Compartir
Publicidad
Publicidad

Descubriendo Málaga: la gastronomía malagueña

Descubriendo Málaga: la gastronomía malagueña
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos Descubriendo Málaga con una serie de posts especiales sobre esta magnífica ciudad de la Costa del Sol. Hoy toca conocer un poco mejor la gastronomía malagueña.

Málaga tiene un clima espectacular y eso le brinda una cantidad de recursos gastronómicos que la hacen muy especial. Su cocina es un exponente fantástico de la dieta mediterránea, donde el pescado, las verduras y los buenos aceites son las verdaderas estrellas.

Uno de los platos más conocidos de la gastronomía malagueña es el espetó de sardinas, que se puede degustar en los muchos restaurantes y chiringuitos de agolpados junto a las hermosas playas de Málaga.

El espeto de sardinas es una técnica con le que se asa este pescado a la leña ensartado en cañas. Es muy sencillo y delicioso, por eso se ha convertido en uno de los platos más demandados de Málaga. El verano es la mejor época para degustarlo.

No obstante, las sardinas y el pescado en Málaga también pueden cocinarse con aceite, perejil, ajo y sal, lo que se denomina cazuelillas morunas. Otra forma es prepararlas abiertas en canal, especialmente los boquerones, jureles y sardinas.

También intercaladas en una cazuela con rodajas de tomate y cebolla, conocido como pescados a la teja. Sin embargo, otro de los reclamos culinarios de Málaga es el pescaíto frito. Su aroma es tan inconfundible, que enseguida se dará cuenta de qué locales lo cocinan con arte.

Otro plato de la gastronomía malagueña que quizás no sea tan conocido como el pescado son las berenjenas con miel. La mezcla de sabores dulces y amargo la hacen muy especial. Es muy sencillo de preparar y el resultado es delicioso.

Y en la oferta culinaria de Málaga tampoco pueden faltar las tapas. Quizás se la forma de presentar la comida más celebre de España, pero en Málaga ha alcanzado la categoría de arte. Es muy recomendable perderse por el centro de la ciudad e ir saltando de local en local.

Todos estos platos se pueden acompañar con vinos de Málaga, cada vez más célebres y recomendables. En Málaga existen tres denominaciones de origen, siendo quizás la más famosa Pasas de Málaga, especializada en vinos dulces.

Y para cerrar la comida no podemos dejar de probar los postres malagueños. Bienmesabe, bizcocho de naranja, borrachuelos al vino, croquetas de batatas, flan de castañas, membrillos, mostachones de piñones, naranjas al vino, pestiños, tarta de aguacate, torrijas al vino... delicioso.

Sólo de pensar en todos estos manjares que nos ofrece la gastronomía malagueña se me hace la boca agua. En los próximos días continuaremos descubriendo Málaga. ¡Buen provecho!

Foto | Paolo Fioravanti En Diario del Viajero | Descubriendo Málaga: las fiestas, Descubriendo Málaga: el Teatro Romano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio