Compartir
Publicidad
Publicidad

Descubriendo Lisboa: Convento do Carmo

Descubriendo Lisboa: Convento do Carmo
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La iglesia del Monasterio o Convento do Carmo, en el Bairro Alto de Lisboa, es uno de los perfiles más reconocibles de la ciudad, una figura derruida, familiar para los lisboetas, pero que sorprende al viajero con su visión desde distintos puntos de la Baixa.

El Largo do Carmo es un recoleto espacio lisboeta con una fuente cubierta con templete a modo de quiosco. En uno de sus lados se levantan las ruinas de la iglesia del Monasterio do Carmo, testimonio permanente del terremoto que asoló Lisboa en 1755.

Su nombre completo es monasterio de Nossa Senhora do Vencimiento do Monte do Carmo, y fue un monasterio carmelita fundado hacia 1393. En su lado sur está flanqueado por el bonito elevador de Santa Justa, lugar hasta el que llegó el devastador incendo de 1988 que asoló el Chiado.

Impresiona llegar al Bairro Alto gracias a este ascensor tan peculiar y, al atravesar la pasarela, después de quedar fascinados con las vistas del Castillo de San Jorge y buena parte de A Baixa, encontrarse de lleno con este inmenso esqueleto. También se puede llegar a pie desde la Plaza de Rossio, con unas vistas excelentes del convento.

Iglesia Carmo

Pasado y presente del convento do Carmo

Fundada por el político y militar Nuno Álvarez Pereira para acoger a la orden de las carmelitas, la iglesia tardó 34 años en construirse (de 1381 a 1423). Una vez terminado el héroe nacional Nuno Álvarez se retiró al monasterio y adoptó el nombre de Fray Nuno de Santa María, donde moriría años más tarde.

Tras el terremoto de 1755, las ruinas de este monasterio sirvieron como cementerio y caballeriza militar, pasando en 1865 a ser sede de la Asociación de Arquitectos Portugueses.

El monasterio ha permanecido en estado ruinoso desde el terremoto de 1855, habiendo sufrido sólo un intento de reconstrucción en la época de la reina María I, que no prosperó, lo cual ha permitido que se conserve la estructura original.

De la iglesia primitiva subsisten la fachada principal, algunos lienzos de las paredes del cuerpo y del transepto, y casi toda la cabecera. En la fachada de poniente destaca el pórtico. El templo tiene tres naves, pero los soportes, arcos divisorios, revestimiento interno de los muros y ventanas que hoy se ven son en buena parte producto de la incompleta reconstrucción en tiempos de María I.

La iglesia del convento era la mayor iglesia gótica de la ciudad, e instalado en sus ruinas se halla el Museu do Carmo, Museo arqueológico del Carmen. Con una colección que abarca desde época romana hasta el siglo XIX, destaca la excelente colección de lápidas sepulcrales. Abierto de martes a domingo de 10:00h a 18:00h (de mayo a septiembre) y de 10:00h a 17:00 (de octubre a abril). La entrada normal cuesta 3 euros, y la reducida 1’50.

También en esta superficie se halla, junto a la capilla mayor, la Biblioteca de la Asociación de Arqueólogos portugueses, de uso restringido.

Sin duda el convento do Carmo en Lisboa llamará vuestra atención como monumento testimonio del pasado, tanto en su forma como en el contenido del Museo. Un lugar fascinantes, algo fantasmagórico, sin techo y en días nublados…

Más información | Monumentos, Arqueotur
Fotos | Bert Kaufmann y andrea.prave en Flickr
En Diario del viajero | Descubriendo Lisboa, El barrio de Alfama, Los tranvías de Lisboa, Lisboa en Navidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos