Compartir
Publicidad

Descubriendo Lisboa: el Jardín del Príncipe Real

Descubriendo Lisboa: el Jardín del Príncipe Real
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo que quería hablaros de esta pequeña plaza con la que me topé casi por casualidad en mi viaje a la capital portuguesa. El Jardín del Príncipe Real en Lisboa no es de los lugares más conocidos, pero si paseamos por el Bairro Alto podemos acercarnos a verlo.

En uno de nuestros recorridos por Lisboa, tras disfrutar del espectacular Miradouro de São Pedro de Alcântara, decidimos volver a la zona baja, hacia Marqués de Pombal, y por la Rua de Dom Pedro V (junto al convento de Sao Pedro de Alcántara y el famoso mirador), recorrida por tiendas de antigüedades y algunos edificios señoriales, llegamos a esta plaza.

El Parque, Jardín o Plaza del Príncipe Real, llamada así en honor al de Pedro V, fue diseñada en 1880 en un área residencial, la plaza y la zona conserva su carácter aristocrático.

Aquí se encontraba una antigua capilla, la basílica Patriarcal (a partir de 1755), pero se incendió y resultó destruida 14 años después. Cerca, en la Rua da Seculo hay edificios interesantes como el convento da Conceiçao dos Cardais, el chafariz do Século de Carlos Mardel, el palacio de los Carvalhos, restaurantes...

Es un jardín romántico, frondoso y muy tranquilo, frecuentado por los lisboetas. Creado entre 1859 y 1863, en el centro hay un gran estanque circular rodeado de rosales. Magnolios, olmos, jacarandas, palmeras y el enorme cedro de Busaco, cuyas ramas sostenidas en una estructura metálica forman una especie de cúpula gigante.

Hay un pequeño quiosco en el que detenerse a tomar algo en su agradable terraza, en una esquina, y otro establecimiento más grande en el interior del jardín.

Jardín príncipe Real

Al este de la plaza hay dos monumentos, uno dedicado al fundador del diario O Mundo (França Borges) y el otro al arqueólogo e historiador Sousa Viterbo.

Alrededor del jardín se construyeron en el siglo XIX varios palacetes, destaca el estilo neoárabe del palacio Ribeiro da Cunha (que podéis ver más abajo en la galería de imágenes), con sus cúpulas y pináculos, en el número 26, que en la actualidad acoge unas dependencias de la Universidad de Lisboa.

En el lado norte hay un mirador sobre lo q fue un valle, atravesado actualmente por la Rua Sao Bento.

Cerca está la pequeña Praça das Flores, sencilla y recoleta, con un jardincillo, fuente y bancos para descansar y rodeada de una pequeña verja que la encuadra. Está cerca del Palacio de Sao Bento y a su alrededor hay numerosos restaurantes de lujo.

Si paseáis por esta zona del Barrio Alto, os recomiendo acercaros al Parque del Príncipe Real en Lisboa y disfrutar de la sombra o del sol en este bonito y tranquilo espacio de aires románticos y aristocráticos.

Fotos | Eva Paris En Diario del viajero | Descubriendo Lisboa, El barrio de Alfama, El Mirador de Santa Luzia en Lisboa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos