Síguenos

Dia de los Muertos

Seguimos nuestro recorrido “de miedo” en estos días cercanos a Halloween. Hoy nos vamos hacia México para conocer la arraigada tradición del Día de los Muertos.

La celebración del Día de Muertos tiene raíces prehispánicas ya que hay registros de celebraciones en las etnias mexica, maya, purépecha, nahua y totonaca. Los rituales que celebran la vida de los ancestros se realizan en estas civilizaciones por lo menos desde hace tres mil años.

En la era prehispánica era común la práctica de conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento. Cada año, en el noveno mes del calendario solar mexica, cerca del inicio de agosto, se celebraba el festival por los ancestros y duraba un mes completo.

Las festividades, en recuerdo de los parientes fallecidos, eran presididas por la diosa Mictecacíhuatl, conocida como la “Dama de la Muerte” y esposa de Mictlantecuhtli, Señor de la tierra de los muertos.

Con la llegada de los españoles a América y la religión católica, el festival se convierte en el Día de los Muertos. En él se honra a los difuntos el 2 de noviembre, comienza el 1 de noviembre, y coincide con las celebraciones católicas de Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos.

Es una festividad mexicana y centroamericana de gran tradición y fuerza popular. Se celebra también en muchas comunidades de Estados Unidos, donde existe una gran población mexicana y centroamericana. La UNESCO ha declarado esta festividad como Patrimonio de la Humanidad.

Dia de los Muertos

Las tradiciones populares mexicanas celebran el retorno transitorio a la tierra de los familiares y seres queridos fallecidos y coinciden con el final del ciclo anual del maíz, que es el cultivo predominante en el país.

Para facilitar el retorno de las almas a la tierra, las familias esparcen pétalos de flores y colocan velas y ofrendas a lo largo del camino que va desde la casa al cementerio. Se preparan minuciosamente las comidas favoritas del difunto y se colocan alrededor del altar familiar y de la tumba, en medio de las flores y de objetos artesanales, como las famosas siluetas de papel.

Estos preparativos se realizan con particular esmero, pues existe la creencia de que un difunto puede traer la prosperidad (por ejemplo, una abundante cosecha de maíz) o la desdicha (enfermedad, accidentes, dificultades financieras, etc.) según le resulte o no satisfactorio el modo en que la familia haya cumplido con los ritos.

Dia de los Muertos

Los muertos se dividen en varias categorías en función de la causa del fallecimiento, edad, sexo y, en ciertos casos, profesión. Se atribuye un día específico de culto para cada categoría. La razón de estas categorías viene de muy antiguo. En el mundo prehispánico, las almas de los muertos tenían distinto destino de acuerdo a su forma de morir (no de vivir).

Hoy en día, no hay rincón de México donde no se celebre el Día de los Muertos con un despliegue de color y rituales. Las viviendas particulares, comunidades, clubes, instituciones populares se llenan de los llamados altares de muertos donde se recuerda a los difuntos de la familia o del barrio.

Si estás en México en estos días, no puedes volver a casa sin una de las maravillosas figuras de papel que representan a los muertos en actitudes de la vida cotidiana, con los trajes de su época, tocando instrumentos o de fiesta.

Y si de fiesta se trata, tampoco puedes perderte las calaveras de dulce que están disponibles en mil variedades y en cada tienda, casa o puesto callejero. Por lo general hechas de azúcar y con llamativos colores para representar a los difuntos. Se pueden personalizar con el nombre del familiar pintado en azúcar también y se regalan e intercambian entre familias y amigos.

En México, el culto a los muertos ha pasado de ser un rito a una forma de vida y hasta una expresión artística.

Imágenes | Wikipedia
En Diario del Viajero | Halloween
En Diario del Viajero | Mexico

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios