Compartir
Publicidad
Publicidad

Los destinos de mis sueños

Los destinos de mis sueños
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siguiendo con nuestro repaso de los destinos favoritos de Diario del viajero, me toca el turno de mostraros cuáles son mis preferencias. Cada uno hemos elegido cinco lugares a través de los que podréis conocer las páginas de destino, la última novedad en el blog que esperamos os resulte atractiva. Y, por supuesto, que nos dejéis vuestros votos y comentarios.

Voy a hacer un repaso de cinco destinos deseados, deseados porque ya estuven en ellos y no veo el momento de volver, o deseados porque se incluyen en el listado de los viajes siguientes. Las razones que me impulsan a elegir estos cinco destinos son variadas, en unos me llama más la naturaleza, en otros la cultura, en otros los paisajes, también la monumentalidad y en todos el deseo de conocer y aprender.

En el camino para elegir mis viajes pendientes se han quedado muchos lugares, más o menos cercanos. Y aunque sólo he seleccionado tres, en realidad no sé si serían los elegidos a la hora de decidir tres hipotéticos últimos viajes. Aquí os dejo con los destinos de mis sueños cumplidos... y por cumplir.

Riviera Maya

La Riviera Maya mexicana

Para que un viaje sea inolvidable y se grabe con intensidad en nuestro interior, ¿que tiene que suceder? Para cada viajero habrá unos condicionantes distintos, desde la compañía adecuada a que el transporte no sufra retrasos. En mi viaje a la Riviera Maya mexicana sí hubo algún retraso de vuelos, pero por lo demás, no puedo poner ninguna pega.

El clima, el alojamiento, la gastronomía, las playas, los cenotes, los parques naturales, los pueblos, las gentes, las tradiciones, los vestigios culturales... todo hace de la Riviera Maya un destino idílico para movernos a nuestro aire, dejando el todo incluido sólo para cuando no podamos más. Porque hay que disfrutar de todo lo que esta zona de la Península de Yucatán tiene que ofrecer. Especialmente, empaparse de la cultura maya milenaria que asoma en muchos de sus paisajes, monumentos y sus tradiciones.

Palacio Viena

Viena

Algo similar a la Riviera Maya me sucede con Viena. El viaje a Viena salió perfecto. Perfecto porque en agosto el calor no nos machacaba. Perfecto por las animadas noches en la Plaza del Ayuntamiento, con proyecciones de los mejores conciertos de música clásica amenizados con riquísima cerveza y frankfurters. Perfecto por sus palacios y jardines. Perfecto por el paseo en la noria del Prater. Perfecto por un almuerzo sentada junto al Danubio. Por la tranquilidad de los cafés vieneses...

No puedo evitar la atracción por la ciudad imperial que conserva huella de su pasado a cada rincón. Disfruté admirando el Palacio Schönbrunn, el Belvedere, la Ópera, la Catedral de San Esteban, la Iglesia de San Carlos Borromeo o el Palacio Imperial Hofburg. Y de otros muchos rincones que no aparecen en las guías turísticas y que es preciso descubrir dejándose llevar por las calles de Viena.

Sydney

Australia

Y pasamos de mis sueños cumplidos a mis deseos viajeros. Y dando un paso de gigante, pues me detengo nada menos que en Australia. Ya sé, casi todo un continente a mis pies, tendré que seleccionar... Pero no me importaría quebrarme la cabeza para ver qué veo y qué me pierdo de esta inmensa tirra de contrastes, donde podemos encontrar desde la vanguardia en arquitectura a pinturas rupestres aborígenes.

Eso sí, para poder ver "lo imprescindible" me hará falta un mínimo de 20 días, ¡ojalá el bolsillo permitiera que fuera más! Sydney cosmopolita, Kings Canyon y Alice Springs, Uluru fascinante, la gran barrera de coral, el lago Eyre, la región de los Kimberley que acogió a los primeros aborígenes, la isla de Tasmania o los numerosos parques nacionales que muestran la riqueza y variedad natural del país son algunas de las paradas. Menudo viaje...

Estatua Libertad

La Estatua de la Libertad

Creo que fue de pequeña, al ver el impactante final de "El Planeta de los simios", cuando la Estatua de la Libertad empezó a llamar mi atención. Después he ido aprendiendo un poco más de ella, como que su nombre completo es "Estatua de la Libertad Iluminando al Mundo" o que fue un regalo de amistad del pueblo francés al de los Estados Unidos. Incluso, podemos visitarla virtualmente. Y, ahora que se ha reabierto el observatorio en la corona de la estatua, hay un aliciente más

La Estatua, convertida en un símbolo de libertad y democracia, símbolo de Nueva York y marca de Estados Unidos alrededor del mundo, es una parada imprescindible en la ciudad, pero no la única, claro. Porque esta parada es sólo una excusa para adentrarse en la cosmopolita New York.

Conocer cada uno de sus barrios, el Soho, East Village, Manhattan, disfrutar de sus impresionantes museos, un musical en Broadway, una misa gospel, jazz en algún club, perritos calientes callejeros, una nochevieja en Times Square, un desayuno en Tiffany's... ¡Buf! Escribir sobre tantos deseos juntos no puede ser bueno...

Islas Galapagos

Islas Galápagos

Este sería mi viaje de naturaleza por excelencia. Estas diecinueve islas de origen volcánico y su reserva marina circundante son lugares únicos en el mundo. Sin embargo, el turismo descontrolado, junto a otros factores como la pesca excesiva y la introducción de plantas y animales que afectan a las especies nativas lo ponen en peligro. Por eso lo que me gustaría es encontrar el modo de hacer un viaje a nuestro aire y respetando el entorno como si fuera nuestro hogar. ¿Aún será posible, o tendré que subirme al carro de la masificación turística?

Me encantaría adentrarme en los misterios de esta islas que hicieron avanzar al hombre en su concepto de sí mismo y de la evolución. Los paisajes marinos plagados de especies únicas, de fauna y flora, bien merecen un gran viaje. De esos con calma, en los que dejarse llevar por los barcos en excursiones tranquilas, tal vez observar algún volcán, conocer las islas de San Cristóbal, Bartolomé, Santa Cruz e Isla Isabela...

La Unesco declaró a las Islas Galápagos como Patrimonio Natural de la Humanidad en 1979 y, seis años más tarde, como Reserva de la Biosfera. Sin embargo, en 2007 la Unesco las declaró Patrimonio de la Humanidad en riesgo medioambiental. Uno de los destinos que tal vez nuestros nietos no puedan visitar. Tendremos que contárselo nosotros...

Además, esperamos tener otros muuuuchos viajes para contar.

Fotos | Eva Paris (Riviera Maya), Alastair Rae (Viena), Linh_rOm (Sydney), cesargp (Estatua de la Libertad) y jthetzel (Galápagos) en Flickr En Diario del viajero | Mis destinos soñados, Mis destinos preferidos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos