Compartir
Publicidad

Hoteles con el encanto de la historia (II)

Hoteles con el encanto de la historia (II)
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Continúamos con nuestro listado de hoteles que poseen el encanto de la historia. Nos hicimos eco hace unos días de la iniciativa de Trivago y estamos completando el listado con algunos alojamientos que desde nuestro punto de vista poseen ese toque especial que les otorga eventos históricos relevantes o el pasar de los años.

Proseguimos con nuestro viaje hotelero:

The Willard. Washington, Estados Unidos

Se localiza en la principal avenida de Washington, la Pennsylvania Avenue, que conecta la Casa Blanca con el Capitolio de los Estados Unidos. Fundado en 1818, es desde sus inicios centro de la vida política y social de la capital. Desde que se inauguró podría decirse que todos los presidentes norteamericanos han pasado por aquí. El mismo Martin Luther King escribió aquí su famoso discurso “I Have a dream”.

Reid´s Palace. Funchal, Portugal

Sobre un acantilado, en Madeira, en la costa sur de la Isla de Funchaleste se encuentra este emblemático hotel que fue inaugurado por un pobre grumete escocés en 1891. Éste había desembarcado en la isla con solo catorce años y consiguió amasar una gran fortuna en el negocio del vino.

El Reid’s Palace se convirtió pronto en el centro de la alta sociedad europea que llegaba a la isla en busca de paz, naturaleza y buen clima. Entre susde mayor relevancia se pueden nombrar a políticos como Winston Churchill o al mismo General Batista. Pero el personaje que ha hecho más legendario este establecimiento es sin lugar a dudas Sissi Emperatriz, ya que descansó aquí tras el suicidio por amor de su hijo Rodolfo.

Le Plaza. Bruselas, Bélgica

Inspirado en el lujoso hotel parisino, el Hotel Le Plaza fue concebido para ser uno de los principales hoteles, con un marcado estilo francés y amplios espacios. El ya citado Winston Churchill pasaba largas temporadas aquí. A causa de un proyecto de renovación el hotel cerró en 1976 y estuvo cerrado una larga temporada hasta que en 1996 abrió de nuevo sus puertas de mano de un rico aristócrata europeo. La reforma ha cuidado y guardado su atmósfera original. Cuenta con una Suite Presidencial, de 340 metros cuadros, decorada con mármoles de Verona.

Grand Hotel Rimini. Rimini, Italia

La costa del Mar Adriático es el marco para este hotel con reminiscencias venecianas. Fundado en 1908 y aunque fue gravemente dañado tanto en la Primera como en la Segunda Guerra Mundial, en ambas ocasiones fue completamente renovado conservando un estilo fuertemente inspirado en el arte veneciano del siglo XVIII. Cabe destacar que éste fue el destino favorito del director de cine Fellini, que además lo inmortalizó en algunas de sus películas como “Amarcord”. El hotel fue declarado Monumento Nacional en 1994.

Hotel Lawrences, Sintra. Portugal

En mi parecer Sintra es una de las villas más románticas de Europa. Así lo entendío también en su momento el poeta romántico inglés Lord Byron que al conocer este emplazamiento lo denominó como el edén europeo. Está considerado el hotel más antiguo de la Península Ibérica (1764), de los más antiguos de toda Europa. Las habitaciones no tienen números sino que de identifican por el nombre de algún personaje histórico que pasó allí una noche. Este es el caso del ya nombrado poeta Lord Byron.

The Cadogan. Londres, Reino Unido

En este suntuoso hotel, que fue construído allá por el año 1887, el Rey Eduardo de Inglaterra tenía sus encuentros amorosos secretos con la famosa actriz Lillie Langtry. El hotel situado cerca de Hyde Park y el Palacio de Buckingham se convirtió fácilmente gracias a su situación y su ambiente selecto en el lugar perfecto para sus aventuras. Actualmente el hotel sigue siendo un referente de la capital londinense por su marcado estilo inglés en el que destaca su restaurante, llamado precisamente Langtry en honor a la actriz.

Grand Hotel de Cabourg. Cabourg, Francia

Lleva abierto desde 1907 y se localiza en el norte de la costa francesa, en concreto en la región de Normandía. Fue un lugar habitual de vacaciones del literato francés Marcel Proust, que pasaba aquí largas temporadas de descanso para escribir sus obras. Le sirvió además de inspiración para novelas como “En busca del tiempo perdido”.

Sin duda podríamos incluir muchos más en la lista, pero estos son algunos de los más emblemáticos. Si tienes alguna aportación que hacernos no dudes en dejarntus comentarios.

Imagen | Pedro Ferrer / Fieraz
En Diario del Viajero | Hoteles con el encanto de la historia (I)
En Diario del Viajero | 10 de los mejores castillos para dormir en Europa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos