En Navidad es el camino a seguir para llegar a algunos de los mercadillos navideños más famosos.

5. Una visita a las Plazas de Altermarkt y Heumarkt

En Altermarkt se celebraba en la época medieval el mercado y hoy es una de las zonas más animadas de toda la ciudad, llena de cafeterías, bares y restaurantes. En esta plaza está el Antiguo Ayuntamiento y una estatua de Jan von Werth de 1884. Muy cerca está Heumarkt, que también tenía su mercado medieval.

6. Köln Rathaus

7225629092 Ad64ef9c44 K

Esta preciosidad de edificio es el ayuntamiento más antiguo de toda Alemania, con su torre construída entre 1407 y 1414. Esta torre gótica de 61 metros de alto está decorada con más de un centenar de estatuas que representan célebres personajes de la ciudad. Y sí, por desgracia, como el resto de los edificios y construcciones, tuvo que ser reconstruida tras de la Segunda Guerra Mundial.

7. Museo Wallraff-Richartz

El Wallraf-Richartz Museum es una imponente pinacoteca con obras que van desde la Edad Media hasta el siglo XX. En él se pueden admirar obra de Durero, El Bosco, Rubens, Hals o Rembrand y también hay obra de Manet o Van Gogh. Es bastante pequeño en tamaño, lo que lo hace muy asequible aunque vayas con poco tiempo.

8. Basílica Gross Saint Martin

7225614494 Fbd135d5ec K

La vista de la la Basílica de San Martín El Grande que veis en la foto es desde Fischmarkt, la plaza donde se celebraba antiguamente el mercado de pescado: pequeña, con edificios estrechos de fachadas de colores y la imponente iglesia, a la que se entra por el otro lado del edificio. La vista desde arriba es impresionante, con bellos ábsides románicos que incluyen una galería y una torre central de más de 70 metros de altura.

9. Farina Dufthaus 4711

agua de colonia

Una tienda. Un olor. Un edificio que no nos dice nada (y que es más bien feo) pero que marca el lugar en el que nació el agua de Colonia, obra de un italiano, de nombre Juan María Farina: una dilución de aceites en etanol, que resultaba bastante más suave que los perfumes franceses. La marca 4711 le compró la licencia y se estableció en Glockengasse comercializando la famosa Agua de Colonia Original. El lugar perfecto para llevar souvenirs.

10. Museo Ludwig

En la Rocallinplatz, justo al lado derecho de la Catedral, está el Museo Ludwig (al lado del museo romano-germánico). Si en el Museo Wallraff-Richartz empezábamos en la edad media aquí nos ocupamos de arte moderno: expresionismo, vanguardia rusa, arte pop y los últimos estilos alemanes. Aquí observarás obra de Pablo Picasso, Salvador Dalí o Andy Warhol.

11. Reihnpark

reihnpark

Y tras una apurada visita siempre es bueno terminar relajándonos paseando por un parque, así que es una gran idea cruzar el puente Hohenzollern y pasear a la orilla del río disfrutando de uno de los jardines más bonitos de Alemania.

Imagenes Gerd Rohs, 377053, Frank Bubu, ObjektivKRAFT, shankar s., Rob oO, Metro Centric

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios