Compartir
Publicidad
Publicidad
Beetripper, ¿el Uber de los guías de viajes?
Tecnología

Beetripper, ¿el Uber de los guías de viajes?

Publicidad
Publicidad

Hace unos días me hablaron de una plataforma que permitía encontrar guías no profesionales especialistas en una temática concreta de su ciudad. Rápidamente pensé en los guías de viajes y si volvería a saltar una polémica similar al caso de Uber con los taxistas.

Beetripper comenzó a funcionar en Sevilla, Madrid y Barcelona. Acabo de entrar en su web y veo que ya son quince ciudades: las tres iniciales, más Zaragoza, Bilbao, Málaga, México, Buenos Aires, Bogotá, Valencia, Granada, A Coruña, Alicante, Tenerife y Gran Canaria. Veamos cómo funciona.

¿Y qué es esto de Beetripper?

Una start up de Sevilla nacida con el objetivo de que sus usuarios muestren una visión diferente de su ciudad a los visitantes mediante rutas en las que sean expertos. A través de su web ponen en contacto a los guías (no profesionales) con los visitantes. Algo parecido a Couchsurfing, pero en vez de dar alojamiento, se muestra la ciudad, y con otra gran diferencia: en Beetripper se paga.

Beetripper

Los guías o beetrippers, crean en su perfil diferentes rutas por la ciudad, fijan una duración concreta y un precio por hora. En un principio esta tarifa estaba fijada, pero en la actualidad cada guía puede establecer su precio según su demanda. Por ejemplo, rutas para ir de compras, por los museos de la ciudad, o por los bares típicos de tapas.

La idea me parece estupenda y gracias al sistema de referencias, puntuando a los guías tras el tour, permite conocer cuáles son los mejores de cada ciudad y deja fuera de juego a los que no ofrecen buen servicio.

El futuro y la legalidad de Beetripper

Walking

La idea de Beetripper se hizo realidad en noviembre de 2014 y todavía parece estar en vías de expansión pues, de momento, no hay un alto número de guías en las ciudades.

Aunque según indican sus creadores la legislación aplicable en España depende de cada comunidad autónoma, mientras no sea una actividad lucrativa habitual esperan que no haya problemas. También indican que Beetripper tiene un mercado diferente a los guías tradicionales.

Sin embargo, hay que señalar que en ningún caso sería comparable a Couchsurfing, que funciona muy bien en España y en prácticamente todo el mundo, pues en esta red social no está permitido el pago y, por tanto, no existe ningún lucro por parte del usuario de la red.

Estamos todos de acuerdo en que existen diferencias entre el servicio ofrecido por Uber y el de los taxistas convencionales pero, en resumidas cuentas, eran los clientes de los taxistas los que se decantaban por Uber. Los gremios de taxistas protestaron y llegó a términos legales con la prohibición de Uber en España y otros países.

Está por ver qué sucederá en los próximos meses respecto a la legalidad de Beetripper, si es que la plataforma finalmente adquiere suficiente relevancia y popularidad dentro del turismo de las ciudades en las que se ofrece. Seguiremos atentos en Diario del Viajero.

En Diario del Viajero | En Nueva York ya hay más vehículos Uber que taxis tradicionales
En Diario del Viajero | Turismo colaborativo
Web | Beetripper

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos