Publicidad

Women Only: Viajes sólo para mujeres

Women Only: Viajes sólo para mujeres
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Si en el ámbito de la literatura encontramos libros especialmente dirigidos a las mujeres jóvenes (la llamada chick lit), raro era que en los viajes no aparacieran conceptos de viajes para mujeres o, al menos, que hagan hincapié en los intereses típicamente femeninos.

Es el caso de, por ejemplo, Focus on Women, la primera agencia minorista creada en España y dirigida específicamente a mujeres. Focus on Women no sólo persigue el espíritu femenino de los viajes, sino también acomoda a las mujeres que deciden viajar solas o que prefieren hacerlo en compañía de personas de su mismo sexo; un tipo de viaje que, hay que decirlo, era impensable hace apenas unas décadas.

Manifesta Safaris es también una compañía californiana dedicada a organizar actividades solo para mujeres, como golf, surf, vacaciones creativas, etc. Así como lo es Mujer & Viajera, otra agencia de viajes especializada en viajes diseñados para mujeres.

Este tipo de iniciativa, además, pone en contacto a las viajeras femeninas con las comunidades de mujeres de los lugares que se visitan.

Hoteles femeninos

Luthan Hotel & Spa
Luthan Hotel & Spa
En el tema del alojamiento también empiezan a proliferar hoteles Women Only, como el Artemisia, en Berlín, o el Hotel Bella Sky Comwell, en Copenhague, que disponen de una planta entera reservado sólo para mujeres: concretamente la planta 17 de la torre 2. El Grange City Hotel tiene un total de 300 habitaciones, de las cuales 68 son “Female Friendly Rooms”.

En Hong Kong tenemos el Hotel Fleming, que posee habitaciones personalizadas especialmente para hombres o para mujeres. El ejemplo más exótico probablemente sea Luthan Hotel & Spa, en Arabia Saudí, un hotel regentado por un grupo de 20 princesas sauditas.

Tras los pasos de las viajeras

Annie Londonderry
Las mujeres viajeras, a lo largo de la historia, han sido una rareza tan singular como las mujeres científicas o las mujeres dramaturgas. Sin embargo, sus historias pueden servir para inspirar a mujeres del siglo XXI, sobre todo en los casos en los que se ha propuesto un viaje en solitario.

Como Annie Londonderry (1870 – 1947), la primera mujer en dar la vuelta al mundo en bicicleta. Gertrude Bell (1868 – 1926), arqueóloga, escritora y voluntaria de la Cruz Roja. Amelia Earhart (1897 – 1937), una pionera de la aviación y activista de los derechos de las mujeres. Junko Tabei (1939), la primera mujer en subir el Everest. Tina Sjögren (1959), la primera mujer en conseguir el reto de los Tres Polos (subir al Everest, y llegar a los dos polos, Sur y Norte).

Pero mis casos favoritos son los de Rosie Swale-Pope, del que os hablé el otro día, y que fue la primera persona en dar la vuelta al mundo corriendo. Y, sobre todo, el caso de la periodista norteamericana Nellie Bly, la mujer que dio la vuelta al mundo en menos de 80 días (y poco después que Phileas Fogg).

Vía | entremujeres | Hosteltur En Diario del viajero | Colección de libros “Mujeres Viajeras” | American Airlines lanza un sitio web para mujeres Fotos | Wikimedia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir