Publicidad

Visita un horno solar a 3.500 grados de temperatura

Visita un horno solar a 3.500 grados de temperatura
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si alguna vez has intentado hacer fuego con unos trocitos de papel y una lupa, ¿puedes imaginarte un espejo gigante que puede producir 3.500 grados de temperatura concentrando los rayos solares? Se llaman "hornos solares" y en los Pirineos franceses encontramos a dos de los mayores del mundo.

Se trata de dos instalaciones diferentes ubicadas en la zona de los Pirineos Orientales, muy cerca uno del otro porque en esta zona se registran 300 días de luz solar al año y se garantizan la "materia prima".

Dicen que ya Arquímedes utilizó el poder calórico de los rayos solares como herramienta para incendiar naves enemigas durante las Guerras Púnicas hace 2.200 años, y hoy en día tenemos pequeñas piezas para uti8lizar como barbacoas solares. Sin embargo, visitar alguno de estos hornos solares a gran escala, impresiona.

Se ubican en las proximidades de Odeillo y de Mont-Louis, en plena Ruta de los Cátaros y a poco mas de 40 minutos de Perpiñán y de Carcasona, cerca del Parque Natural de los Pirineos Catalanes, en Francia.

  • Horno Solar de Mont-Louis , instalado en 1947 fue una apuesta revolucionaria para su época a favor del uso de energías renovables. Desde 1993 se utiliza para la generación de energía para la industria cerámica y para la fundición de metales como el bronce o el aluminio. Genera energía no contaminante con el calor que alcanza (hasta 3.00 grados) gracias a la instalación de espejos que reflejan la luz solar sobre una gran superficie focal donde se alcanzan esos altos valores de temperatura. Ese calor, luego, se transforma en energía. Se puede visitar durante todo el año (la entrada cuesta 6,50 euros para adultos) y hay visitas guiadas.

  • Héliodyssée o Gran Horno de Odeillo fue construido en la década de los años 60 del siglo pasado. Es el mas grande de Francia, pensado con fines ya industriales. Hoy por hoy sirve de campo de experimentación para materiales en condiciones extremas (sobre todo para la industria aeronáutica y espacial). La visita a las instalaciones incluye un audiovisual donde se presentan los distintos usos de la energía producida pro el sol, las ventajas de esta fuente de energía renovable y el procedimiento para transformar luz solar en calor y energía a través de este espejo gigante.

Una visita muy interesante para todos, grandes y pequeños, y que complemente perfectamente un recorrido por una de las zonas menos conocidas de Francia y con grandes valores naturales y culturales. Volveremos a recorrerla próximamente.

Imagen | Font Romeu France
En Diario del Viajero | Mas sobre Pirineos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir