Publicidad

Duerme en un tren con las mejores vistas sobre un puente en Sudáfrica
Alojamientos y hoteles

Duerme en un tren con las mejores vistas sobre un puente en Sudáfrica

Nos encanta traeros alojamientos curiosos, lugares especiales en los que pasar una estancia singular. Hoy nos trasladamos a África para dormir en un tren con las mejores vistas sobre un puente, en el hotel boutique Kruger Shalati Train on a Bridge.

Estamos en pleno Parque Nacional de Kruger, en Sudáfrica, en un hotel de lujo en un marco incomparable. Todo un homenaje a la experiencia vivida por los primeros visitantes del Parque Nacional Kruger que llegaban en tren y dormían en él antes de continuar el viaje. ¿Nos asomamos?

El hotel Kruger Shalati se sitúa sobre el antiguo puente ferroviario Selati, icónico y original, en Skukuza Camp. Se ha llevado a cabo la restauración y mejora de uno de aquellos trenes, que descansará permanentemente sobre las vías originales que atraviesan el puente, por encima de las aguas del río Sabie.

Para ampliar el espacio útil se ha anexionado una plataforma a lo largo del puente, de modo que en ella se han situado terrazas panorámicas y un jacuzzi desde donde relajarse y disfrutar de las vistas a la naturaleza que ofrece el parque.

Desde las habitaciones y gracias a los amplios ventanales también se puede contemplar el paisaje al tiempo que se dispone de todo tipo de lujos y comodidades. El hotel cuenta con 24 habitaciones con baño privado con capacidad para 48 personas, con otras 7 habitaciones en la adyacente Kruger Shalati Bridge House con capacidad para 14 camas en tierra junto al puente.

Suite familiar, suite luna de miel, comidas, excursiones... completan esta experiencia africana de lujo. Y no al alcance de cualquiera: una habitación doble ronda los 900 euros la noche. Y, si queremos conocer un poco más el entorno, ¿qué nos encontraremos en el Parque Kruger Shalati?

Hotel tren Kruger Shalati
Tren Hotel Sudáfrica

Parque Nacional Kruger Shalati

El nombre de Kruger Shalati proviene de del antiguo jefe guerrero Shalati, que vivía cerca de este río en la región de Skukuza y gobernaba a la tribu Tebula. El parque fue el primero de vida salvaje que se estableció en el mundo, en 1898. Ocupa dos millones de hectáreas de superficie, y forma parte de la Reserva Internacional de Biosfera de los Cañones de Kruger definida por la UNESCO.

En él habitan leones, leopardos, rinocerontes, búfalos, elefantes, cocodrilos, guepardos, jirafas, hipopótamos, más de 500 especies de aves... De entre los numerosos ecosistemas y gran variedad botánica, destaca la planicie de los baobabs.

El parque nacional Kruger posee 21 campamentos, así como varios refugios privados y las opciones de pernoctar en lodges sencillos. También algunos hoteles de lujo, a los que se suma este del que os hablamos hoy. Respecto a las reservas, la más popular por su densidad de animales es Sabi Sands, seguida por la de Mala Mala.

Se recomienda contar con un guía experto para no perderse las mejores zonas del parque, junto a la experiencia de caminar por las sendas del mismo, lo cual permite un contacto con la fauna y la flora más directo, intenso y distinto del que se tiene cuando se visita en todoterreno.

El parque está abierto todo el año y aunque en la época fría es más fácil ver animales (la vegetación no es tan frondosa), en verano el paisaje es más espectacular. Dada la extensión del parque, se recomienda al menos pasar tres días en el mismo.

Desde Johannesburgo o Ciudad del Cabo se puede volar a los tres aeropuertos que hay cerca del parque: Phalaborwa (PHW), Hoedspruit (HDS) o Nelspruit, también conocido como Aeropuerto Kruger Mapumalanga Internacional (MQP).

En fin, como base perfecta para conocer el parque, este hotel tren con las mejores vistas sobre un puente en Sudáfrica nos ha hecho soñar con futuros viajes y paisajes exóticos, safaris fotográficos... Memorias de África en un vagón de lujo.

Vagones habitación

Sitio Oficial | Kruger Shalati

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios