Publicidad

Las principales reservas donde ver pingüinos en la Patagonia argentina
América

Las principales reservas donde ver pingüinos en la Patagonia argentina

Publicidad

Publicidad

Cada primavera austral (a partir de septiembre), miles, cientos de miles de pingüinos reinicidan su ciclo vital en las playas rocosas de la Patagonia argentina. Vuelven cada año para pasar los meses mas cálidos de estas latitudes para reproducirse y criar a sus pichones al abrigo de los acantilados costeros.

Los pingüinos son habitantes estacionales de la Argentina y forman sus colonias durante la primavera y el verano de cada año. Se establecen en colonias cuyos ejemplares en su gran mayoría emigran desde las aguas cálidas del sur de Brasil hasta las costas patagónicas. Pasados los calores australes, regresan al norte para continuar su ciclo vital lo que provoca sucesivas migraciones año tras año.

Si viajas a la Patagonia entre septiembre y marzo, querrás disfrutar el magnífico espectáculo de las parejas de pingüinos empollando o enseñando a sus pequeños. Para ello, te sugerimos aquí las principales pingüineras de la Patagonia argentina.

Encontramos principalmente ejemplares de pingüinos de Magallanes, que puede llegar a casi medio metro de altura. Sin embargo existen además colonias de pingüino papúa y de penacho amarillo, este último conocido también como pájaro bobo saltador por su costumbre de moverse de un lugar a otro con saltos torpes y muy pequeños.

Los pingüinos ponen 2 huevos en el mes de octubre y la gestación dura exactamente cuarenta días, período en el que los padres se turnan para empollar e ir al mar a alimentarse. Desde diciembre a abril se suceden las clases de pesca a medida que los polluelos van creciendo. A final de temporada, la familia emprende el regreso al norte.

Parque Nacional Monte León

Ya hemos hablado de este rincón de la Patagonia. Te sugerimos releer nuestro post: Parque Nacional Monte León. Ubicado a 54 kilómetros de Puerto Santa Cruz abarca 61.700 hectáreas en el mar y 35 kilómetros de costa. En esta sección de costa anidan cada temporada aproximadamente 60.000 ejemplares.

Península Valdés

En el norte de la provincia de Chubut, Península Valdés es uno de los santuarios de fauna más renombrados del mundo. Una reserva que es reconocida por ser uno de los mejores lugares para ver ballenas. En este entorno de estepa patagónica, de pastos barridos por el viento y una costa escarpada, se concentran grandes colonias de elefantes marinos, cormoranes y también es el lugar que eligen orcas y ballenas francas para aparearse y parir cada año.

En este espacio encontramos una gran colonia de pingüinos apostada en el extremo norte de la península, en la zona ocupada por la Estancia San Lorenzo. Formada por medio millón de ejemplares, esta colonia es la segunda más grande de la Argentina y puede ser visitada a través de un sendero de ochocientos metros que serpentea entre las cuevas cavadas en la tierra en las que las aves empollan sus huevos.

Magellanic Penguin 4312418143

Punta Tombo

La mayor colonia de pingüinos de Magallanes de la Patagonia se encuentra en Punta Tombo, de hecho es la mayor colonia continental del mundo. En plena temporada de cría, puede llegar a albergar mas de un millón de ejemplares en una estrecha franja de 600 metros de ancho por 3 kilómetros de largo. Parejas de pingüinos que regresan año tras año, juntos, al mismo nido cavado entre las rocas de la playa.

Esta reserva de fauna está ubicada a 100 km al sur del valle inferior del río Chubut, donde se encuentran las ciudades de Rawson y Trelew.

Cabo Vírgenes

En Cabo Vírgenes y la cercana Punta Dúngenes, termina el continente americano. Mas allá, cruzando el estrecho de Magallanes, se encuentra la Isla del Fuego donde se encuentra Ushuaia.

En este aislado punto del mapa, en la provincia de Santa Cruz, encontramos a una gran colonia de pingüinos magallánicos formada por más de trescientos mil ejemplares. Aquí conviven con

La colonia está preservada en una Reserva Provincial y la forma de acceder es a través de la legendaria Ruta 40, desde la ciudad de Rio Gallegos por 130 kilómetros de grava. El área protegida abarca una superficie de 49 hectáreas y puede ser recorrida por una muy larga pasarela de madera de 1500 metros que termina frente al Atlántico sur.

A lo largo de toda la costa patagónica, encontramos un gran número de pingüineras. Desde el islote Redondo, en la provincia de Río Negro hasta la última, en la isla Martillo en el archipiélago de Tierra del Fuego. Algunas muy numerosas, otras albergan algunos cientos de parejas. En todas, podemos descubrir el bello ejemplo de fidelidad de estas magníficas parejas de pingüinos de Magallanes.

Imágenes | Martin St.Amant, Dfaulder
En Diario del viajero | Vigilia de los pingüinos en directo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir