Compartir
Publicidad

Tour por el desierto del Gobi, en Mongolia

Tour por el desierto del Gobi, en Mongolia
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se trata sin duda de una de las excursiones más clásicas y demandadas en Mongolia. Y es que un viaje a este país parece no estar completo sin vivir durante unos días la experiencia de recorrer el desierto del Gobi subido en una furgoneta.

Para ello todos los hostales y hoteles de Ulaan Baatar ofrecen sus servicios pero, ¿cómo escoger el mejor?

A la larga, las diferencias entre unos paquetes y otros son mínimas, relativas a la calidad de la comida y a la duración del tour. Yo hice uno de seis noches y siete días, pero personalmente creo que un poquito más corta no hubiese estado mal: aunque los paisajes que se atraviesan son alucinantes, siete días en una furgoneta sin ver más que desierto… son muchos días.

El único inconveniente de escoger la excursión más corta es que se para en menos puntos escénicos, ya que al encontrase estos separados por larguísimas distancias, el disponer de menos días obliga a “recortar” itinerario por algún lado. Como referencia sabed que con el tour de siete días se llega entre otros lugares al acantilado de Tsagaan Suvarga, el valle de Yolyn Am y las impactantes dunas de Khongoryn Els; en mi opinión, los tres highlights del Gobi.

¿Y qué se hace el resto del tiempo? Nada. Muchas horas de furgoneta con alguna parada para ver determinados paisajes (breves, pues la cantidad de kilómetros que se tienen por delante obliga a reanudar pronto la marcha) seguidas de más horas de furgoneta. Eso es el Gobi: desierto. Una gran nada sólo rota de vez en cuando por una manada de caballos, un par de gers o unos camellos (de los de “verdad”, de dos jorobas).

La mayor recompensa llega por la noche, ya que la experiencia de dormir en gers, acompañados de familias nómadas, bajo un cielo completamente estrellado (la contaminación lumínica en Mongolia es un concepto casi inexistente) no tiene precio.

Un dato importante a tener en cuenta es que durante los días que dura el tour no hay posibilidad de darse una ducha más que en el único pueblo en el que se duerme al tercer día de ruta. De modo que conviene salir bien limpios de Ulaan Baatar y cargados de desodorante y toallitas limpiadoras, aunque al final… el resultado es más o menos el mismo.

El precio de un tour por el desierto del Gobi varía en función de los días y las personas que formen el grupo, pero podéis empezar a calcular a partir de los 40 dólares la noche.

Foto | Angelo Juan Ramos
En Diario del Viajero | Mongolia: El Lago Blanco, Sabores de Mongolia: el Aaruul

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos