Los imprescindibles de una visita a Berlín: museos, barrios, parques y todo lo demás
Guías

Los imprescindibles de una visita a Berlín: museos, barrios, parques y todo lo demás

HOY SE HABLA DE

Demos el salto a Alemania y con ojos deseosos en esta ocasión visitamos la capital, sin que se os quede nada en el tintero en vuestra preparación, porque hoy os dejamos los imprescindibles de una visita a Berlín: museos, barrios, parques y todo lo demás.

Berlín es una ciudad fascinante, llena de contrastes, de historia, de edificios levantados sobre las ruinas de una guerra, y en cierta manera, también es una ciudad en la que subyace una cierta tristeza. Merece la pena visitarla y conocerlo todo bien.

La puerta de Brandenburgo (Brandenburger Tor)

Berlin 3392667 1920

Si hablamos de Berlín, desde luego hay que empezar por la Puerta de Brandenburgo con la siempre presente Embajada de Estados Unidos junto a ella. Data de 1788-1791 y sobre ella está la imponente Cuádriga con la diosa Viktoria, añadida unos años más tarde y que también vivió sus aventuras puesto que Napoleón la trasladó a París durante una década. La plaza que está frente a ella es Pariser Platz y como curiosidad, ahí está el Hotel Adlon, de luctuoso recuerdo porque por una de sus ventanas sacó Michael Jackson a uno de sus hijos.

Monumento a los judíos de Europa asesinados (Denkmal für die ermordeten Juden Europas)

Memorial 510156 1920

A una manzana de la Puerta de Brandenburgo está el Monumento a los judíos de Europa asesinados, o monumento del Holocausto, con 2711 losas de hormigón a diferentes alturas que no dejan indiferente a nadie. Caminar por sus estrechas calles provoca confusión, ahogo, sensación de soledad... En el subterráneo anexo están los nombres de todas la víctimas judías del holocausto conocidas, obtenidos del museo israelí Yad Vashem.

Unter den Linden

Berlin 4711919 1920

Continuando por la preciosa avenida que se abre ante nosotros desde la Puerta de Brandenburgo tenemos Unter den Linden (en castellano "Bajo los tilos),  que nos deja un paseo entre preciosos edificios barrocos y neoclásicos y muchas esculturas. A un lado está la Staatsoper Unter den Linden, enfrente de ella está la Alte-Königliche Bibliothek, de triste recuerdo (como muchos rincones de Berlín), porque aquí Josef Goebbels organizó la quema de libros de 1933.

Cerca de la Ópera está la catedral católica, la Hedwigskirche, que recuerda al Panteón de Roma. También en la acera de enfrente está la Universidad Humboldt, donde estudió Karl Marx, o el Zeughaus, que es el antiguo arsenal de la ciudad y el edificio más antiguo de la zona,  y el Deutches Historisches Museum.

Friedrichstrasse

Germany 3432425 1920

Doblando estratégicamente en medio de Unter den Linden nos adentraremos en Friedrichstrasse, que va más allá de esta avenida, el río Spree y se cruza con varios sitios de referencia. Es una calle llena de oficinas, tiendas, como una sucursal de Galeries Lafayette, y oficinas.

Gendarmenmarkt

Berlin 4468906 1920

A Gendarmenmarkt la conoce como la plaza más bonita de Berlín, que es mucho decir, y allí está el Konzerthaus, flanqueado por la Französischer Dom y la Deutcher Dom, dos catedrales gemelas en lados opuestos de la plaza. La primera, construida por los artesanos hugonotes que huían de Francia, cuenta su historia. La segunda, narra la historia de la democracia alemana.

Por cierto, muy cerca de ahí está la deliciosa chocolatería Fassbender und Rausch donde es muy recomendable hacer una parada para recuperar fuerzas en nuestro recorrido.

Checkpoint Charlie

Berlin 2011423 1920

Friedrichstrasse era en su momento uno de los grandes centros de conflicto entre Berlín Este y Oeste. El American Checkpoint Charlie era la frontera entre la zona Americana y la soviética. Hoy en día lo que hay es un espectáculo bastante turístico con una réplica del puesto fronterizo (el original está en el Museo de los Aliados) y un par de soldados disfrazados.

Aquí también se pueden ver partes del Muro que separaba ambas partes de la ciudad y hay que ir mirando al suelo porque allí encuentras una línea de metal que marca su trayectoria.

Topographie des Terrors

Topography Of Terrors 563131 1920

Y visitar Berlín es vivir los horrores de la Alemania nazi, de la persecución a los judíos y a todo aquel que fuera o pensara diferente. El lugar que hay que visitar, dejar que te rompa y aprender para que no se repita (uno de ellos) es la Topografía del Terror, donde hay una exposición permanente de los horrores cometidos por la Gestapo y las SS, en Alemania y en el resto de Europa. Y no solo el interior merece una visita, sino el exterior con restos del Muro y demás vestigios.

Jüdisches Museum Berlin (Museo Judío de Berlín)

Berlin 106859 1920

No muy lejos de allí está un museo imprescindible: el Jüdisches Museum Berlin, que cuenta la historia de los judíos dentro de un edificio que en su momento resultó polémico por su forma y diseño, en forma de zig-zag. Por dentro no es tan regular, con salas en pendiente, ventanas de formas caprichosas... En él se exponen objetos de la vida cotidiana de los judíos, como cuadros y utensilios de cocina.

Museum Insel: una isla llena de museos

Bode Museum 5833570 1920

Una isla llena de museos es lo que tiene Berlín en el río Spree. Aquí está el Altes Museum, el primero que se construyó y que está lleno de antigüedades con una exposición permanente de arte y cultura de los griegos, etruscos y romanos. El Neues Museum es el encargado de guardar la colección del Museo de Egipto y de Papiros, del Museo de Prehistoria y Protohistoria y la Colección de Antigüedades. La joya de la corona de su colección es el busto de Nefertiti. El Pergamon Museum debe su nombre al altar de Pérgamo que se alza imponente en su interior, donde también está la Puerta de Ishtar, la Avenida de las Procesiones y la puerta del mercado de Mileto.

El Bode Museum está lleno de esculturas medievales, arte paleocristiano y bizantino. Y nos queda la Alte Nationalgalerie, llena de pinturas de autores del siglo XIX como Monet, Manet, Renoir y Degas, entre otros.

Berliner Dom

Berlin 4860600 1920

La Berliner Dom es el imponente templo de la catedral evangélica de Berlín. Como toda la ciudad, quedó muy dañado por los bombardeos y no se comenzó su reconstrucción hasta 1975. En su interior están las tumbas de los Hohenzollern y la subida a su espectacular cúpula es algo totalmente recomendable por las vistas de la ciudad que ofrece.

Tiergarten

Siegessaule G750635b62 1920

Atravesado por la gran avenida de Unter den Linden tenemos el Tiergarten, que debe su nombre (jardín de animales) a toda al fauna que lo poblaba y que hacía las delicias de la aristocracia prusiana cuando iban a cazar. En medio está la Siegessäule, la columna de la Victoria erigida en 1873 para conmemorar las victorias prusianas. Subir casi hasta la Dorada Else es un reto pero las vistas bien lo merecen.

A lo largo de su extensión podemos encontrar muchas estatuas conmemorativas, puentes y es uno de los pulmones de Berlín al que van los ciudadanos a disfrutar.

Reichstag

Deutscher Bundestag G698148195 1920

El edificio original del Reichstag data de 1894 y quedó totalmente destruído tras la II Guerra Mundial. Después de una muy intensa restauración (impresionan las fotos) recuperó su función de sede del Bundestag (parlamento unificado). En 1993 se le encargó a Sir Norman Foster que lo restaurara y colocara una cúpula para sustituir a la original y lo hizo en cristal, tanto en techos como en paredes, y ahora es uno de los símbolos visibles de la ciudad.

El edificio es visitable si se hace la petición con tiempo y se puede salir de la cúpula a una terraza para ver la vista de la ciudad.

Alexanderplatz

Berlin 5289802 1920

Antiguo núcleo el Berlín Este, debe su nombre al Zar Alejandro . Muy visible es la Fernsehturm  (Torre de la Televisión), que sobrepasa en altura a la Torre Eiffel parisina y que tiene un restaurante giratorio no apto para gente con vértigos y mareos.

Muy curioso observar el reloj mundial, en el que se pueden conocer todos los husos horarios.

En su entorno también está Marienkirche , una iglesia con una preciosa nave del siglo XV y una torre con linterna añadida en 1790.

Kurfürstendamn y la Iglesia Memorial Kaiser Guillermo

Berlin 6474288 1920

Si uno va a Berlín no puede pasar sin visitar Ku'damm, el elegante barrio de las compras, las galerías de arte y los cafés. Pero también hay que pasar por ahí para ver las impactantes ruínas de la Iglesia del Kaiser Guillermo. Edificada en 1895 en estilo románico, contrasta con la modernidad del barrio, estaba decorada con deslumbrantes mosaicos que eran una copia de San Marcos de Venecia. Las bombas aliadas la destruyeron en 1943 y se decidió que no se iba a reconstruír, como recuerdo de la destrucción de la guerra.

Al lado de ella está la nueva capilla, ultra moderna, que se ha ganado sobrenombres como La barra de Labios o el estuche de maquillaje. Es una capilla y octogonal con una torre hexagonal con vidrieras de colores.

Schloss Charlottenburg 

Berlin 2149380 1920

Hemos ido saltando un poco de los horrores del nazismo a museos y ahora nos toca visitar el Castillo de Charlottenburg, el bonito palacio real de los Hohenzollern. Sus jardines dan justo al río Spree y los hay de dos estilos: inglés y francés.

Vale la pena hacer una visita guiada del edificio, siendo siempre muy conscientes de que está totalmente reconstruído (como todo Berlín) pero los apartamentos privados del rey Federico I y la renia Sofía Carlota no dejan indiferente.

Otros lugares de interés

Kiss 2779519 1920
  • No se puede marchar uno sin visitar la East Side Gallery del Muro de Berlín y sacarse una foto con el beso más famoso de todo Alemania.
  • Hay que pasarse por Postdammer Platz, (que la consideran el Times Square de Alemania) y por allí están la Gemäldegalerie, el Bauhaus-Archiv y el Museo del Cine, entre otros.
  • Salirse de la zona central y adentrarse en la brutal naturaleza del bosque del Grunewald, visitando el Pabellón de Caza.
  • Visitar el Memorial Andén 17, en la estación de U-Bahn del Grunewald, con las placas que recuerdan a los judíos que fueron deportados y sus destinos. Pone los pelos de punta.
  • Berlín también hay que visitarlo mirando al suelo y parándose a leer los Stolpersteine, los adoquines dorados con los nombres de los judíos que sacaron de sus casa, para no volver, que incluyen las edades.
  • Ir al Estadio Olímpico de Berlín, sede de los Juegos Olímpicos de 1936, donde Jesse Owens ganó cuatro oros delante de todo el gran despliegue nazi de Hitler.
  • Saliendo de Berlín es una visita preciosa Spandau y su Ciudadela.
  • Visitar Potsdam, con el Palacio de Sanssouci, que era el palacio de verano de Federico el Grande.

Imágenes | Pixabay

Temas
Inicio