Sigue a Diariodelviajero

Tren Monte Rainier

Seguimos viajando en tren por Estados Unidos, conociendo itinerarios por rutas escénicas o lugares históricos.

El tren del vino en el Valle Napa
California
Un recorrido de algo mas de 3 horas por el corazón del valle vitivinícola más famoso de California. El recorrido va desde Napa hasta Santa Helena a lo largo de más de 60 kilómetros. El tren cuenta con un wine bar en el coche restaurant donde se van probando las especialidades de la zona. El tren hace paradas en algunas de las bodegas más conocidas. Este tren es también escenario de varias salidas especiales a lo largo del año: tren del misterio, salidas familiares, la vendimia, etc.

Tren escénico del Monte Rainier (foto del inicio)
Washington
Este itinerario en tren discurre aproximadamente 3 horas por las 20 millas cercanas a Divide, en el estado noroeste de Washington. El tren sale de Mineral y es empujado por una locomotora a vapor (salvo en las salidas que se avisan con anticipación). Atraviesa los densos bosques que rodean el pueblo y cursos de agua sobre puentes antiguos.

Tren Gran Cañon

El tren del Oeste de Yreka
California
Un viaje en el tiempo desde el inicio, con la partida a bordo del “Blue Goose” de 1889. Una de las atracciones de esta ruta es la Nro.19, la locomotora a vapor construida en 1915. Los coches son originales de 1920 con un ambiente de época perfectamente conservado, incluyendo un vagón descubierto. El itinerario incluye el paso por varios cementerios antiguos, el Valle de Shasta donde se puede arpeciar al monte del mismo nombre (ver el tren del que hablamos ayer). En alguna de sus paradas puede hacerse un picnic y respirar el ambiente del Lejano Oeste que se desprende de una visita en este tren histórico.

El tren del Gran Cañón
Arizona
Ye en 1901,el tren del Gran Cañón traía viajeros de todo el mundo para que se asomen al borde mismo de los impresionantes barrancos. En aquellos tiempos era la principal vía de acceso al Parque Nacional del Gran Cañón. Cuando en 1968 se decide la clausura del servicio de pasajeros, este ferrocarril histórico estuvo a punto de desaparecer frente al avance del automóvil como medio de transporte. En 1989 renació de la mano de empresarios turísticos y hoy transporta a más de 230.000 personas cada años hasta el parque, ofreciendo paquetes con hotelería y visitas para quienes quieran dejar el coche aparcado unos días

Diario del Viajero | Estados Unidos: trenes para conocer (I)
Diario del Viajero | El tren de los 1.000 vagones

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario