Publicidad

El mejor regalo para San Valentín, una escapada romántica a Samaná en la República Dominicana

El mejor regalo para San Valentín, una escapada romántica a Samaná en la República Dominicana
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

En esta época del año, cuando la ola de frio invernal nos tiene recluídos en casa y anochece tan temprano, pensar en lugares remotos y cálidos como las playas de la República Dominicana es un sueño que muchos desearían convertir en realidad. Por eso he pensado que el mejor regalo para San Valentín sería una escapada romántica a Samaná, en la República Dominicana.

Samaná es una provincia de la República Dominicana que ocupa toda la península de Samaná, una preciosa zona del país que fue descubierta por Colón en primer viaje a América cuyas señas de identidad son la Bahía del mismo nombre y sus playas llenas de palmeras y por la Sierra de Samaná, una zona sin demasiado relieve que canaliza las brisas costeras.

En una escapada romántica a Samaná hay muchas actividades que se pueden hacer y disfrutar en pareja para celebrar San Valentín ya que cuenta con mucho potencial turístico pero no tan saturado como otras zonas de la isla.

Samana Romantica
Un viaje a la República Dominicana, dirigido a la península de Samaná, tiene que tener el mar como punto fuerte. Playas preciosas como Playa Rincón con sus calas alargadas y de más de tres kilómetros de extensión, sus blancas arenas y aguas turquesas llenas de matices harán las delicias de cualquier pareja de enamorados.

Además de Playa Rincón hay otros muchos lugares donde disfrutar del sol dominicano en esta época del año, como Playa Colorada, El Valle, Madame, Fronton, Playita, Ermitaño, y otras de las mejores playas con sabor latino, que tienen en común las arenas blancas o doradas y las aguas verdes o azules donde se puede practicar snorkle y sorprenderse con los coloridos peces de arrecife.

Las hamacas y las camas de playa con dosel de la foto superior suponen un escenario idóneo para unos días de descanso, disfrutando de la relajación de los baños de sol y de la animada música de fondo. Los merengues y bachatas y algún trago de ron serán suficientes para disfrutar durante el día a la espera de presenciar un espectáculo tan bello como el atardecer en Cayo Levantado, una pequeña isla a la que podéis acercaros de excursión.

Samana Atardecer

Tras la puesta de sol podemos disfrutar de cena en los pequeños restaurantes locales donde las ensaladas de arroz, los frutos tropicales y las langostas y otros platos de mariscos harán las delicias de los paladares más exigentes. La oferta de ocio nocturno también es abundante. Hay numerosos bares y discotecas donde la música y los tragos están abiertos mientras el cuerpo aguante y os queden ganas de bailar

Sin duda hay tres actividades que os recomiendo si aprovecháis a visitar Samaná en la República Dominicana en esta época: por un lado, es el momento de las visitas de las ballenas y cada día se organizan excursiones para avistar ballenas desde barcos, una experiencia inolvidable, emocionante y llena de atractivos,

Shutterstock 63104218 650

Por unos 150 euros podréis contratar una excursión desde vuestro hotel en Samaná en la que podréis tomar estupendas fotos y crear recuerdos para toda la vida. Recordad llevar crema solar y algún gorro para no quemaros con el potente sol, y más cuando nuestras pieles blancas del invierno no esperan semejante contraste.

En segundo lugar, puede apeteceros hacer una excursión muy divertida en la que alternaréis un recorrido en caballos y burros con un paseo por las montañas para llegar a una maravillosa cascada como el Salto del Limón.

9709253480 7a16f23be0 K

El espectáculo que os pera al llegar es inolvidable, pero tampoco se os olvidará la divertida experiencia del viaje en las caballerías por unos caminos que a veces os llegarán a cortar la respiración y os acelerarán el corazón.

La tercera recomendación es que intentéis bucear. Tanto si sois aficionados al submarinismo deportivo como si simplemente queréis tener esa experiencia por primera vez, descubriréis todo un mundo de color. Si sois novatos, podréis contratar un bautismo de buceo por unos 50 euros, en el hotel o en cualquiera de los Dive Center oficiales. Si sois ya practicantes habituales os encantarán las inmersiones coloridas de Samaná y sus alrededores donde podréis ver tortugas, mantas, muchos peces de colores y todo un repertorio de esponjas, corales y estrellas de mar.

Si elegís un viaje a esta zona para vuestra escapada romántica, las playas de Samaná y sus otras ofertas turísticas os están esperando. Seguro que os gustarán tanto como a mí cuando estuve la primera vez. De hecho, me enamoré de aquellas tierras, de sus gentes y de mi mujer, con quien realicé ese viaje.

Fotos | Alberto Loyo, Pakus, Antonio Castagna
En Diario del Viajero | Un precioso atardecer en Samaná. Cayo Levantado
En Diario del Viajero | Visitando las cascadas o cataratas más bellas del mundo (II): el Salto el Limón

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir