Compartir
Publicidad
Publicidad

Puente de diciembre: tres ciudades junto al mar

Puente de diciembre: tres ciudades junto al mar
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El puente de diciembre se aproxima, y ya os hemos dado algunas ideas para escaparnos y aprovechar los días de vacaciones. Hoy volvemos con tres ciudades cercanas para el puente si estamos en España: Oporto, Palma de Mallorca y Marsella nos esperan.

Tres ciudades junto al mar que han dejado atrás la calidez veraniega pero que nunca dejan de asomarse a esas aguas reflejándose en ellas con un encanto particular.

Oporto, la ciudad de los puentes

En esta ciudad de origen romano podemos disfrutar del encanto carismático de sus casas escalonadas del Barrio de Ribeira, la Sé (catedral) o iglesias barrocas, paseos junto al Duero, espectaculares vistas de la ciudad desde la Torre dos Clérigos, el monasterio da Serra do Pilar… Las características singulares del centro histórico de Oporto hicieron que la UNESCO clasificase la ciudad como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1996.

Pero hablar de Oporto supone también hablar de vino. Por ello aprovecharemos para atravesar el Puente Mria Pia, construido por Gustave Eiffel, para visitar las bodegas de Vila Nova de Gaia. Ojo con las catas de vino, que queda mucho por ver en la ciudad portuguesa…

También podemos visitar el Museo del Vino de Oporto (Museu do Vinho do Porto), ubicado en un edificio del siglo XVIII, utilizado como almacén dos Vinhos da Companhia da Agricultura da Vinhas do Alto Douro. Y disfrutar de la gastronomía en general en sus variados restaurantes y detenernos en sus cafés clásicos. Hacer un pequeño paseo en los tradicionales barcos rabelos por el Duero hasta llegas al mar, asomarse al ponte Infante don Enrique, pasear por sus parques y jardines…

Existen vuelos a Oporto desde Madrid, Girona y Barcelona a precios bastante asequibles, y salidas diarias en tren desde Vigo.

Almudaina Mallorca

Palma de Mallorca, un invierno en la isla

El puente de diciembre en Palma de Mallorca puede ser inolvidable, si finalmente llega el frío nos haremos con un buen abrigo, pero ello no impedirá disfrutar de la ciudad y sus alrededores. Palma de Mallorca ya necesita por sí sola varios días de visita, para perdernos por sus callejuelas del centro histórico, recorrer las emblemáticas calles de Sant Miquel, Oms, Sindicat, perderse por la floreada rambla hacia la Plaza Mayor…

Tomar un chocolate en Can Joan de s’Aigo, visitar el Museo de Arte Español Contemporáneo o Es Baluard, detenerse en la impresionante Catedral y asomarse al Mediterráneo ante el Parc de la Mar, recorrer el Paseo Marítimo, la Lonja, Portopí, subir al original Castell de Bellver…

Por supuesto, hablar de otros lugares de la isla nos llevaría 100 posts como éste, así que de momento en diciembre nos quedamos en Palma. Bueno, vamos a dar un saltito. Vamos a dedicar una mañana a conocer un rincón muy distinto, a tan solo 20 minutos de Palma pero en plena Sierra de Tramuntana, Valldemossa. Ideal para una escapada romántica en invierno…

En definitiva, nos espera una isla en calma, una Mallorca no tan conocida. Volveréis para descubrir otros muchos rincones, otras muchas Mallorcas.

Aún podéis encontrar vuelos a Mallorca desde Madrid, Barcelona, Alicante, Valencia y otras ciudades españolas. En barco podemos llegar desde Valencia y Barcelona.

Marsella

Marsella, calidez en la Provenza

Marsella es mucho más que sol y playa. No podemos perdernos La Canebière, Notre-Dame de la Garde, el Puerto Viejo y sus murallas, el mítico barrio Le Panier, la Maison Diamantée, Vielle Charité... Unos trenecillos turísticos harán los paseos más agradables si hace frío, pero no hemos de dejar pasar la oportunidad de recorrer caminando los lugares emblemáticos.

También nos puede interesar realizar el “Marseille Grand Tour”, que propone un circuito en autobús de 18 Km. a través de los principales barrios de la ciudad, con varias paradas desde las que se puede subir o bajar a lo largo del día.

Desde el Puerto de L´Estaque, pintado por Paul Cézanne y Georges Braque en los orígenes del cubismo, se puede ver la isla y el castillo de If, antigua fortaleza y prisión, que puede visitarse gracias a una línea regular. Hasta enero de 2010, además, no hemos de perdernos la exposición “Jean Cocteau y el Mediterráneo”, que presenta dibujos, pinturas, tapices, cerámicas, joyas, películas de Cocteau y de su vida en los salones del Palais des Arts en Marsella.

Hay vuelos directos desde Madrid a Marsella con Ryanair a buen precio o desde Barcelona con Iberia.

Esperamos que esta nueva propuesta para hacer una escapada este puente próximo os haya dado nuevas ideas para no desperdiciar ni un día de vacaciones…

Más información | Porto turismo, Illes Balears
En Diario del viajero | Puente de diciembre: tres ciudades para escaparse, Semana Santa en Marsella

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos