Publicidad

Un hotel en la selva ecuatoriana que salvó a su comunidad indígena de la desaparición

Un hotel en la selva ecuatoriana que salvó a su comunidad indígena de la desaparición
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Llegar hasta el hotel no es sencillo. La selva donde se encuentra forma la frontera entre Ecuador y Perú, y es una de las partes más remotas y protegidas del noroeste de la cuenca Amazónica. Es tierra de los Achuar, una comunidad de 7.000 personas que hasta la década de los años 90 veía como los jóvenes remontaban los ríos que la recorren para llegar al Amazonas y de allí a las ciudades. No volvían.

Poco a poco las costumbres modernas se iban filtrando en la cultura de los Achuar, la falta de trabajo no ayudaba a retener a las nuevas generaciones. La tierra sólo es apta para un tipo de agricultura de subsistencia, la selva no ofrecía mucho a quienes buscaban mas desarrollo. Al ritmo de entonces, para la segunda década del siglo XXI (ahora) sólo quedarían ancianos viviendo en los poblados.

Surge entonces la idea de construir un hotel que se aferrara a los conceptos de sostenibilidad y que fuera fiel a la cultura Achuar.

En 1993 se construye el lodge en su territorio Achuar: la confluencia de los ríos Pastaza y Capahuari. El primero es un afluente mayor y el segundo es un afluente menor del río Amazonas, cerca de la frontera entre Ecuador y Perú. Utilizanron materiales autóctonos y técnicas tradicionales e incorporaron tecnologías amigables y de bajo impacto en el medio ambiente, convirtiéndolo en un ecolodge exclusivo que trabaja con principios sostenibles.

Como decíamos, llegar al Kapawi Ecolodge no es sencillo. La primera parte de la aventura hacia Kapawi es vía terrestre, a través de la espectacular "Avenida de los Volcanes" hasta la entrada a la Amazonía ecuatoriana. Allí, los guías Achuar esperan al viajero para abordar un pequeño avión para sobrevolar sobre la cuenca del Amazonas antes de llegar a destino.

En la actualidad, el hotel se ha convertido en la punta de lanza de la Nacionalidad Achuar del Ecuador, reunida en una confederación de pueblos, y que desde el año 2010 tiene la propiedad de sus tierra (unas 681.000 hectáreas). Kapawi se ha convertido en una herramienta para preservar la cultura Achuar y sus tierras a través del turismo sostenible.

ecuador

El turismo y la explotación del hotel, han generado empleos (el 90% de los empleados, proveedores y puestos de dirección son Achuar) y oportunidades de capacitación, ingresos para las familias y han expuesto a estas comunidades ante el mundo como los guardianes de la selva. Es propiedad de las comunidades Achuar en el 100%.

Entre un entorno selvático, el hotel se compone de una cadena de cabañas. Cada una cuenta con una amplia zona de dormitorio y baño privado con ducha de agua temperada mediante paneles solares, los cuales proveen casi toda la electricidad para el albergue y las cabinas. El menú se basa en una cocina ligera clásica y de comidas típicas Achuar.

El dinero generado por las visitas al hotel se entrega a las comunidades, de forma trimestral, para que planifiquen sus presupuestos destinados especialmente a salud y educación, el resto del dinero se entrega a las seis comunidades y se utiliza en capacitación, talleres y en proyectos de innovación, como la construcción de la primera canoa solar de la Amazonía que se encuentra ya en fase final de implementación.

En Diario del Viajero | Hoteles insólitos - España y Portugal, de David Revelles y Oscar Elías

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir