Compartir
Publicidad

Cinco puentes habitados del mundo en los que no me importaría vivir

Cinco puentes habitados del mundo en los que no me importaría vivir
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las estructuras creadas por el hombre (y a veces por caprichos de la naturaleza) que más nos fascinan son los puentes y hoy nos vamos a fijar en algunos que trascienden su función de mero pasadizo y que incorporan, además, viviendas. Veamos cinco puentes habitados en el mundo, hermosas construcciones con vistas a los ríos.

Los puentes habitados fueron muy comunes en la Edad Media en Europa, cuando se buscaba evitar impuestos del suelo o de peajes instalando viviendas o comercios en estas construcciones. En la actualidad, perduran algunos que albergan tiendas, almacenes e incluso viviendas.

Tal vez próximamente veamos resurgir una tendencia, recuperar esta manera de vivienda que, vistas las fotografías y los entornos, no debe estar tan mal... Me imagino sobre estos puentes en coquetos estudios, remodelados con todas las comodidades. Eso si, en ocasiones no nos debería importar el trasiego de gente que se quiere acercar a contemplar estos curiosos y populares puentes habitados.

  • Empezamos con el puente Krämerbrücke es el más largo del mundo entre los que se hallan habitados. Está en la ciudad de Erfurt, Alemania y su nombre significa "puente de los mercaderes". Las viviendas parecen casitas de cuento, con sus tejados irregulares, sus balcones colgantes y su variado colorido. Antiguamente acotado por dos iglesias, una a cada extremo del puente, la piedra sustituyó a la madera y las tiendas de productos exóticos traídos de Oriente por los mercaderes a los modernos comercios de artesanía y restauración que pueblan su paseo peatonal interno en la actualidad.
Puente habitado Bath
  • A continuación viajamos hasta el puente Pulteney, que atraviesa el río Avon, situado en una ciudad Patrimonio e la Humanidad, Bath, Inglaterra. Fue diseñado por Robert Adam en estilo paladiano y finalizado en 1773. Es uno de estos cinco puentes habitados en el mundo, con tiendas a lo largo de ambas márgenes, como una floristería, una tienda de antigüedades o un bar de zumos. Después de numerosas remodelaciones, es evidente la diferencia entre la elegante fachada principal y la menos acertada fachada norte, más austera. Me pido la primera.
Ponte Vecchio
  • El Ponte Vecchio es tal vez el puente habitado más reconocible por encontrarse en la ciudad de Florencia, Italia, y haberse convertido uno de sus iconos. Es el puente más antiguo de Florencia, con precedentes en la época romana. Su aspecto actual data del siglo XIV, cuando fue construido para reemplazar un puente destruido por una inundación. En sus inicios albergaba comercios de herreros, carniceros y curtidores, que fueron sustituidos por las orfebrerías y joyerías que perduran hoy día, junto a los artistas callejeros que pueblan su corredor. Aunque esta construcción parece incluir solo los comercios, se dice que algunas tiendas esconden pequeños apartamentos con las mejores vistas de la ciudad al río Arno. ¿No perdonaríamos el epicentro bullicioso de una ciudad histórica como Florencia?
Puente Lovech Bulgaria
  • El puente cubierto de la ciudad de Lovech, Bulgaria, cruza el río Osam, que conecta las partes del antiguo y nuevo Lovech, siendo posiblemente el símbolo más reconocible de la ciudad. Fue construido originalmente a finales del siglo XIX con una longitud de 84 metros, una anchura de 10 metros y con 64 tiendas y domicilios. Después de varias reconstrucciones, el puente hoy es peatonal y a lo largo de sus 106 metros contiene nueve tiendas, tres talleres y dos pastelerías, pero no pervive en él ningún domicilio.
Puente habitado Vietnam
  • Pasamos a un ejemplo de puente habitado conservado en Asia, concretamente el puente-pagoda Chùa Cầu, que se ha convertido en la mayor atracción turística de Hoi An, en Vietnam. Construido en el siglo XVII, es de estilo japonés y fue utilizado como un palacio de justicia. En su interior no hay pisos, a diferencia de los puentes anteriores, pero a pesar de su reducido tamaño alberga un templo budista. ¿Tal vez un lugar especial para buscar la paz interior? Si no tuviera tantas visitas...

Como veis, no se trata de vivir bajo un puente sino sobre él. ¿No os apetecería vivir en cualquiera de estos puentes habitados del mundo? ¿Con cuál os quedáis?

Fotos | Roberto Strauss, Mark Harding, AEP, Klearchos Kapoutsis y David McKelvey en Flickr-CC
En Diario del viajero | Los puentes más bonitos y fotogénicos del mundo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio