Síguenos


Muchas veces nos quejamos del tráfico en nuestras ciudades de origen. Claro que siempre puede ser peor. O sino, sólo basta con observar como se conduce en la India.

Un caos permanente, ruidos, frenadas, automóviles, bicicletas, motocicletas y moto taxis mezclados, yendo por carriles en los que no respetan ni siquiera los sentidos de circulación.

Pero, vamos, no puede dejar de asombrarnos la habilidad de esos conductores de evadir otros vehículos, frenar justo antes de impactar contra otro coche, lanzarse a cruzar una calle en el momento exacto y salir triunfante de esa situación.

Claro que, una recomendación al turista será la de no alquilar un automóvil y dejar que alguien con experiencia en el tráfico indio sea el encargado de conducir. Es que, más allá del peligro que implicaría la misión, de seguro las vacaciones terminarían con un gran estrés para el arriesgado que haya decidido probar suerte en el tráfico de este país. Aunque, podría catalogarse a ese, como un verdadero viaje de “turismo aventura”.

En cuanto a las bocinas ¿Existirá algún tipo de díalogo no interpretado por nosotros? Es increíble y no deja de maravillarme el hecho de que se “comuniquen” de este modo y que conduzcan de esa manera.

Un capítulo aparte debería ser el de los peatones. Verdaderos valientes que intentan cruzar la calles. Y aquí no hay chofer que pueda rescatar al turista por lo que habrá que tomar coraje, tener una dosis de suerte y llegar a destino sanos y salvos.

Actualización:

Nuestro lector Ráfaga, quien trabaja en el estado de Maharastra escribió a Diario del Viajero para garantizar que el tráfico allí “es un auténtico caos” y agrega: “El ruido de los pitos es constante y sí, tienen una especie de idioma con el claxon. Por ejemplo, el código de circulación indio dice algo así como que si vas a adelantar o te acercas a un cruce has de tocar el claxon. (...) En las rotondas no hay preferencias, el código de circulación dice que se habrá de ‘negociar’ el cruce. Esto es, meter el coche, moto, autobús o bici como puedas e imperando la ley del más fuerte. Más cosas que os puede interesar es que aquí usan constantemente las luces de carretera (las largas) con lo que está deslumbrando permanentemente al prójimo.

Todo lo que se oye de vacas en la carretera es totalmente cierto y si estás en el Rajastán lo de menos son las vacas. Ahí lo peligroso es atropellar un camello pues como son más altos caen encima del techo y te aplastan”

Muchas gracias Ráfaga por participar y ayudarnos con tu experiencia para saber de primera mano lo que allí sucede.

Vídeo | You Tube IYou Tube II
En Diario del Viajero | En coche por Bulgaria, Viajar en coche por Portugal, ¿Por qué coducen del otro lado?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios