Compartir
Publicidad

La Motilla del Azuer, un yacimiento excepcional

0 Comentarios
Publicidad

Desde el aire parece un petroglifo con un diseño que bien podría pertenecer a las líneas de Nazca. Cuando avanzamos por sus estrechos pasillos en espiral se diría que recorremos una concha de un enorme caracol de piedra. Es el yacimiento de La Motilla del Azuer (Ciudad Real).

Nos hallamos en un inusual laberinto que disfrutamos sin necesidad de tirar miguitas de pan porque volveremos por el único pasillo tras desembocar en el epicentro de la pétrea concha: un pozo que alcanza el nivel freático, a unos 16 metros de profundidad, para abastecer de agua al asentamiento.

Declarado Bien de Interés Cultural, se trata de un yacimiento de hace más de cuatro mil años, cuando sus habitantes construyeron, sobre el profundo pozo, varias líneas concéntricas de murallas y una robusta torre de planta cuadrada.

El asentamiento cumplió diversas funciones durante las distintas fases de ocupación, utilizándose también como zona de estabulación ocasional de ovejas, cabras y cerdos y fundamentalmente como almacén de cereales (cebada y trigo).

La apertura del yacimiento arqueológico de La Motilla del Azuer es inminente (se espera para esta primavera mientra se finaliza el Centro de Visitantes), un potente recurso que reforzará el turismo de interior que atrae Daimiel, sumándose a otros de sus atractivos.

Estaremos atentos a la apertura del yacimiento de La Motilla del Azuer porque sin duda este enclave único recibirá muchas visitas y exclamaciones de admiración.

Vídeo | Youtube En Diario del viajero | Las tablas de Daimiel lucen renovadas, Sitios arqueológicos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio