Compartir
Publicidad

La Plaza de la Bastilla en París

La Plaza de la Bastilla en París
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy repasando fotos de la Ciudad de la luz, aunque aparezcan teñidas de nubes, me encuentro con esta gran figura dorada que reluce al sol y que corona la Columna de Julio. Paseamos por la Plaza de la Bastilla en París, un lugar emblemático de la historia del país galo.

La verdad es que, aparte de la columna y la escultura, el lugar en sí nos llama más la atención por el intenso tráfico que por cualquier otro elemento, aunque si nos fijamos en los detalles y, sobre todo, conocemos la historia que hay detrás, veremos mucho más en esta Plaza.

Place de la Bastille es un lugar simbólico de la Revolución francesa, situada en el emplazamiento de la antigua fortaleza ("bastille" es 'fortaleza' en castellano) de la Bastilla que fue destruida entre el 14 de julio de 1789 y el 14 de julio de 1790.

Era en su origen una de las fortalezas que defendían las antiguas puertas de entrada a París y que eran parte de las murallas fortificadas de París construidas de 1370 a 1383 bajo el reinado de Carlos V de Francia. Su nombre era Bastille Saint-Antoine (Bastilla de San Antonio).

Transformada en prisión por Richelieu, la Bastilla fue tomada por asalto el 14 de julio de 1789 por el pueblo, en el que es considerado popularmente como el primer acto de la Revolución francesa.

Pero el lugar guarda otro tipo de recuerdos más festivos y que llegan hasta nuestros días. El 14 de julio de 1790, una tienda de campaña fue plantada en medio de las ruinas con el escrito: «aquí se baila»: fue el primer baile del 14 de julio que continuará siendo una tradición hasta hoy.

En 1794 se instaló la guillotina, donde sería ejecutadas hasta 73 personas, tras retirar los restos de la fortaleza. Un monumento con forma de elefante mandado construir por Napoleón fue destruido, hasta que se proyecta la Columna de Julio.

Plaza y Opera Bastilla

La columna de Julio y otros lugares de interés

  • Luis Felipe I de Francia decidió en 1833 construir la Columna de Julio (colonne de Juillet), ya prevista en 1792, pero esta vez para conmemorar la Revolución de 1830 que le había llevado al trono de Francia, instaurando por primera vez una monarquía constitucional después de la monarquía absolutista de Carlos X de Francia. La Columna fue inaugurada en 1840. La columna lleva inscritos los nombres de las 615 víctimas de las jornadas revolucionarias de julio 1830.

  • La columna mide 46,3 metros de altura y se sitúa en el centro de la plaza de la Bastilla. Su base circular está hecha de mármol blanco. Por encima, un pedestal rectangular luce varios medallones en los que figuran: la Cruz de Juillet, la cabeza de una Medusa, la Constitución de 1830 y el símbolo de la justicia. El alto de la columna está coronado por una escultura de bronce dorado realizada por Auguste Dumont y llamada "El Genio de la Libertad". Jamás la he visto tan brillante como en la primera foto: las nubes han sido frecuentes compañeras de nuestros paseos por París.

  • En una placa situada al pie de la columna puede leerse:

A la gloria de los ciudadanos franceses que se armaron y combatieron por la defensa de las libertades públicas en las memorables jornadas del 27, 28 y 29 de julio de 1830.
  • Destaca la obra maestra del ingenio tecnológico de la Ópera de la Bastilla, con sus cinco escenarios móviles, tras la que se sitúa el hospital des Quinze-Vingts. Es un teatro de ópera moderno, llamada también «La ópera del pueblo», se inauguró el 14 de julio de 1989, con las celebraciones del bicentenario de la caída de La Bastilla.

  • El edificio, proyectado por el arquitecto uruguayo Carlos Ott, constituye una ruptura con el diseño de las óperas del siglo XIX. Es curvo y acristalado, y puede albergar a 2.700 personas. Su diseño es funcional y moderno, me encantaría asistir a una representación y sentarme en sus asientos negros, entre sus muros de granito y bajo el techo de vidrio.

  • El puerto del Arsenal donde el Canal Saint-Martin desemboca en el río Sena.

  • La estación de metro Bastilla (líneas 5,1,8), en la se pueden ver vestigios de los cimientos de la antigua prisión.

  • En el pavimento de la plaza de la Bastilla, de cara a la ópera y respecto del canal Saint-Martin, se puede ver el perímetro de la fortaleza que es dibujado por una triple fila de adoquines.

Cuando he pasado por esta plaza no he podido dejar de acordarme de todos los acontecimientos que han sucedido ella.

Y, aunque estaba muy tranquila (exceptuando el ruidoso tráfico), la plaza de la Bastilla en París es emplazamiento regular de diferentes ferias, conciertos y mercadillos y es muy transitada durante las noches festivas por los numerosos cafés, restaurantes y discotecas que hay en sus alrededores.

Fotos | ddaanet y rady one ツ en Flickr-CC En Diario del viajero | Audioguías gratuitas de París, París desde un Citroen 2CV, ParisLive.com, cámaras en vivo desde diferentes rincones de París

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos