Compartir
Publicidad
Publicidad

Descubriendo Lisboa: el Mirador de Santa Luzia

Descubriendo Lisboa: el Mirador de Santa Luzia
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En una ciudad con tantas colinas como Lisboa es normal que haya esparcidos a lo largo de la misma varios miradores con encanto. El Mirador de Santa Luzia en Lisboa es uno de ellos.

El Mirador de Santa Luzia tiene ese aire decadente de muchos rincones de la ciudad, un aspecto que le da un encanto particular. Ofrece unas amplias vistas hacia el barrio de Alfama y el Tajo, que se observa inmenso frente al mirador.

Los puntos característicos que se observan desde este espacio lleno de buganvilias y decorado con azulejos desconchados, de izquierda a derecha son la cúpula de Santa Engracia, la Iglesia de San Esteban y las dos torres blancas de la Iglesia de San Miguel.

La pared sur de Santa Luzia tiene dos paneles de azulejos modernos, una representa la Plaza del Comercio antes del terremoto de 1755 y otro la toma de los cristianos del castillo de San Jorge.

Mirador Lisboa

Podemos descansar en sus bancos decorados con azulejos protegidos por las pérgolas, y disfrutar de la panorámica que ofrece. Una lástima que cuando lo visitara el tiempo no acompañara, pues llovía intermitentemente, y una bruma cubría el paisaje del estuario.

Junto al mirador se halla la iglesia de Santa Luzia, en la Rua do Limoeiro. Esta iglesia fue construida por los Caballeros de Malta, durante el reinado del Rey Afonso Henriques. El edificio actual data del siglo XVIII, y fue remodelada tras el terremoto de 1755. En uno de sus laterales están los dos paneles de azulejos que dan a la plazoleta del Mirador, elaborados por la importante y tradicional Fábrica de Cerâmica da Viúva Lamego.

El interior de la iglesia es de una planta de cruz latina y una sola nave, y destaca por otras 10 tumbas en forma de lápidas o monumentos funerarios, con inscripciones en portugués o en latín, distribuidos por el presbiterio, nave y crucero, que se clasifican como Monumento Nacional.

Nuestro Miradouro es un jardincillo frecuentado por los turistas y enamorados. En él se halla el busto de Julio de Castilho, historiador de la Lisboa antigua. En un nivel inferior hay una primera plataforma-mirador ocupada por la terraza de una cafetería.

El mirador está en una ruta bastante transitada, en la subida desde la Sé o Catedral hasta el Castillo de San Jorge. De modo que no será difícil que demos con el encantador Mirador de Santa Luzia en Lisboa, y aprovechemos para llevarnos de recuerdo una de las mejores panorámicas de la ciudad.

Fotos | endless autumn y MiguelVieira en Flickr-CC; Eva Paris En Diario del viajero | Descubriendo Lisboa, El barrio de Alfama

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio