Compartir
Publicidad
Publicidad

Descubriendo Lisboa: la Sé o Catedral

Descubriendo Lisboa: la Sé o Catedral
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aparte de Alfama, hay otra Lisboa de trazado medieval, algo menos intrincada que la anterior, que sube por la Rua de Santo Antonio da Sé hacia Castelo, y que tiene como parada imprescindible la Sé, corazón de esta zona lisboeta. La Sé es la Catedral de Lisboa, y el nombre por el que es conocida también es el del barrio. Ambos barrios, Alfama y Sé, constituyen la Lisboa más meridional y volcada al Tajo.

Se puede ver desde muchos puntos de la ciudad, con su perfil reconocible, y recuerdo la subida gris bajo la lluvia intermitente por la Rua Conceinçao y el Largo da Sé, pasando por las iglesias de Madalena y Santo António, hasta topar con esa curiosa fachada-muralla.

Apuntad este recorrido en vuestra agenda, pues se trata de uno de los paseos más interesantes, en el que hallaremos otras paradas imprescindibles, como el Mirador de Santa Luzia siguiendo la calle principal o la subida al Castillo de San Jorge desviándonos para acceder a lo alto de la colina.

Historia de la Sé

Sé proviene de "sede" (Sedes Episcopalis, sede episcopal). Fue construida poco después de que Alfonso I conquistara Lisboa a los musulmanes en 1147. Alfonso mandó construir la catedral en el lugar en el que se emplazaba la antigua mezquita. Modernas excavaciones actuales han descubierto restos romanos y de otras culturas.

La catedral resultó dañada por tres terremotos a lo largo del siglo XIV y por el de 1755, siendo reconstruido varias veces hasta la actualidad. Por ello encontramos en la Sé una particular mezcla de estilos arquitectónicos.

Destacan en su fachada occidental las dos torres almenadas que dan a la catedral el aspecto de fortaleza, y que como hemos dicho se observan desde distintos puntos de la ciudad, bien desde la ribera del Tajo, bien desde las colinas enfrentadas de la ciudad. Será el gran rosetón central y las campanas en las torres los que nos den la pistas de que no estamos ante las antiguas puertas de un castillo.

La fachada septentrional fue alterada por las numerosas intervenciones posteriores, y destaca la figura de una escultura visigótica. En cuanto a la fachada sur, dispone de varias ventanas a nivel de las galerías y un rosetón en el crucero que hace juego con el situado en el lado opuesto.

La Sé Lisboa

El interior de la Sé de Lisboa

Este aspecto románico de la fachada da paso a un interior oscuro, sencillo y austero. Las capillas góticas esconden bellezas como la tumba del caballero Lopo Fernandes Pacheco, la fuente en la que San Francisco fue bautizado, decorada con azulejos del santo predicando a los peces, el retablo de la Capilla de Bartolomeu Joanes o un nacimiento navideño hecho de corcho, madera y barro en 1766.

El claustro gótico de la Sé de Lisboa se puede ver previo pago de 2'5 euros. Se sustenta sobre arcos dobles con capiteles tallados, en un estilo similar al del Monasterio de los Jerónimos aunque mucho más pequeño, menos proporcionado y esplendoroso. Se comenzó a construir en 1332, y en su interior se pueden ver restos romanos, árabes y medievales que han visto la luz tras excavaciones recientes.

Los arcos exteriores son apuntados sobre columnas de capiteles decorados con temas vegetales, y todavía conserva elementos del estilo románico con imágenes antropomórficas o de animales.

Hay otro lugar en la Sé que requiere el pago de entrada, aunque no llegamos a visitarlo: por 2'5 euros podremos ver el tesoro de la catedral. El tesoro contiene en sus cuatro salas una colección de objetos de orfebrería, vestimentas religiosas, imágenes, manuscritos y reliquias relacionadas con San Vicente, llegadas a Lisboa desde Cabo San Vicente en 1173.

Los horarios de visita de la Sé, en su zona abierta al público y gratuita, es de de 9:00 a 19:00 horas todos los días. El claustro abre de 10:00 a 18:00 horas (domingos desde las 14:00 horas; de mayo a septiembre cierra una hora más tarde). El tesoro se puede visitar de 10:00 a 17:00 horas (Excepto domingos y festivos).

La Sé o Catedral de Lisboa es un lugar histórico que llamará nuestra atención desde distintos puntos de la ciudad, hasta que demos con ellas tras las pendientes en curva surcadas por tranvías. Pronto seguiremos descubriendo Lisboa en éste y otros barrios encantadores de la capital.

Más información | Freguesia da Sé Fotos | © Turismo de Lisboa (portada) y Eva Paris En Diario del viajero | Lisboa Card: museos y transporte público en Lisboa, Portugal y el mar, Viajar en coche por Portugal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio