Compartir
Publicidad
Publicidad

La realidad del escritor de guías 'Lonely Planet'

La realidad del escritor de guías 'Lonely Planet'
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Puede que algunos o muchos de vosotros, viajeros empedernidos y avezados, hayáis soñado, en alguna que otra ocasión, con ser escritor de algunas de las guías turísticas más prestigiosas del mundo, como lo son National Geographic o Lonely Planet. Puede que incluso hayáis barajado la posibilidad de dedicaros profesionalmente a ello. Y es que resulta atractiva esa idea de que te paguen por viajar y contar la experiencia.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce en esta profesión de aventureros, y se tiende en exceso a mitificarla. Por ejemplo, la realidad del escritor de guías para Lonely Planet... la dura realidad del escritor de guías para 'Lonely Planet', percibida siempre como 'el no va más' de las guías de viaje, se aleja bastante de la idea que muchos de nosotros teníamos sobre esta actividad.

Así se desprende de una entrevista de TravelHappy a Simon Sellers, un editor y escritor freelance que ha viajado a Micronesia, Holanda y Japón para Lonely Planet, y en la que describe algunos de los aspectos más duros pero también menos conocidos de dicha experiencia, que resumo a continuación: 1. La realidad de este trabajo es que te pagan más bien por recoger folletos de información turística, horarios de transporte... o interrogar a los conserjes de los hoteles. La mayor parte del trabajo se basa en recoger hechos y cifras para actualizar la información, la periciable y la no periciable.

  1. Es un trabajo estresante para el que se necesitan nervios de acero. Perder un bus o un tren o pasarte demasiado tiempo en un pub podría obligarnos a visitar 20 hoteles al día siguiente en lugar de 10.

  2. Las restricciones financieras apenas te dejan tiempo para el ocio y placer, ya que tienes que aprovechar al máximo cada día para visitar varios hoteles, bares, restaurantes, oficina de turismo, estación de bus, tren...

  3. El sueldo de un escritor de Lonely Planet depende de lo eficiente que seas empleando el presupuesto y programando el trabajo, ya que ellos te dan una cantidad para que administres.

  4. Aunque se puede vivir de esta actividad trabajando muy duro, no se trata de un trabajo muy bien pagado y se trata de un proceso muy estandarizado. Pero si no te gusta, siempre habrá una legión de jóvenes escritores ávidos por hacer el trabajo prácticamente gratis.

  5. Si a pesar de todo todavía estás interesado en trabajar para Lonely Planet, necesitarás demostrar con ejemplos que tienes algún don para la escritura, experiencia en publicaciones y que has viajado algo, ya que si nos has estado fuera de tu país ya ni preguntes.

Y si aún estás interesado en dedicarte a esta actividad o profesión pero no te convence la opción de Lonely Planet, siempre te quedará la opción de hacerlo por tu cuenta. Como Robert Reid, un antiguo editor de estas guías de Lonely Planet que el pasado año decidió dejar de actualizarlas guías para publicar su propia guía online gratuita sobre Vietnam, alejada de cierto vicios de esas de Lonely Planet.

Vía | Viaja Blog Fotografía | Kaunokainen Más información | WrittenRoad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio