Sigue a

London Eye

London Eye es la mayor noria de Europa y la tercera del mundo

Londres es una ciudad para ser contemplada. Sus grandes edificios, el río con sus barcos pasando, los puentes, y los innumerables monumentos que la salpican hacen de la ciudad un compendio admirable. Por eso siempre que se visita es bonito subirse a un lugar elevado para verla en una amplia panorámica.

Uno de los lugares que nos permite esta gran visión de Londres es su London Eye. Esta enorme noria-mirador fue construida en el año 1999 para conmemorar el cambio de milenio, razón por la que también se le conoce como Millennium Wheel (rueda del milenio). Su colosal estructura soporta 32 cápsulas con una capacidad de 25 personas cada una.

London Eye se sitúa junto al río Támesis, enfrente del Palacio de Westminster que corona el Big Ben. Desde la propia parada de metro de Westminster (líneas Circle, District y Jubilee) llegaremos en seguida cruzando el río, pero también tenemos la opción de bajarnos en Waterloo (líneas Bakerloo, Waterloo & Circle, Jubilee y Northern) y llegaremos antes por un paseo que por las noches está la mar de agradable.

La noria tiene una altura de 135 metros, y supuestamente en los días despejados se puede ver, desde su punto más alto, a una distancia de 40 kilómetros. Lo que tendremos más próximo a nosotros será el Palacio de Westminster, así como la Abadía y la Catedral (la católica). La estación de Charing Cross Road será otro de los muchos puntos visibles que encontraremos a lo largo del Támesis.

No obstante, de todas las opciones que ofrece la ciudad para que la contemplemos desde las alturas, ésta es la menos recomendable por cuestiones prácticas: el ticket cuesta unas 17 libras y el paseo solo dura 30 minutos, en los que la noria da una única vuelta. Eso sí, las vistas son bonitas.

Foto | Álvaro Onieva
Web oficial | London Eye
En Diario del Viajero | Las mejores vistas de Londres (III)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario