Publicidad
Publicidad

RSS Pirineos

Los aires más frescos del norte español en esta época del año, nos tientan a considerar esta zona como destino para una escapada de verano. Así descubrimos a Aínsa, una villa medieval en el Pirineo.

Rodeada por la reserva natural del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, la villa de Aínsa nos lleva a nuestro pasado medieval con sólo caminar sus calles.

Su casco antiguo, incluída la Plaza Mayor, data del sigo XII. Imposible obviar una visita a la iglesia que se encuentra en el lado opuesto de la plaza donde se encuentra el Castillo.

En el mismo casco histórico encontramos el Museo de Artes y Oficios Tradicionales, en el que se puede ver una gran recopilación de objetos en torno al tema de los oficios artesanos. Se ubica en una de las más espectaculares viviendas del casco antiguo, Casa Latorre.

Si buscamos participar o presenciar sus fiestas más significativas, tendremos que acercarnos a ver la representaciónn de la Morisma, o a los festivales internacionales del Castillo de Aínsa o la Expoferia del Sobrarbe.

La Morisma conmemora la victoria de las tropas cristianas frente a las musulmanas en los alrededores de la villa en el siglo VIII. Se celebra cada dos años, el fin de semana anterior al 14 de septiembre, en la Plaza Mayor de Aínsa.

Se dice que en la batalla, al capitán Garcí Ximénez se le apareció la Santa Cruz envuelta en llamas y que, gracias a la fuerza que este hecho le inspiró, llevó a su ejército a la victoria.

Aínsa se encuentra a 592 metros de altitud, entre los valles de Ara y del Cinca, una situación privilegiada cerca de la frontera con Francia, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, la Sierra de Guara y el valle de Benasque.

Llegamos a ella fácilmente desde Lleida (120 kilómetros), Huesca (96 kilómetros), Zaragoza (166 kilómetros) o Jaca (70 kilómetros)

Ver mapa más grande

Más info | Villa de Aínsa Diario del Viajero | Pirineos

En este rincón de los Pirineos podrás tocar las estrellas con la mano

Comentar
En este rincón de los Pirineos podrás tocar las estrellas con la mano

Un sueño anhelado por el hombre desde el principio de los tiempos. Levantar la mirada al cielo oscuro de la noche y estirar la mano para alcanzar una estrella. Muchos poetas se han inspirado en esta imagen para escribir hermosos poemas. Y siempre ha habido declaraciones de amor prometiendo bajarnos una estrella.

Si bien la realidad científica nos pone los pies en la tierra y nos hace saber que es imposible, yo prefiero quedarme con la versión romántica. Y casi... casi... podemos conseguirlo en este rincón del Pirineo catalán.

Leer más »
Publicidad

Mis consejos para visitar el Vall de Boí, Patrimonio de la Humanidad

2 Comentarios
Mis consejos para visitar el Vall de Boí, Patrimonio de la Humanidad

Hace ya casi 16 años que el Vall de Boí fue reconocido por UNESCO como un sitio digno de protegerse e incluirse en el listado de lugares Patrimonio de la Humanidad.

Se reconocía así la excepcionalidad de este conjunto de iglesias románicas que se encuentran increíblemente agrupadas en un pequeño y bellísimo valle en los Pirineos, en la provincia de Lleida.

Leer más »

Una escapada a Francia. Visitamos San Juan a Pie de Puerto

1 Comentario
Una escapada a Francia. Visitamos San Juan a Pie de Puerto

Hace un par de meses me acerqué a ver a mi chica que estaba de rodaje por el norte de Navarra, y cuando pudo librar un día, nos dimos una vuelta muy interesante cruzando la frontera. Fue una escapada a Francia en la que visitamos San Juan a Pie de Puerto o Saint-Jean-Pied-de-Port, una localidad de la zona del País Vasco Francés que está en el Camino de Santiago y que tiene mucho encanto como ahora veréis.

Tras un ascenso al puerto lleno de curvas, llegamos a esta villa francesa y nos decidimos a caminar por sus calles empedradas, con todo el sabor de los pueblos medievales y el encanto de sus gentes, muy franceses en los horarios y costumbres -bistrós, comer en terrazas, etc- y muy vascos en su aspecto y en los productos que vendían los comercios locales. Os cuento la experiencia.

Leer más »

Rutas por el Parque Nacional de Ordesa III: Los glaciares franceses y el Valle del Bujaruelo

Comentar
Rutas por el Parque Nacional de Ordesa III: Los glaciares franceses y el Valle del Bujaruelo

Como ya os conté en las dos entradas anteriores sobre el Parque Nacional de Ordesa y la subida al Monte Perdido, al hablar de Ordesa, estamos ante uno de los Parques Nacionales más impresionantes de España. Ésta es la última etapa que os voy a presentar, la ruta por los glaciares franceses hata el refugio de Sarradets y el Valle del Bujaruelo.

Tras haber subido y bajado el Monte Perdido, en esta última parte de la ruta por el Parque Nacional pasaremos a Francia por la Breca Roldán llegando al refugio de Sarradets. Una vez allí volveremos a España por el oeste y recorreremos el valle del Bujaruelo para volver a casa.

Leer más »

La isla española que se convierte en francesa cada seis meses (y donde Velázquez decoró una boda)

Comentar
La isla española que se convierte en francesa cada seis meses (y donde Velázquez decoró una boda)

Entre Hendaya (Francia), Irún y Hondarribia (España), discurre el río Bidasoa. Sería injusto decir que les divide, porque durante siglos el río ha sido compartido por españoles y franceses aunque también haya sido frontera caliente en determinados momentos de la Historia.

En uno de los tramos del Bidasoa, a su paso frente a Irún y Hendaya, encontramos una pequeña isla: la Isla de los Faisanes. No llamaría mucho la atención del visitante si no supiéramos su historia y su peculiar condición: se trata del condominio territorial más pequeño del mundo. Un territorio compartido entre Francia y España que se reparten su propiedad a partes iguales: seis meses cada una.

Leer más »
Publicidad

El Canigó, la montaña mágica donde encontrar un dragón de hierro

1 Comentario
El Canigó, la montaña mágica donde encontrar un dragón de hierro

Quienes aspiren a huir del mundanal ruido, de las terrazas, de las playas atestadas y de la chiquillería ruidosa como una asamblea sindical… el macizo del Canigó es el lugar idóneo para ello. Además, las playas quedan a pocos kilómetros, para los que no puedan tolerar un día sin chapuzón (desde la misma playa, de hecho, puede avirozarse el imponente macizo). El Canigó se encuentra entre el Pirineo francés y el catalán.

El Canigó es el símbolo de las tierras catalanas, y durante mucho tiempo se creyó la montaña más alta del Pirineo, con sus 2,784 m. (el Aneto es en realidad el pico más elevado de los Pirineos, con una altitud de 3.404). También es la montaña mágica por excelencia. Poblada por hadas, espíritus y otros seres míticos. Todos ellos exorcizados por una gran cruz de metal que se levanta justo en la cima, instalada allí por monjes. Sí, metal, porque el Canigó también guarda en sus entrañas minas de hierro, un hierro que tarda mucho más en oxidarse debido a su particularidad química.

Leer más »

Museo del Ovino, o ser pastores por un día

Comentar
Museo del Ovino, o ser pastores por un día

Los Pirineos tienen una fuerte presencia en la geografía y la historia de la Península Ibérica. En el corazón de estas montañas encontramos al sector correspondiente a Aragón, y es hasta allí donde nos vamos a trasladar para vivir como auténticos pastores por un día, cuidando del ganado y aprendiendo el oficio en el Museo del Ovino.

Desde el punto de vista geográfico, los Pirineos constituyen una cordillera montañosa situada entre España, Andorra y Francia que se extiende a lo largo de 415 km desde el mar Mediterráneo con el Cabo de Creus en su extremo Este, hasta el cabo Higuer que se asoma al mar Cantábrico en el golfo de Vizcaya, al Oeste.

Leer más »

Los 5 mejores sitios que he visitado este 2014

Comentar
Los 5 mejores sitios que he visitado este 2014

Exprimimos los últimos días que ya le quedan al año 2014. En breve empieza una nueva etapa en la que probablemente nos fijaremos nuevos objetivos, cambiaremos algunos hábitos e incluso nos decidiremos, por fin, a hacer aquello que siempre habíamos pospuesto. Ello incluirá, porque todos vosotros sois grandes viajeros, nuevas metas geográficas, o quizá viajar de otra manera más slow, o tal vez leer un poco más acerca de esos lugares que visitamos para sacarles todo el brillo que merecen.

Pero con la llegada de un año nuevo es inevitable echarle un vistazo al año ya pasado, recopilar lo que hemos vivido acaso para tener constancia de cómo hemos evolucionado, para no cometer los mismos errores, para seguir haciendo lo que nos ha hecho más felices. Por ello, tras echar un vistazo a todas las fotos que he tirado este año, lo que me ha llevado a recordar todos los sitios que he visitado, he escogido los 5 que más me gustó descubrir, los 5 a los que volvería en 2015 con los ojos cerrados (bueno, o muy abiertos, en realidad). Son los siguientes:

Leer más »

Visita un horno solar a 3.500 grados de temperatura

Comentar
Visita un horno solar a 3.500 grados de temperatura

Si alguna vez has intentado hacer fuego con unos trocitos de papel y una lupa, ¿puedes imaginarte un espejo gigante que puede producir 3.500 grados de temperatura concentrando los rayos solares? Se llaman "hornos solares" y en los Pirineos franceses encontramos a dos de los mayores del mundo.

Se trata de dos instalaciones diferentes ubicadas en la zona de los Pirineos Orientales, muy cerca uno del otro porque en esta zona se registran 300 días de luz solar al año y se garantizan la "materia prima".

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos