Publicidad

El Ferrocarril de la Muerte y el Corte del Infierno. Kanchanaburi, Tailandia (I)

El Ferrocarril de la Muerte y el Corte del Infierno. Kanchanaburi, Tailandia (I)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La ciudad de Kanchanaburi está situada a 130 kilómetros de Bangkok, en la convergencia de los ríos Kwai Noi y Kwai Yai en el río Mae Klong. Si estás en Bangkok, es un destino interesante donde parar unos días. Si por el contrario, estás más lejos que cerca de Tailandia, en estas entradas sobre Kanchanaburi te acercamos sus principales atractivos: el famoso puente sobre el río Kwai, el Hellfire Pass y las cataratas Erawan.

El Corte del Infierno, o Hellfire Pass es el más profundo de los cortes realizados por los prisioneros de la Segunda Guerra Mundial, para construir la complicada línea ferroviaria Tailandia – Birmania. También se le conoce como el Ferrocarril de la Muerte, pues muchos de los soldados eran forzados a trabajar hasta su extenuación.

Comenzamos esta visita a Kanchanaburi en el Hellfire Pass, o Corte del Infierno, destino especialmente recomendado, si como a mí, te gusta conocer la historia que encierra un lugar, quedarte por un momento en silencio, observando y pensando como pudo ser tiempo atrás. Eso hice cuando llegué aquí, tratando de imaginar a los escuálidos trabajadores perforando la montaña dirigidos por los soldados japoneses.

En la Segunda Guerra Mundial, Japón quiso conectar por ferrocarril Thanbyuzayat, en Birmania, con Nong Pladuk, en Tailandia, por ser una conexión más segura que la marítima para transportar armamento hacia Birmania. El trazado de la línea se presumía complicado por ser un terreno muy accidentado, en mitad de la selva. Para construirla, decidieron utilizar como mano de obra a los prisioneros de guerra (Aliados, birmanos, malasios y tailandeses), a quienes obligaron a trabajar en condiciones infrahumanas, hasta su muerte.

hellfire-2.jpg
zona atravesada por la línea Tailandia - Myanmar

Se proyectaron 415 kilómetros de ferrocarril, que iniciaron por ambos extremos en octubre de 1942. En tan solo un año completaron toda la vía, aunque finalmente solo fueron útiles unos meses (octubre de 1943 hasta junio de 1945), pues pronto casi todo el trazado caería en desuso y sería invadido por la vegetación.

En abril de 1943 comenzaron a perforar el Konyu Cutting, de 73 metros de largo y 25 de profundidad, que prefirieron llamar Hellfire Pass por ser el corte más profundo en la montaña y en el que más personas perdieron la vida (unas 700). No se les permitía descansar bajo ningún concepto. Por la noche, iluminados por lámparas de gasoil, las sombras de los guardias japoneses les aterrorizaban y por eso lo llamaron Corte del Infierno, o Hellfire Pass.

El recinto donde se encuentra el Hellfire Pass ha sido rehabilitado con fondos australianos y se ha construido un museo muy interesante, que a quién guste la historia no debería perderse. Hay mucho material ilustrativo y se cuenta con todo detalle todo lo relacionado con la construcción de la línea Tailandia - Birmania. Desde el museo, hay unas escaleras que dan a las vías del tren, donde han despejado la vegetación algunos kilómetros. Está muy bien señalizado con carteles informativos.

Como en todo lo relacionado con las Guerras, en este museo me pareció que se valoraba más el sufrimiento de los Aliados que el de la población asiática que también pereció en el lugar. Pues también unos 200.000 locales fueron forzados a trabajar, frente a los 60.000 prisioneros aliados. Del mismo modo, fallecieron 12.399 aliados, frente a los 90.000 asiáticos.

Para llegar al Hellfire Pass, lo más fácil es contratar una excursión desde Bangkok o Kanchanaburi. También puedes llegar por tu cuenta en bus público, desde la estación de autobuses de Kanchanaburi. Te deja en la carretera principal, en la entrada al recinto. Pasa cada 30 minutos.

Si te interesa el tema, puedes ver la película 'Un largo viaje', inspirada en la vida de un soldado capturado y forzado a trabajar en la línea Tailandia - Birmania.

Fotos | Mar Serrano
En Diario del Viajero | El mercado atravesado por las vías del tren de Mae Klong, Tailandia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir