Compartir
Publicidad
Por qué no te puedes perder Peratallada, el encantador pueblo medieval en el Bajo Ampurdán
Recomendaciones de la casa

Por qué no te puedes perder Peratallada, el encantador pueblo medieval en el Bajo Ampurdán

Publicidad
Publicidad

Peratallada es una localidad española de la provincia de Girona que forma parte de Forallac, un municipio del Baix Ampordà. Por su belleza, y por muchas otras razones, hoy te cuento por qué no te puedes perder Peratallada, el encantador pueblo medieval en el Bajo Ampurdán, fue declarado Conjunto Histórico-Artístico, ya que sin duda se trata de uno de los conjuntos de arquitectura medieval más importantes y que se encuentran en mejor estado de Cataluña y del resto de España.

Esta localidad que compite en belleza con Pals, otro pueblo medieval en la provincia de Girona del que os hablé hace tiempo, está cargada de historia, existiendo constancia de su castillo desde el siglo X. Tanto su Iglesia situada extramuros como el conjunto arquitectónico medieval que encierran sus murallas, forman uno de los más atractivos pueblos de Girona. Estas son las razones por las que no deberías dejar de visitar Peratallada en tu próximo viaje a Cataluña.

El núcleo urbano de Peratallada está construido sobre un basamento de roca arenisca, habiendo alcanzado su esplendor en plena Edad Media, aunque hay noticias de asentamientos anteriores. Por allí pasaba el camino de Empúries, siendo lugar de paso entre el Camino de la Bisbal y Girona.

Detalle Entrada

La entrada de la ciudad, un arco estrecho que servía para evitar que pasaran grandes carruajes y tenía una pequeña ornacina para colocar una imagen de la virgen. Sus calles muestran el paso de los años y vemos las huellas de las rodadas de los carros que han dejado horadado el suelo de piedra de las calles.

Huellas

Monumentos principales

Hay mucho que ver en esta localidad. Como una breve referencia, estos son algunos de los puntos que no te puedes perder en una visita a Peratallada. Además no olvides dejarte llevar y caminar por sus calles y tener la cámara lista porque no podrás dejar de fotografiar sus bellos rincones, sus plantas, sus piedras, sus colores...

1. Iglesia de Sant Esteve de Peratallada, de principios del siglo XIII

Iglesia Santa Maria Peratallada

Esta Iglesia, situada extramuros, es un templo del siglo XIII cuya fachada, es propia del estilo románico tardío ampurdanés. Su espadaña está en buen estado y cuenta con cuatro torres que forman cuatro vanos de diferente tamaño, -2 con campanas-, y un rosetón. Por desgracia no se puede visitar su interior, ya que no está en buenas condiciones. Dentro está la sepultura del Barón Gilabert de Cruïlles, primer líder de la baronía de los Crüilles de Peratallada.

2. Castillo - Palacio de Peratallada

Castillo

Aunque se tienen referencias de su existencia desde el año 1065, este Palacio es fruto de una evolución que parte incluso desde más atrás en la época romana y visigoda. Así en la construcción se ven estos elementos románicos, góticos y otros posteriores, distinguiéndose la parte fortificada y la parte de palacio, que fue residencia de los barones de Crüilles de Peratallada, los nobles poderosos en la ciudad. La plaza en la que está situada la entrada es también de gran belleza.

3. La Torre de L'Homenatge

Torre

Es una construcción de los siglos XI y XII, situada dentro del castillo. Tiene planta cuadrada, coronada con almenas y una altura sobre la muralla de unos 8 metros. Fue excavada directamente sobre la roca y en tiempos estaba rodeada de un foso.

4. La plaza de los arcos o de las Voltes

Voltas

Fue el centro del pueblo durante muchos años. Servía para resguardar los días de mercado de las inclemencias del tiempo y hoy es uno de los monumentos más fotografiados de Peratallada. Sirve de paso hacia el interior del pueblo y es muy distinta desde el exterior, -con arcos sencillos de piedra- al interior, -donde las bóvedas y arcos que veis en la imagen le dan un carácter muy especial.

Un paseo por Peratallada

Encanto Peratallada

Caminar por las calles de Peratallada es transportarse a otro tiempo. Las construcciones de piedra tallada -de donde parece derivar su nombre-, el aprovechamiento de las antiguas murallas perfectamente integradas en el contexto actual, sus maravillosas buganvillas y otras plantas coloridas y el ambiente medieval que ha sabido mantenerse hasta nuestros días, hacen de un recorrido por Peratallada uno de los más agradables para una escapada de un día por la zona.

Paseo Calles

Además del bello entorno interior, también las vistas de las montañas de la comarca y del Golfo de Roses, su rica gastronomía y la existencia de comercios orientados a que el visitante se quede contento -obras de artesanía, productos de alimentación local, etc.-, hacen que una visita a este pueblo medieval sea prácticamente obligada.

Perat

Si os gustan este tipo de localidades que han sabido mantenerse fieles a su tradición y donde podréis disfrutar de buena comida local gracias a la existencia de buenos restaurantes donde completar la experiencia, decidirse por una visita a Peratallada, el encantador pueblo medieval en el Bajo Ampordán será una elección que os alegrará haber tomado.

En Diario del Viajero | Pals, un precioso pueblo medieval en la provincia de Girona
En Diario del Viajero | Calella de Palafrugell, donde Serrat compuso "Mediterráneo" en Girona

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio